Armas con la ayuda de la CIA

Publicado: 30.1.2016

Obama llora

Obama llora por niños muertos en tiroteo en su país

Fuente principal: The New York Times. Con la ayuda de la CIA, los gobiernos árabes y Turquía han aumentado considerablemente su ayuda militar a los combatientes de la oposición de Siria en los últimos meses, levantando un puente aéreo secreto de armas y equipos para el levantamiento contra el presidente Bashar al-Assad, según los datos de tráfico aéreo, entrevistas con funcionarios de varios países e informes de los comandantes rebeldes.
El puente aéreo, se comenzó a pequeña escala a principios de 2012 y continuó intermitentemente a través del otoño siguiente. Y ha crecido hasta incluir más de 160 vuelos militares de carga de Jordania, Arabia y de Qatar que aterrizan en el aeropuerto de Esenboga cerca de Ankara y, en menor medida, de otros aeropuertos turcos y jordanos.
De manera creciente el puente aéreo sigue el desarrollo de la guerra en Siria. Los rebeldes expulsaron al ejército de Siria de parte del territorio a mediados del año pasado, y aunque el gobierno de Obama ha negado públicamente dar ayuda a los rebeldes, la participación de la CIA en los envíos de armas continúa.  Se ha demostrado que los Estados Unidos está presionando fuertemente a sus aliados árabes a participar en la guerra civil.
Desde sus oficinas en lugares secretos, funcionarios de inteligencia estadounidenses han ayudado a los gobiernos árabes a comprar armas, incluyendo una gran adquisición desde Croacia, y ha elegido a los comandantes rebeldes y grupos que deben recibir las armas a medida que éstas aterrizan. Ésto lo confirman funcionarios estadounidenses desde el anonimato. La C.I.A. declinó hacer comentarios sobre los envíos o el papel que esta organización juega.
Los envíos tienen que ver con el futuro de Siria entre los estados musulmanes sunitas versus Irán, de religión chií y que sigue siendo el principal aliado de Assad. El secretario de estado John Kerry presionó a Irak para dificultar los envíos de armas iraníes a Assad a través del espacio aéreo irakí.

Oponentes sirios y algunos legisladores  y funcionarios estadounidenses han dicho que estos envíos a los rebeldes se deben a que Assad está recibiendo armas rusas e iraníes.

La mayoría de los vuelos de carga se han producido desde noviembre (2012), después de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos. Sin embargo los gobiernos turco y árabes están molestos por la lentitud de los avances de los rebeldes contra el ejército bien equipado de Assad. Los vuelos también se hicieron más frecuentes a medida que la crisis humanitaria en Siria se profundizó en el invierno y cascadas de refugiados cruzaron hacia los países vecinos.
El gobierno turco coordina gran parte del programa, como ayudas técnicas (gps) a los camiones que transportan los pertrechos militares a través de Turquía, ya que puede supervisar los envíos a medida que avanzan por tierra hacia Siria, dijeron los funcionarios. El volúmen de los envíos son muy grandes, de acuerdo con funcionarios que trabajan en el gasoducto y de un investigador de tráfico de armas sobre los aviones de carga implicados.
“Una estimación de la carga útil de estos vuelos sería de 3.500 toneladas de equipo militar”, dijo Hugh Griffiths, del Instituto de Investigación Internacional de Estocolmo para la Paz, que supervisa las transferencias ilícitas de armas.
“La intensidad y la frecuencia de estos vuelos”, agregó, “indica una operación clandestina logística militar bien planificada y coordinada.”
ninos muertos
Niños muertos por la guerra en Siria.
Los comandantes rebeldes y otros datos indican que Qatar y Arabia Saudita han estado enviando material militar a través de Turquía a la oposición desde principios y finales de 2012 respectivamente. Y que se eliminó un obstáculo importante a finales del pasado otoño de ese año después que el Gobierno turco acordara permitir el paso de los envíos aéreos y acelerar los envíos, dijeron las autoridades.
Al mismo tiempo, las armas y el equipo estaban siendo comprados por Arabia Saudita en Croacia y trasladados a Jordania en aviones de carga jordanos para los rebeldes que trabajan en el sur de Siria, y para trasferirlos a Turquía para los grupos rebeldes que operan desde allí, dijeron varios funcionarios.
Esta múltiple logística durante todo el invierno fué comentada por un funcionario estadounidense como “una catarata de armamento”.
Los funcionarios estadounidenses, los comandantes rebeldes y un político de la oposición turca han descrito las maniobras árabes como un secreto a voces, pero también han dicho que el programa está cargado de riesgos, incluida la posibilidad de comprometer Turquía o Jordania activamente en la guerra y de provocar una acción militar por parte de Irán .
Sin embargo, los comandantes rebeldes han criticado los envíos como insuficientes, diciendo que las cantidades de armas que reciben son demasiado chicas y demasiado livianas para luchar eficazrmente contra Assad. También acusaron a los que reparten las armas de ser lentos o corruptos.
“Los países de fuera nos dan armas y balas de a poco”, dijo Abdel Rahman Ayachi, comandante en Suqour al-Sham, un grupo de lucha islamista en el norte de Siria.
Hizo un gesto con la mano. “abren y cierran el flujo de las municiones como el agua”, dijo. Otros dos comandantes, Hassan Aboud de Suqour al-Sham y Abu Ayman de Ahrar al-Sham, otro grupo islamista, dijo que el responsable de distribuir las armas estaba haciendo un pésimo trabajo.
“Hay falsas brigadas del Ejército Libre de Siria que dicen ser rebeldes, y cuando reciben las armas las venden en el mercado”, dijo Aboud.
Un funcionario estadounidense señaló que el tamaño de los envíos y el monto de las distribuciones son enormes. “La gente sabe que entra mucha arma”, dijo. “Y así queman miles de municiones en poco tiempo.”
US plans to boost support for Syrian insurgents
El puente aéreo a los rebeldes sirios comenzó lentamente. El 3 de enero de 2012, meses después de la represión por el gobierno liderado por Alauí contra los manifestantes antigubernamentales, éstos ya habían comenzado a organizarce militarmente, y recibieron de la Fuerza Aérea del Emir de Qatar aviones de transporte C-130 que aterrizaron en Estambul, según los datos de tráfico aéreo.

Estos vuelos fueron la vanguardia. Semanas más tarde, el ejército sirio sitiaba a Homs, la tercera ciudad más grande de Siria. La artillería y los tanques atacaron los barrios y la infantería tomó la ciudad.

En todo el país, el ejército y las milicias leales estaban tratando de aplastar la rebelión, enfureciendo aún más a la mayoría árabe sunita de Siria, que fueron severamente golpeados. Entonces los rebeldes pidieron ayuda internacional, y más armas. Luego comenzaron los vuelos de carga de estados árabes, según los datos del tráfico aéreo y de información de controladores de tráfico aéreo.

En una serie de noches del 26 de abril al 4 de mayo, un enorme avión de fabricación norteamericana C-17 de la Fuerza Aérea de Qatar, hizo seis aterrizajes en Turquía, en el aeropuerto de Esenboga. Por el 8 de agosto los qataríes habían hecho 14 vuelos más con carga. Todos provenían de la base aérea de Al-Udeid en Qatar, un centro de logística militar estadounidense en el Medio Oriente.
Qatar ha negado el proporcionar cualquier tipo de armas a los rebeldes. Un funcionario de Qatar, que pidió el anonimato, dijo que Qatar ha enviado sólo lo que él llama ayuda ‘no letal’. Se negó a contestar más preguntas. No está claro si Qatar ha comprado y suministrado armas o solo proporciona servicio de transporte aéreo de tercer donante. Pero funcionarios occidentales y de Estados Unidos además de los comandantes rebeldes, han dicho que Qatar ha sido un activo proveedor de armas, tanto es así que los Estados Unidos comenzaron a preocuparse por algunos de los grupos islamistas que Qatar ha armado.
Los vuelos de Qatar junto a la acción militar de las fuerzas rebeldes en la provincia norteña de Idlib, con su campaña de emboscadas, bombas en las carreteras y ataques contra puestos aislados desplazaron las tropas de Assad y dieron apoyo a otras milicias rebeldes de la provincia. Como los vuelos continuaran hasta el verano, los rebeldes abrieron una ofensiva en esa ciudad, una lucha que pronto quedó empantanada.
El ex militar estadounidense David H. Petraeus, director de la CIA quien la dirigió hasta noviembre, fué responsable de ayudar a promover una efectiva red de aviación y presionó a varios países a colaborar con él.  Petraeus no contestó a los múltiples correos electrónicos pidiendo comentarios.
El ex funcionario estadounidense dijo ‘el gobierno estadounidense se involucró, en parte porque no veia que otros estados apoyaran a los rebeldes. El papel de la C.I.A. era facilitar los envíos, dijo, y tomamos cartas en el proceso, tratando de desviar las armas a los grupos islamistas y persuadir a los donantes de retener los misiles antiaéreos portátiles que podrían ser utilizados en futuros ataques terroristas contra aviones civiles.
Funcionarios estadounidenses han confirmado que altos funcionarios de la Casa Blanca fueron informados con regularidad sobre los envíos. “Estos países iban a hacerlo de una manera u otra”, dijo un funcionario. “Ellos no iban a pedir permiso a nadie, no?. Pero si pudiéramos ayudarles en alguna manera, ellos nos lo

agradecerían “.

Mas tarde hacia el otoño, la fuerza aérea de aviones de carga qatarí obtuvieron más fletes. Dia por medio en el mes de octubre con su carga de material bélico. Pero así y todo los rebeldes se quejaban de no tener armamento que le hiciera el peso a los tanques y la artillería de Assad, que dispone de lanzacohetes a granel y aviación. Algunos se quejaban y aún lo hacen de que la administración de Obama limita dar armas de largo alcance y antitankes.

raquete
“Armado o no armado, letal o no letal – todo depende de lo que Estados Unidos decide”, dijo Mohammed Abu Ahmed, quien lidera una banda de combatientes anti-Assad en la provincia de Idlib.
Pronto, otros actores se unieron al transporte aéreo: En noviembre, tres aviones C-130 de la fuerza aérea de Jordania aterrizaron en Esenboga, una aparición que confirmaría la entrada de Jordania y Arabia Saudita en esta guerra.
Tres semanas después, otros dos aviones de carga jordanos comenzaron a hacer recorrido ida y vuelta entre Amman, capital de Jordania, y Zagreb, capital de Croacia, donde funcionarios de varios países dijeron que los aviones recogieron una gran compra saudita de armas de infantería de un arsenal croata.
El primer vuelo regresó a Amman el 15 de diciembre, de acuerdo con la bitácora de tráfico aéreo registrada por un controladores de vuelos en Chipre.
En total, los registros muestran que dos aviones Ilyushin jordanos con el logotipo de la firma Air Cargo jordano Internacional, pero volando bajo códigos radiales de militares jordanos, realizaron un total de 36 vuelos de ida y vuelta entre Ammán y Croacia desde diciembre hasta febrero. Los mismos dos aviones realizaron cinco vuelos entre Ammán y Turquía este mes de enero (2013).
Como los vuelos jordanos estaban en marcha, los vuelos de Qatar continuaron y también de la Real Fuerza Aérea Saudí con una nutrida agenda. Al menos 30 vuelos de aviones C-130 a Esenboga desde mediados de febrero hasta principios de marzo de 2013, según datos de vuelo previstos por un funcionario regional de control de tráfico aéreo.
Varios de los vuelos saudíes fueron vistos entrando y saliendo a Ankara por civiles, que alertaron a los políticos de la oposición en Turquía.
“El uso del espacio aéreo turco en un momento tan crítico, con el conflicto en Siria a través de nuestras fronteras, y por los aviones extranjeros de países que se sabe que son fundamentales para el conflicto, define Turquía como parte en el conflicto”, dijo Attilla Kart , un miembro del Parlamento turco de la CHP partido de la oposición, quien confirmó los detalles sobre varios envíos saudíes. “El gobierno tiene la responsabilidad de responder a estas demandas.”
Funcionarios árabes turcos y saudíes se negaron a discutir los vuelos o cualquier transferencia de armas. El gobierno turco no ha aprobado oficialmente la ayuda militar a los rebeldes sirios.
Croacia y Jordania ambos negaron cualquier participación en el movimiento de armas a los rebeldes sirios. Funcionarios de aviación jordanos fueron aún más lejos como para insistir en que no hubieron esos vuelos de carga.
El director de carga de Jordanian Internacional de Carga Aérea, Muhammad Jubour, insistió el 7 de marzo que su empresa no tenía conocimiento de ningún vuelo hacia o desde Croacia.
“Todo no es más que mentiras”, dijo. “Nunca hicimos nada de eso.”
Un funcionario regional del tráfico aéreo que ha estado investigando los vuelos confirmó los datos de vuelo, y dió una explicación. “Jordanian Internacional de Carga Aérea”, dijo el funcionario, “es una empresa de pantalla de la Fuerza Aérea de Jordania.”
Tras ser informado del control del tráfico aéreo y los datos del gps que mostró las rutas del avión, el Sr. Jubour, de la empresa de carga, afirmó que su empresa no poseía ningún avión de carga Ilyushin.
Al preguntarle por qué la página web de su empleador sigue mostrando imágenes de dos Ilyushin-76MFs y el texto afirmando que eran parte de la flota de la compañía, el Sr. Jubour no tuvo respuesta inmediata. Esa noche el sitio web de la compañía fue bajado.
Informes fue aportado por Robert F. Worth desde Washington y Estambul; Dan Bilefsky de París; y Sebnem Arsu de Estambul y Ankara, Turquía.
https://youtu.be/ijFPMrptrwE
Obama llora en su discurso por niños muertos en tiroteo en USA

Deja un comentario