Desigualdad social en el mundo reanima la lucha de clases

Publicado:25.3.2016             noruego.today

rio

En todo el mundo, la brecha entre ricos y pobres sigue aumentando y está fuera de control. La desigualdad extrema no es accidental o inevitable, sino el resultado de decisiones políticas deliberadas. Juntos, podemos cambiar las reglas y combatir la desigualdad que socava nuestra lucha contra la pobreza. Únete a la lucha para acabar con la brecha entre las personas ricas y el resto.
Einstein

La desigualdad extrema es el principal desafío de nuestro tiempo, pero no es inevitable, y podemos ponerle freno. Podemos hacer mucho para cambiar las reglas del juego y lograr que este mundo sea un lugar más justo.

Juntos, debemos exigir a los Gobiernos que se comprometan a:

  • Garantizar la equidad y transparencia de los sistemas fiscales, sin que existan vacíos legales en materia fiscal, de modo que los más ricos tributen lo que les corresponda de manera justa.
  • Invertir en servicios públicos esenciales y no privados, como la atención sanitaria y la educación universales, a fin de que todas las personas tengan la oportunidad de prosperar.
  • Garantizar que todos los ciudadanos cuenten con empleos dignos y salarios justos.
  • Garantizar que las políticas económicas estén orientadas a reducir la desigualdad entre hombres y mujeres.
  • Que su prioridad sea trabajar al servicio de la ciudadanía. Los intereses de los más ricos ya no pueden prevalecer sobre los del resto de nosotros.

Acabemos con la desigualdad extrema. Es hora de cambiar las reglas.

Deja un comentario