Cameron en la Unión Europea: “Mucho ruido y pocas nueces”

Publicado: 20.2.2016            noruego.today

BRITAIN-POLITICS-VOTE

 Una obra de William Shakespeare se titula “Mucho ruido y pocas nueces”. Es un título apropiado para la reunión entre los líderes de Gran Bretaña (GB) y la Unión Europea (UE) el 19 de febrero de 2016.
El primer ministro británico, David Cameron, ha luchado con una opinión pública británica que se está convirtiendo cada vez más crítica a la UE.
Para tratar de debilitar esta oposición a la UE el primer ministro hizo mucha alaraca que haría una “demanda muy fuerte” a la presidencia de la UE, de lo contrario no podría garantizar el resultado de continuar en la Union.
Incluso consiguió ayuda del presidente de la UE, Donald Tusk, que llamó a las exigencias “muy, pero muy duras”.
Pero ésto fué solo una comedia barata. Tales exigencias ‘duras’ ni eran duras ni el resultado fué sensacional. Un punto en el que al parecer Cameron tuvo éxito fué que Sorbritannia no estará obligada a una “unión cada vez más estrecha” con la UE. A pesar de que algunos países de la UE de Europa del Este regañaron un poco, acordaron una frase más cómoda de que ‘el país se exime de esa obligación’.
Barack Obama ya de antemano había exigido que Gran Bretaña permaneciera en la UE. Una membresía británica asegura a EE.UU. una entrada privilegiada en la UE, y uno tiene que ser muy ingenuo si cree que los EE.UU. renuncia a esa palanca de hierro. Una salida de GB debilitaría además el papel de Londres como una de las orbes preferidas para el lavado de capital e inversiones raras. Y ésto no sería aceptado por los ‘inversores’ tampoco.
El resto de la reunión fué solo fantochería. Por ejemplo la oposición a la política migratoria de la UE era un tema a tratar, pero todo terminó en algunas formulaciones huecas como darle a los británicos por ejemplo posibilidad de recortar dineros de manutención familiar a los migrantes. Y otras cosas que en realidad estaban ya aclaradas de antemano.
El resto de la comedia se utilizó para tratar de aplacar a grupos nacionales, tanto en el Reino Unido, Francia y los países del este de la UE. Y ahora Cameron puede volver a casa y seguir luchando “a todo corazón y alma” en la campaña para asegurar la mayoría necesaria para que GB siga siendo miembro de la UE en la próxima votación. Todo ha sido ‘aspavientos’. Nadie cree que Cameron va a hacer campaña para retirarse de la Unión Europea.
La obra de Shakespeare “Mucho ruido y pocas nueces“, no es una de sus mejores obras, pero es muy superior al la ‘obra de 20 horas’ de los bufones de la UE.

Deja un comentario