Arabia ataca a todos por igual

Publicado: 3.2.2016    steigan.no/traducción noruego.today

saudi1
Guerra económica.
El arma del petróleo es muy conocida en la política internacional. En 1973, Occidente, incluyendo a Estados Unidos, que no le gustó esta medicina cuando la OPEP fijó los precios del petróleo.
Esta vez es el propio Estados Unidos el que convierte el arma del petróleo, a través de sus lacayos del petróleo saudí. Como el mayor productor de petróleo tiene Arabia Saudita capacidad absoluta en el mundo para volcar los precios del petróleo. Y no hay duda de que esto afectará a Rusia, que es totalmente dependiente de los ingresos por exportaciones de petróleo y gas.
EE.UU. quiere poner a Putin de rodillas (y porqué no a Maduro en Venezuela que surte a Cuba?) con los precios tan bajos del petróleo, escribe Deutsche Wirtschaft Nachrichten, y continúa:
Bajo presión de los EE.UU. sobre Arabia Saudita, ésta aumentó su producción de petróleo masivamente. Ésto ha contribuido de manera decisiva a la caída del precio del petróleo. La caída del precio daña principalmente a Rusia que obtiene la mayor parte de sus ingresos estatales del petróleo y el gas que exporta. Si Arabia Saudita continúa esta guerra petrolera, el pdte. Putin se enfrentará a un significativo déficit fiscal.
Arma de doble filo
La administración estadounidense ha demostrado en varias ocasiones que no ha tomado sus estudios superiores en serio. En particular, los presidentes Clinton, Bush y Obama han descuidado las lecciones de estrategia cuando se trata de estudiar estrategas como el alemán Carl von Clausewitz y el chino Sun Tzu.
Von Clausewitz escribió en su obra principal “Vom Kriege” (Acerca de la Guerra):
“Nadie inicia una guerra – o, en su sano juicio no debería hacerlo -. Sin tener primero una idea clara de lo que quiere lograr con la guerra y cómo quiere terminarla”
En el arte de la guerra de Sun Tzu podría haber leído acerca de que “la guerra es un mal necesario, que en lo posible debe evitarse”. Podrían haber leído las tesis de que ningún país se beneficia de una larga guerra, por lo que se podrían haber dado cuenta de que la guerra sin fin que Bush hijo comenzó y que Barack Obama todavía sigue, no sólo es anti-humana y criminal, sino que también estratégicamente ridícula, como diría el sr. Sun Tzu.
Obama y su administración deben tener ideas muy vagas y mal fundadas, tanto en lo que quieren lograr y cómo van a manejar esta guerra. Es decir, que una caída en los precios del petróleo no sólo afecte a Rusia, sinó por supuesto, a todos los productores de petróleo.
El costo de extracción, transporte y almacenamiento sobrepasa las ganancias.
E Financial Times escribió en mayo de 2013 cuando el precio tocaba los U$90 el barril que ése era el límite del costo máximo que los Estados Unidos podían soportar  para tener ganancias del crudo de esquisto que ahora explotan en el país por medio del método del ‘fracking’ (fracturación hydráulica)..
Èste boom petrolero que según Obama hará que los EE.UU. se autoabastesca con ese tipo de crudo vendiéndolo a lo menos a $ 104.50 por barril.
La manipulación hacia abajo de los precios del petróleo que Estados Unidos a logrado a través de Arabia Saudita hace que la producción de crudo de esquisto americano sea aún menos rentable de lo que ya era.
Así la zancadilla económica de Obama también afecta el bolsillo de su propio país.
Siete de los países miembros de la OPEP necesitan un precio del barril de crudo a más de $ 110 por barril para poder cubrir sus presupuestos.
Incluso Arabia Saudita, que tiene bajos costos de extracción, ha incurrido en grandes gastos presupuestarios, en parte para evitar el malestar social interno y en parte para cubrir los grandes proyectos de desarrollo.
Eso significa que la demanda de petróleo presupuestaria del país es de alrededor de $100 por barril.
Osea que la guerra económica de los sauditas contra Rusia a nombre de los Estados Unidos es por lo tanto, irónicamente hablando, un bumerang que le da un fuerte golpe al bolsillo.
Sin embargo, dice el jefe del centro de Arabia Saudita para la política estratégica de petróleo, Rashid Abanmy, que el país está listo para bajar los precios del petróleo aún más hacia el suelo. Ésto significa dar al traste con todo lo que es de nuevas inversiones en la industria de petróleo mundiales.
¿Entonces qué estrategas militares y políticos echan a andar una guerra económica que los dañe a sí mismo? Es como dispararse en un pié..

Deja un comentario