Europeos indignados por el tributo de la élite económica a la globalización

Publicado: 16.10.2016             noruego.today

Tratado+de+Roma+-+1957

– La aclamación de la élite por la globalización ha creado una rabia fundada entre los ciudadanos europeos, que experimentan la globalización como una aberración política, social y humana
Esto dice el investigador de Asuntos Exteriores y autor Asle Toje en una entrevista con el diario danés Kristeligt Dagblad.
Asle Toje colaboró en el comité Brochmann que evalúa las consecuencias a largo plazo de la alta inmigración.
Según Toje los ciudadanos europeos desean que se les devuelva su nación y la cercanía a ella. Él afirma que las teorías sobre la globalización y sus efectos positivos durante décadas se extienden en las universidades en todo el mundo occidental.
– ¿Qué causó la ruptura entre las élites y el público en general por lo de ensalzar la globalización?
– La respuesta es tan simple como que las élites están disfrutando de una gran cantidad de beneficios, mientras que los estratos populares han experimentado muchos de los aspectos negativos de la globalización, dice Toje a ABC News.
El ha escrito los libros “Rojo, blanco y azul” acerca de la democracia en Europa” y “La jaula de hierro: la crisis del liberalismo.” Este último viene en una nueva edición con dos capítulos adicionales que detallan sus pensamientos.
– Los evangelistas de la globalización  se han enriquecido.
– Los que acuden a Davos en Suiza tienden a asumir que la globalización significa un solo ‘ganar-ganar’, ya que lo ha sido para ellos. Les resulta difícil ponerse en el lugar de la gran mayoría, añade.
– Las advertencias contra las consecuencias negativas de lo ‘ilimitado’ ha sido visto como reaccionaria y poco realista, mientras que los políticos les han llenado los oídos a los votantes con conceptos tales como ‘modernismo,  diversidad y multiculturalismo’, dice Toje al periódico danés Kristeligt Dagblad.
El sueño de la élite es, de acuerdo a Toje, crear un mundo sin fronteras con comunidades digitales sin raíces, en lugar de las comunidades locales.
– En una Europa, en la que casi no hemos visto el crecimiento económico en la última década y la desigualdad económica ha aumentado. Donde los evangelistas de la globalización se hacen ricos y viven agrupados en barrios lujosos mientras que  el resto se cobija en las ruinas, dijo a ABC News.
Según Toje es Brexit, Trump y el referéndum en Hungría una expresión de ésto,
La única cosa que no harán
Con una Unión Europea cada vez más supranacional está Europa, según el investigador y autor Toje, en medio de un ‘pasado nacional’ y un futuro no definido ‘post-nacional’.
– Nuestros líderes escondieron al público que la estación final del proyecto de integración fue un ‘Estados Unidos de Europa’ gobernada desde Bruselas. Al no reconocer esto, no lograron crear una base para que las personas pudieran unirse, dice Asle Toje.
-Al público se le dijo que iban a conservar la autonomía nacional. Y muchos creen que esta autonomía se debe utilizar para controlar la inmigración. No es necesario tener educación superior para ver que la inmigración masiva en una región en un momento de crisis económica será controvertido.
– El primer impulso de nuestros políticos es mentir. Los políticos no están dispuestos a reducir la inmigración en mayor grado. Ellos dicen que lo van a “tomar en serio” y quieren nombrar comités de estudio. Lo único que no harán, es reducir lo que a escala histórica es una muy elevada inmigración.
El público indignado
– ¿Control de la inmigración, cuándo?
– Si ponemos la inmigración a partir de 2015 sí lo hubo. Sin embargo, la reducción no es mayor que la que tenemos hoy.
Toje cita a la primer ministro de Alemania, Angela Merkel que se destacó por abrir la puerta a gran número de refugiados y migrantes el año pasado, como un ejemplo.
– Ante el descontento generalizado sobre su política de inmigración de puertas abiertas, ella responde: “No he hecho nada malo. Simplemente no he sido lo suficientemente buena para explicar lo que he hecho. “La gente que no entiende sí es un problema. Con un poco más de estudio reconocerán las bendiciones de la globalización”.
Toje toma nota de que el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán en el referéndum último sobre la inmigración trata de indicar que al pueblo húngaro no le gusta esto.
– Pero sí vemos cómo los medios de comunicación liberales presentan esto muy cínicamente. Lo cínico es presionar para dar más poder a Bruselas. Osea los ciudadanos tienen que aceptar constantemente más y mås desgobierno, afirma Asle Toje.

Deja un comentario