El gobierno noruego pretende regalar millones para la fundación del oligarca Soros

Publicado: 1.5.2017             steigan.no/noruego.taday

 

soros

Esto expresa uno de los especuladores más grande del mundo:
Nosotros [en Soros Fund Management] usamos opciones y otros derivados más exóticos con moderación. Tratamos de captar nuevas tendencias temprano y en etapas posteriores tratamos de captar las inversiones de tendencia. Por lo tanto, tendemos a estabilizar en lugar de desestabilizar el mercado. No lo estamos haciendo como un servicio público. Es nuestro estilo de ganar dinero.
Noruega pretende regalar más de 300 millones de coronas -aprox. 40 millones USD-  a la fundación privada Estefan Batory en Polonia, la que es controlada por el especulador y multimillonario George Soros.
Las reacciones a esto son fuertes en Polonia, porque el actual gobierno polaco lo ve como una intromisión indebida en los asuntos internos. Las reacciones deberían ser más fuertes en Noruega.
Esta es una enorme cantidad que el Gobierno de la sra. Solberg quiere regalar a Soros y su fundación en Polonia. Algunos ciudadanos noruegos se preguntan ¿”qué le habrán puesto en el trago a la ministro de Estado Erna Solberg”?
En el sitio web regjeringen.no, no hay documentos que puedan decir lo que esta fundación Batory es, solo que es ‘reconocida’. ¿porqué el gobierno le da dinero, o qué tipo de control Noruega tiene con el uso de esos fondos.
La fundación Batory es de hecho independiente de las autoridades polacas, pero por lo demás no lo es. Esta agrupación es parte del programa altamente partidista del oligarca George Soros que entre otras actividades opera en contra del Acuerdo de Minsk en Ucrania y con intentos de infiltración en Bielorrusia. Su apoyo a las ONG en Polonia es casi idéntico del que la fundación de Soros ha hecho en otros países, en preparación para las llamadas ‘revoluciones de color’ o de intromisión política.
Algunos observadores internacionales suponen que Soros es parte del brazo de ataque para dar los llamados ‘golpes suaves’. Esto es derrocar o destruir los sistemas políticos que no favorecen al sistema ultra capitalista de occidente.
No es una coincidencia que la fundación ha elegido el nombre de un brutal guerrero polaco, el rey Estefan Báthory, que también era el gobernante del Gran Ducado de Lituania y emprendió la guerra contra Rusia.
Pero ¿por qué Noruega tiene que dar dinero a Soros? No hay rastros de documentos, ya sea en el parlamento o el gobierno para dar cuenta de esto. No hay estudios ni análisis críticos, y hasta hoy cero transparencia.
Tales regalos irresponsables con dinero de los impuestos de Noruega no son sólo política exterior, es en alto grado concerniente a política interna de Noruega. A lo sumo, se trata de una grave negligencia en el cumplimiento del deber del ministro de Asuntos Exteriores Börge  Brende y de la ministro de Estado Erna Solberg.
Sin embargo, hay algún político o medios de comunicación en Noruega que tratan de aclarar lo que está pasando? Desgraciadamente aún no.
Esto también es definitivamente un asunto de la Auditoría Nacional Noruega,
que ‘por coincidencia’ está controlada por políticos de derecha, de lo cual se puede deducir una camaradería entre Erna Solberg y sus copartidarios como el ministro del exterior Börge  Brende y el jefe de Contraloría Per-Kristian Foss.
Anteriormente se han regalado millones de dólares a la fundación Clinton, también Noruega ha dado apoyo militar y financiero a los llamados “rebeldes y oposición moderada” en Siria,  que ya se ha comprobado ser grupos armados con apoyo de la alianza occidental liderada por Estados Unidos.

Deja un comentario