Con un puntero ‘laser’ de 5 dólares se puede ‘encandilar’ un veículo sin conductor

Publicado: 23.12.2017           steigan.no/noruego.today

DRIVE+PX_illustration.1000x563

Un generador de impulsos y un puntero láser que se puede comprar por cinco dólares, es más que suficiente si alguien desea forzar el sistema de piloto automático en los vehículos autoconducidos para reducir la velocidad o realizar una maniobra de esquive. Esto lo demuestran dos experimentos realizados por un grupo de investigación coreano y un experto en seguridad irlandés, independientes uno del otro.
Esto lo escribe la revista técnica noruega Teknisk Ukeblad en sus páginas web. La revista continúa: “Es probable que el escenario de horror sea una realidad este año, cuando los primeros microbuses autonómos en un período de prueba conduzcan en las vías públicas en Dinamarca”.
En Noruega, solo esperamos que el Congreso (Stortinget) adopte la ley sobre vehículos autónomos antes de que los primeros autobuses se lancen al tráfico.
El rayo laser externo encandila y confunde a los sensores
En unos años, posiblemente llegue la primera ola de autos autónomos. Común a muchos de estos es que utilizan sensores ‘lidar’ para detectar el entorno y así orientarse en el tráfico.
El ‘lídar’ es un acrónimo del inglés LIDAR, Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging) es un dispositivo que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie utilizando un haz láser pulsado.
La distancia al objeto se determina midiendo el tiempo de retraso entre la emisión del pulso y su detección a través de la señal reflejada. En general, la tecnología ‘lídar’ tiene aplicaciones en geología, sismología y física de la atmósfera. También se investiga su uso en vehículos, especialmente los autónomos. (Tomado de Wikipedia).
Pero los ‘lidares’ pueden confundirse y desorientarse fácilmente. El uso de estos sensores por lo tanto constituye un problema de seguridad, advierten los investigadores del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología en su informe “La ilusión y el encadilamiento’ y Experimentación Adversa del Canal Optico sobre el ‘lidar’ para aplicaciones automotrices“, publicados en la Asociación Internacional para la Investigación Criptológica. El fabricante de automóviles Hyundai es quien ha financiado la investigación.
Un intento similar se realizó en 2015 por Jonathan Petit, quien actualmente es Director Senior de Investigación de Innovaciones de Seguridad .
Simuló un ataque a un sensor láser conectado a un sistema de control y un generador de impulsos, que en conjunto emula a un peatón o una pared en la parte delantera del coche de auto-conducción, logrando confundir el sensor de ‘lidar’ en el vehículo que se utiliza para identificar los objetos en la via.
El láser es controlado por un mini ordenador para enviar una señal exacta que al ser ‘encandilada’ por otro laser externo puede confundir al coche y creer que es un peatón, una pared o un coche que se aproxima ubicados en cualquier lugar de 250 a 2 metros por delante del sensor, explicó Jonathan Petit.
“Puedo simular miles de objetos y básicamente realizar un ataque de denegación de servicio en el sistema de seguimiento para que el coche no pueda rastrear objetos reales”, dijo acerca del método utilizado.
La tecnología ‘lidar’ es principalmente ‘los ojos’ de conducción del vehículo auto conducido y también es lo que permite a los robots elegir realizar una acción. Los coches Tesla se basan en radar y cámaras, pero por lo demás usan ‘lidares’, que pueden ser engañados con mucha facilidad para que ‘vean’ otras cosas que las reales.
Olli
 
Tecno entusiastas alegres
Aquellos que están entusiasmados con los vehículos autónomos intentan reducir la importancia de estos problemas y prometen que ciertamente serán resueltos. Pero los experimentos muestran que esto potencialmente puede ser muy peligroso y que nos enfrentamos a una tecnología inmadura.
La actitud de los políticos hacia los autos sin conductor o autónomos es que vienen ya como si fuera una ley natural. El 3 de marzo de 2017 Noruega firmó una contrato de intención con la Union Europea (UE) sobre pruebas y demostración de automóviles autónomos. En las páginas web del gobierno noruego, se lee que Noruega va a estar a la cabeza en lo que respecta a la introducción de automóviles sin conductor. El ministro de Transporte y Comunicaciones, Ketil Solvik-Olsen, quiere ya autobuses sin conductor en el tráfico dentro de un par de años. Pero nadie puede responder preguntas tan simples como: ¿porqué deberíamos tener automóviles sin conductor?
Nos enfrentamos a un cambio dramático en el transporte por carretera. ¿Cambiará la estructura urbana que tenemos hoy? Y ¿tendrá consecuencias trascendentales que es difícil visualizar? Pero obedecemos como un rebaño de ovejas. Casi nadie pregunta sobre el uso de los recursos o los problemas fundamentales de delegar tanto en los robots. ¿O qué tal privar a las personas de su capacidad para decidir dónde y como conducir? ¿O qué hay de la seguridad? ¿Qué tal el pirateo (hacking)? Y cuántos choferes se quedan sin trabajo? En relación a esto último India va contra la corriente: prohibe el uso de coches autónomos para proteger los empleos del país.
Empresas sofisticadas alaban y pregonan sus proyectos
Quienes impulsan este gran cambio son un pequeño grupo de las empresas industriales más poderosas del mundo. Necesitan un nuevo mercado para sus productos y se aseguran de que tengamos políticos y medios de comunicación que nos digan que esto es lo que necesitamos.

Deja un comentario