Burka y Niqab por prohibirse en Noruega

Publicado: 25.9.2016           noruego.today

burkini-gettyimages-590122158-e1471918066955

 “Que Allah te envíe enfermedad incurable”!
“Tú, porcino sucio, que Allah te queme en el Jahannum (infierno). Tú, perro mal criado Murtada kafir! (apóstatas musulmanes – no creyentes, que se castiga con la muerte) – reza uno de los mensajes que entró en el celular de Abid Raja el viernes por la noche. Raja es parlamentario en el congreso noruego (Stortinget) por el partido de centro izquierda “Venstre”.
Muy duras palabras recibe Abid Raja insultado por mensajes telefónicos.
El sábado, relata Raja, me llamaron ‘khinzir’, sobrenombre de los peores que significa jabalí (cerdo salvaje) y también me dicen ‘sucio traidor’
y se afirma que incluso sus padres le condenan:
“Que Allah te dé enfermedad incurable, ansiedad, angustia, pobreza, una vida dolorosa y miserable antes de la muerte, y deje que te pudras en Jahannam (infierno) para siempre!!!”
 
 – Bueno, dice Raja- estoy acostumbrado a recibir insultos altamente peyorativos de los llamados buenos musulmanes cuando me expreso con esperanza de cambios en la comunidad musulmana. Por lo general, esto ocurre en las redes sociales, con menos frecuencia por teléfono y mensajes. Hace tiempo que no he recibía este tipo de salvas, por lo que casi había empezado a olvidar lo repugnante y horrible que existe en nuestra pequeña comunidad musulmana en Noruega, dice Raja al periódico de ‘Oslo Verdens Gang’.
burka
– El niqab es cosa del pasado. Los musulmanes deben llevar el debate a sus mezquitas, dice Raja. El, de 40-años de edad, abogado y político nacido en Noruega de padres inmigrantes se considera a sí mismo un musulmán. Él cree que son los musulmanes noruegos que deben tomar una decisión y salir del uso del burka y el niqab que llevan las mujeres.
Esto es obsoleto y en colisión con la sociedad noruega. El niqab y el burka son antiguos atavíos religiosos que tienen como objetivo evitar que las mujeres sean miradas y piropeadas en la calle, y que sean acosadas sexualmente. Además para cubrirse ante hombres extraños. La tradición se deriva al menos de 1400-1500 años atrás, posiblemente más tiempo. Pero ésto ya no tiene lugar en la sociedad noruega, sí, ya no tiene lugar en ninguna parte del mundo. Para un noruego ver a una mujer circulando ataviada en burka o niqab es tan ofensivo como ver un hombre desnudo caminando por ahí, dice Raja.
– Pero estas ofensas refuerzan mi mensaje. Partes de la comunidad musulmana de Noruega necesita un cambio de mentalidad. Estamos lejos de reformar ciudadanos como estos, pero yo como político y ciudadano no tengo intención de callar. Voy a seguir peleando por cambios en la comunidad inmigrante musulmana. – En los tiempos que estamos se necesitan cambios de actitud más que nunca entre algunos musulmanes del ambiente extremo. Ellos deben ser desafiados y ponerles requisitos. Y por lo tanto no dejaré que el odio de ellos me detenga. Yo digo: ‘aquí estoy, listo para pelear,’ dice el parlamentario Abid Raja.
El periódico de Oslo ‘Verdens Gang’ llamó a un número de celular de donde provenían los insultos, pero el hombre que respondió se negó a responder a las preguntas antes de que el periodista fuera a la mezquita y se convirtiera al Islam. – No hablo con los no creyentes – dijo y colgó.
Afortunadamente, después que se publicó el artículo en Verdens Gang sobre la lluvia de insultos enviados a Abid Raja han sido abrumadoras las felicitaciones al parlamentario noruego por su valentía y entereza que se han enviado por los medios sociales.

Deja un comentario