EE.UU. exporta basura electrónica a China. Regresa reciclada a las fuerzas armadas y demás

Publicada: 16.7.2017              noruego.today

women-melting-ewaste_002.jpg
Se presentó en 2016 un proyecto de ley al Congreso de los Estados Unidos para detener la exportación de desechos electrónicos a fin de reprimir las operaciones que “socavan la seguridad nacional” regresando productos reciclados a las cadenas de suministro estadounidenses.
La ley de Exportación y Reciclaje de Residuos Electrónicos Seguros (SEERA), que fue presentada por los representantes Gene Green, demócrata de Texas, y Paul Cook, un republicano de California, pretende detener el flujo de residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (siglas en inglés:RAEE) a Estados Unidos a menos que se cumplan ciertas condiciones específicas.
Los creadores del proyecto dicen que aborda un tema de investigación y estudio del Comité de Servicios Armados del Senado que encontró 1.800 casos de piezas falsificadas en tecnología militar, incluyendo aviones de combate como los F-35, sistemas de guía de misiles, submarinos y helicópteros. (ver noruego.today 9.3.16)
electronicwaste.jpeg
Greenpeace en acción (enlace en inglés)
La pancarta dice “La basura tóxica no es bienvenida aquí” en el barco “Yang Ming”, cargado de residuos electrónicos (e-waste) de los EE.UU. a Hong Kong donde los activistas de Greenpeace están protestando contra la importación de residuos electrónicos.
Más del 70 por ciento de los casos se remontan a la provincia de Guangdong en el sur de China, donde, según el estudio, la industria del ‘reciclado’ los convierte en productos que parecen nuevos. Los comentadores en prensa y online en EE.UU. lo llaman “falsificaciones”. El estudio llegó a la conclusión de que “no hay manera de predecir la calidad resultante, cuánto durarán y qué garantía hay de eventuales fallas”.
antimis.jpg
Escudo anti misiles de Nato
En el 2011, el General Patrick O’Reilly, director de la Agencia de Defensa de Misiles, dijo: “No queremos que la confiabilidad de un interceptor de misiles de USD$ 12 millones se vea comprometida por un componente falso de USD$ 2”.
Green y Cook también han citado a expertos en defensa que han sugerido que hasta se puede colocar electrónica manipulada para ayudar a los hackers y ciber-terroristas a lanzar ataques. Al retener la electrónica ‘desechada’ en los EE.UU. para ser reciclada, afirman, no podrían minar la seguridad nacional.
Las falsificaciones amenazan la tecnología médica y de transporte de EE.UU.
Según la Asociación para el Reciclaje de Electrónica de América (CAER), las falsificaciones también están amenazando a las industrias civiles, con dispositivos que incluyen chips falsificados incluyendo “máquinas de goteo intravenosas, desfibriladores externos automatizados utilizados para salvar víctimas de ataque cardíaco, y sistemas de frenado para trenes de alta velocidad».
Un informe publicado por el CAER explicó que los falsificadores a menudo reciclan los microchips usados de Residuos de Equipos Electricos y Electrónicos (WEEE sigla en inglés) que han sido legalmente exportados de los Estados Unidos.
La asociación, que incluye a más de 130 empresas de reciclaje estadounidenses, explica que los microchips utilizados en productos reciclados se pueden ‘cosechar’ de cualquier aparato que tenga un microchip, pero principalmente de los computadores.
Un informe publicado por el CAER explicó que los falsificadores a menudo reciclan los microchips usados de Residuos de Equipos Electricos y Electrónicos (WEEE sigla en inglés) que han sido legalmente exportados de los Estados Unidos.
La asociación, que incluye a más de 130 empresas de reciclaje estadounidenses, explica que los microchips utilizados en productos reciclados se pueden ‘cosechar’ de cualquier aparato que tenga un microchip, pero principalmente de los computadores.
Estas empresas suelen estar certificadas según los estándares de la industria en EE.UU. Sin embargo, el CAER afirma que sigue habiendo un número considerable de “seudos recicladores” que recogen la electrónica con el compromiso de seguir las reglas legales, pero que luego exportan a países en desarrollo (incluyendo China) que carecen de protección adecuada para los trabajadores y el medio ambiente.
chine
Los EE. UU., es el mayor productor mundial de RAEE, actualmente no restringe las exportaciones de ‘basura’ electrónica, y los RAEE se exportan comúnmente a través de los puertos de la costa oeste, donde los contenedores de los buques de carga que regresan a China después de la entrega de mercancías pueden ser utilizados a bajo costo.
Tom Sharpe, vicepresidente de la Corporación SMT, distribuidor de electrónica y proveedor de servicios para las industrias estadounidense de defensa y aeroespacial, dijo: “Las piezas falsificadas pueden ser extremadamente difíciles de detectar una vez que entran en la cadena de suministro”. A pesar de los admirables esfuerzos de las agencias de defensa y sus socios de la industria, los falsificadores han mejorado su sofisticación y el problema ha seguido creciendo.
“Hoy en día, estamos realmente ayudando a los falsificadores, proporcionando un suministro barato y abundante de materias primas. Restringir las exportaciones de desechos electrónicos de EE.UU. a través de SEERA jugaría un papel vital disminuyendo en gran medida que los desechos conteniendo componentes electrónicos como los chips y crearía una forma de frenar a los falsificadores”.
Debemos combatir la amenaza del reciclado
Cook, miembro de la Subcomisión de Asuntos Exteriores de Terrorismo, que tiene la supervisión de las exportaciones para evitar posibles amenazas a la seguridad nacional, dijo: “China regularmente recicla la electrónica y la pone de nuevo en el mercado. Estos componentes electrónicos amenazan la fiabilidad y la seguridad de una amplia gama de tecnología.
“SEERA se asegurará de que no estamos exportando desechos electrónicos que vuelven a nosotros como piezas recicladas que socaven la fiabilidad de la tecnología esencial para nuestra seguridad nacional”.
Green añadió: La basura electrónica (“E-waste), es un segmento de rápido crecimiento de nuestro flujo doméstico de residuos. Este problema continuará creciendo a menos que el Congreso actúe para asegurar que los residuos electrónicos sean reciclados responsablemente en los Estados Unidos y fuera de las manos de los falsificadores (lease recicladores) en el extranjero “.
Más información de la asociación CAER en su pag. web. (en inglés), y aquí.
Piratería inversa (comentario de noruego.today)
Esta problemática de los residuos electrónicos pone en relieve una vez más la práctica ilógica del capitalismo. Si comparamos las costosas iniciativas armadas para controlar la piratería en el sur de Africa y las casi nulas iniciativas de los gobiernos de los países productores de equipos eléctricos y electrónicos para reciclar su propia basura,
prefiriendo enviarla a vertederos en países débiles o sin legislatura adecuada.
Quizás sería una buena idea el aliarse con China y otros países para reciclar los residuos correctamente en lugar de retener ‘algunos’ residuos y solo exportar los más ‘inofensivos’.

 

Deja un comentario