España al borde de una quiebra política

Publicado: 2.3.2016             noruego.today

rajoy sanchez europa press_1_630x630

                                                      Rajoy (PP) y Sanchez (PS)
Solo palabras, mucho ruido y pocas nueces. Como típico “socialista light” Pedro Sanchez del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) continúa la política de “sabores auténticos que se entremezclan”.
En su discurso en el congreso español que duró 1 hora y 36 minutos solo abordó difusos deseos de querer gobernar en concenso con todos los partidos políticos.
El periódico El Mundo  además publica:
España enfrenta en la actualidad una crisis política que amenaza la hegemonía de sus dos grandes partidos, el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Varios factores explican el origen de esa crisis. En primer lugar, se señala al coletazo de la quiebra de empresas financieras y del sector inmobiliario derivada de los escandalosos fraudes de la banca hipotecaria de los Estados Unidos que, desde 2008, generó graves consecuencias en la economía de varios países, entre ellos España, con secuela de un desempleo que llegó a alcanzar picos de 26% de desocupados, numerosas ejecuciones hipotecarias y una sombría recesión económica que ni el PSOE, anterior partido de gobierno, ni el PP, actual partido gubernamental han podido resolver cabalmente.
A esas consecuencias económicas hay que agregar los escandalosos casos de corrupción, tanto en la esfera gubernamental, como en el sector bancario, frente a lo cual la sociedad española estima que ha sido poco lo que han hecho estos dos partidos tradicionales durante sus gestiones de gobierno para castigar a los culpables y corregir las causas de este mal perverso que se refleja en el enriquecimiento ilícito de notables burócratas y otras figuras públicas, incluyendo personalidades muy cercanas a la Corona, así como prominentes ejecutivos del mundo de las finanzas. Además han sido notables los casos de defraudación fiscal, sector en el que se estima que, solo en 2012, la cifra relativa a la evasión del IVA supero €12.400 millones.
Frente a ese telón de fondo se germinó el llamado movimiento de “los indignados” que, por lo general de manera pacífica, protestaban en todo el país, en multitudinarias manifestaciones como demostración del malestar de la sociedad española, ante la incapacidad de los gobiernos para darle respuesta racional a la crisis social y al deterioro de la institucionalidad democrática y la pérdida de principios éticos en la gestión gubernamental y en los negocios privados, además, por la poca participación ciudadana en los procesos democráticos del país.
El movimiento de los indignados fue el germen que más recientemente dio origen a Podemos, como organización política constituida en enero de 2014, con pretensiones de dar respuesta al vacío institucional que está dejando el PP y el Psoe, creando la creciente insatisfacción de la comunidad española, por la incapacidad y falta de voluntad de esos partidos para atacar, sin vacilaciones los graves problemas éticos, económicos y sociales del país.
Cabe destacar que a apenas cuatro meses de haberse convertido en partido político Podemos participó en elecciones para el Parlamento Europeo logrando 8 % de los votos, lo que le permitió ganar 5 de los 54 escaños que configuran esa institución internacional.
El equipo de dirigentes de Podemos lo integran fundamentalmente un grupo de jóvenes académicos de las facultad de Ciencias Políticas y Sociología y de la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid. Son sociólogos, psicólogos, politólogos, abogados, historiadores y muy pocos con formación en ciencias económicas o experiencias de gobierno. Destacan en este grupo Juan Carlos Monedero, Iñigo Errejon y Pablo Iglesias, quienes han sido asesores del actual gobierno venezolano. El vocero y líder más destacado de Podemos es Pablo Iglesias, exmiembro en su juventud del partido comunista español, electo secretario general del partido con una votación del 88 %, en la Asamblea Ciudadana que realizó esa organización en noviembre de 2014.
Ideológicamente Podemos no tiene aun un perfil definido; sin embargo, a juzgar por declaraciones de sus más importantes voceros, especialmente Pablo Iglesias, no hay dudas de que se trata de una corriente populista con claro signo de ultraizquierda, influenciada por ideas de Francisco Gramsci, uno de los fundadores del Partido Comunista Italiano, Laclau, Lenin y Carl Schmitt, que se reflejan en sus planteamientos programáticos, entre otros, el reparto de la riqueza como respuesta a la desigualdad promovida por el capitalismo, fomentar la indignación y el espíritu de rebeldía, reducir la jornada de trabajo y la edad de jubilación como formas de generar empleos, la hegemonía comunicacional, la promoción de un solo gobierno mundial democrático y transparente.
 En la antesala de las próximas elecciones que se tendrán en España, las autónomas y municipales previstas para mayo y las generales en noviembre, Podemos aparece liderizando en la más reciente encuesta de Metroscopia -11 de enero de 2015- en intención de voto con 20,4 %, por encima del PP (12.8%) y del Psoe (12,3%). Pablo Iglesias, el líder de Podemos ya es una figura reconocida por 97 % de los españoles, con una aprobación del 36 %, por encima de la de Mariano Rajoy (23 %) y del nuevo líder del Psoe, Pedro Sánchez (32 %). La referida encuesta señala que, si las elecciones generales se hubieran realizado en el mes de enero, Podemos hubiera logrado  28,2%, superando al PP (19,2%) y al Psoe (23,5%). Dentro de esa votación de Podemos, el sondeo revela que 92 % de sus votantes lo harían para acabar con la corrupción y  86 % para acabar con el bipartidismo.
Comentario de Pablo Iglesias (Podemos) en video después de finalizado el discurso de Pedro Sanchez (PSOE).

Deja un comentario