EEUU amenaza con atacar la red eléctrica e informática de Rusia

Publicado: 6.11.2016            steigan.no/noruego.today

Ataque

Los piratas militares informáticos (hackers)
estadounidenses han penetrado la red de energía de Rusia, la red de telecomunicaciones y sistemas de mando del Kremlin, escribe NBC News. Así se ha realizado un amplio preparativo para ataques cibernéticos de la infraestructura civil y militar de Rusia. Ver más de la NBC (en inglés).
Planes de guerra cibernetica entre Estados Unidos y Rusia
Funcionarios estadounidenses han dicho varias veces que Rusia, China y otras naciones han colocado programas de hackers en la estructura de datos de Estados Unidos que pueden cortar el suministro de energía y de Internet en ese país. Sin embargo, nunca se presentó alguna evidencia de esto.
Pero NBC afirma que han visto los documentos que muestran que los EE.UU. han infiltrado la red rusa y que esto fue confirmado por un funcionario jefe de la inteligencia en los Estados Unidos.
El portavoz de la cancillería rusa Maria Zakharova dijo que Rusia exige que los EE.UU. desmienta tal noticia. De lo contrario, se verá como una confirmación de que el gobierno de los Estados Unidos se involucra en el terrorismo cibernético. Ver más.
El periódico inglés The Guardian señala que los ataques cibernéticos a otras naciones es una especialidad norteamericana.
Es la filtración de documentos lo que es relativamente nuevo. Los EE.UU., por supuesto, tiene una larga historia de interferir en las elecciones extranjeras, así como el periodista Ishaan Tharoor semana detalló la semana pasada en el diario Washington Post. Esto no pretende excusar presuntas acciones de Rusia, pero todo quien escucha se sorprende con horror sobre esto, porque vamos rápidamente en camino hacia no sólo una guerra fría digital, sino tal vez algo mucho peor.
Estados Unidos y la OTAN declaró en julio del año 2016 que tomarían un ataque cibernético como si fuera un ataque militar y que también se activará el artículo 5 de la OTAN, es decir, un ataque a un miembro es un ataque contra todos, y todos estamos obligados a responder con contramedidas.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (noruego) dijo en una conferencia de prensa en el marco de la cumbre de la OTAN que la OTAN ahora por primera vez se considera a la Internet como un frente de guerra, además de los campos de batalla tradicionales de aire, tierra y mar, escribe la United Press International (UPI). Ver artículo en inglés.
En la propia web de la OTAN se cita a Stoltenberg de la siguiente manera:
“Hemos acordado que vamos a tomar el ciberespacio como un dominio operacional. Al igual que el aire, mar y tierra la ciber defensa es parte de la defensa colectiva. La mayoría de las crisis y los conflictos actuales tienen una dimensión cibernética. Por lo tanto el considerar lo cibernético como un dominio operativo nos permitiría proteger mejor nuestras misiones y operaciones”.
El 21 de octubre de 2016 se supo de un extenso ataque cibernético que habría afectado a los EE.UU. y Europa. Pero nadie lo ha atribuido a Rusia. De acuerdo con la empresa tecnológica Bloomberg se contrajo un virus por medio de algunas cámaras de fabricación china que fueron infectadas por alguien.
Si los Estados Unidos llegara al extremo de atacar la infraestructura cibernética civil y militar de Rusia sería obvio que Rusia va a verlo como una grave afrenta de guerra.
Hasta ahora no hay nada que apunte a que Rusia ha atacado las redes en los Estados Unidos. Sin embargo ha habido muchos ataques por parte de hackers anónimos. Habrá probablemente muchos más. Y se supone que es solo el Pentágono quien define uno de esos como un “ataque de Rusia”, y allí tendríamos la primera guerra cibernética en boga. O que incluso algunos aparatos conectados a la red sean infectados con un virus que luego se extienda a lo largo de toda la web.
Puesto que Occidente ha construido una psicología que dice que es Putin el culpable de todo lo malo en el mundo, no hay gran distancia de una guerra cibernética a gran escala. Es una guerra de la que no sabemos mucho, por lo que nos falta experiencia que pueda decirnos lo lejos que estamos de allí a los primeros disparos y lluvia de bombas. No es muy lejos por
desgracia.

 

Deja un comentario