La CIA, una organización criminal

Publicado: 27.9.2017           steigan.no/noruego.today

 

cia

La CIA cumple 70 años en estos dias y puede celebrar su coherente ficha de asesinatos políticos, golpes de estado, tráfico de drogas, contrabando de armas, infiltración, soborno y otras actividades criminales. Si alguien se pregunta si hay conspiraciones, es decir, subversión e insidia, entonces la respuesta más simple es que la CIA es en su totalidad una confabulación contra la población de los Estados Unidos y de alrededor del mundo.
Lars Schall ha entrevistado al investigador Douglas Valentine para Counterpunch con ocasión del 70 aniversario, y aquí mostramos algunos extractos de la entrevista.
Douglas Valentine ha publicado los libros “El Hotel Tacloban”, “El Programa Phoenix”, “La fuerza del lobo”, “La fuerza de la manada” y “La CIA como crimen organizado: cómo sus operaciones ilegales corrompen a América y al mundo” .
Lars Schall escribe: “Hace 70 años, el 18 de septiembre de 1947, a través de la Ley de Seguridad Nacional, la Agencia Central de Inteligencia, CIA fue creada.
(…) “Sr. Valentine, usted se refiere a la CIA como “la entidad del crimen organizado del gobierno de los EE.UU.” ¿Por qué?
Douglas Valentine responde: “Todo lo que hace la CIA es ilegal, y por lo tanto el gobierno le da una pantalla impenetrable de protección. Mientras que la mitología en la industria de la información muestra a Estados Unidos como un bastión de paz y democracia, los oficiales de la CIA administran organizaciones criminales en todo el mundo. Por ejemplo, la CIA contrató a uno de los principales narcotraficantes de Estados Unidos en los años 50 y 60, Santo Trafficante senior, para asesinar a Fidel Castro. A cambio, la CIA permitió a Trafficante importar toneladas de drogas a los Estados Unidos. La CIA está creando sus propias armas, compañías navieras y bancarias para facilitar a las organizaciones criminales de narcotráfico hacer su trabajo sucio. Estos dineros se mezclan con dineros de la CIA en bancos de paraísos fiscales y son prácticamente socios.
El narcotráfico es sólo un ejemplo
Lars Schall (LS): Un caso interesante con la CIA es la “negación plausible”. Por favor explíquenos.
Douglas Valentine (DV): La CIA no hace nada que no se pueda negar. Tom Donohue, un oficial jubilado de la CIA, me habló de esto.
En 1984, el ex director de la CIA, William Colby, accedió a ayudarme a escribir mi libro ‘The Phoenix Program’. Colby me presentó a Donohue en 1985. Donohue había dirigido la rama de “acción oculta” de la CIA en Vietnam desde 1964-1966, y muchos de los programas que desarrolló fueron incorporados al Programa Phoenix. Porque Colby me recomendó bien, Donohue fue muy atento conmigo y explicó ampliamente sobre cómo funciona la CIA.
Todo debe ser negado
Donohue dijo que la CIA no hace nada a menos que cumpla con dos criterios. El primer criterio es el “potencial de inteligencia”. El programa debe ser útil a la CIA. Tal vez les diga cómo derrocar a un gobierno, o cómo extorsionar a un funcionario, o dónde se oculta un informe, o cómo infiltrar un agente a través de una frontera. El término “potencial de inteligencia” significa que tiene alguna utilidad para la CIA. El segundo criterio es que puede negarse. Si no encuentran una manera de estructurar el programa o la operación, pueden rechazarlo, no lo harán. La negación creíble puede ser tan fácil como dar una afiliación militar a un oficial o agente. Entonces la CIA puede decir, “el ejército lo hizo”.
Crimen organizado
El oficial de la CIA que creó el Programa Phoenix, Nelson Brickham, me dijo esto de sus colegas: “He descrito el servicio de inteligencia como una forma socialmente aceptable de expresar tendencias criminales. Un tipo que tiene fuertes tendencias criminales, pero es demasiado pusilánime para ser criminal, terminará en un lugar como la CIA si tiene la educación necesaria. Brickham describió a los oficiales de la CIA como “aspirantes a mercenarios” que encontraron una forma socialmente aceptable de hacer estas cosas, y le puedo agregar que además es muy bien pagado.
Obediencia ciega e inmunidad de enjuiciamiento
La CIA usa una gran parte de su presupuesto para saber cómo elegir y controlar su propia fuerza laboral. Empieza exigiendo una obediencia ciega. La mayoría de los oficiales de la CIA se consideran soldados. La CIA se configura como una organización militar con una cadena de mando sagrada que no se puede romper. Alguien te dice qué hacer y lo tienes que hacer. De lo contrario, estás fuera.
Otros sistemas de control, como los “programas de adoctrinamiento motivacional”, hacen que los oficiales de la CIA piensen que son especiales. Estos sistemas han sido perfeccionados y puestos en el sistema en las últimas siete décadas para dar forma a la ideología y las actitudes de los oficiales de la CIA. A cambio de cancelar sus derechos legales, se benefician de los sistemas de recompensa – lo que es más importante, los funcionarios de la CIA son inmunes a ser procesados por sus crímenes. Se consideran a sí mismos como un grupo de protegidos, y si aceptan la cultura de dominio y explotación, además pueden esperar buenos empleos en el sector privado cuando se jubilen.
Asesinos privilegiados
Los oficiales de la CIA son bendecidos con identidades falsas y guardaespaldas, vuelan en aviones privados, viven en casas de lujo y tienen licencia para matar.
Les dicen a los generales del ejército qué hacer. Dirigen comités del Congreso, asesinan a jefes de estado y asesinan a niños inocentes con impunidad e indiferencia. Para ellos, todos, excepto sus jefes, es material consumible.
Los Estados Unidos aprendieron el comercio del opio de los británicos. British East India Company introdujo el opio a China y los militares británicos declararon la guerra a la dinastía Qing para obligarles a permitir este comercio.
us-marine-patrol-o_1396931i
El narcotráfico y la CIA
LS: En su opinión, el “más profundo y oscuro secreto del National Security Establishment” es que está involucrado en el tráfico global de drogas. ¿Cómo ocurrió este negocio?
DV: Hay dos lados del maneje y control de la CIA del tráfico internacional de drogas, en nombre de los intereses corporativos que gobiernan a los Estados Unidos. Es importante señalar que la participación del gobierno de Estados Unidos en el tráfico de drogas se inició antes que la CIA se organizara como un medio para controlar los estados, así como los movimientos políticos y sociales en ellos, Estados Unidos incluido. Se inició en la década de 1920, cuando Estados Unidos ayudó al régimen nacionalista de Chiang Kai-shek en China, que se apoyó a sí mismo a través del tráfico de drogas.
Durante la Segunda Guerra Mundial el predecesor de la CIA, el OSS, dio el opio a las guerrillas de Kachin que luchaban contra los japoneses. Estados Unidos y el Ejército de Estados Unidos también forjaron lazos con el mundo criminal estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial y luego dimos en secreto protección a narcotraficantes estadounidenses que fueron empleados para hacer trabajos sucios en el país y en el extranjero.
Después de que los nacionalistas fueran expulsados de China, la CIA estableció este negocio de drogas en Taiwán y Birmania. En la década de 1960, la CIA desarrolló el tráfico de drogas en todo el sudeste asiático, ampliando el control en todo el mundo, especialmente en Sudamérica, pero también en toda Europa. La CIA respaldó el contrabando de drogas de aliados en Laos y Vietnam. El general de la fuerza aérea Nguyen Cao Ky quien se desempeñó en 1965 como el líder de la Dirección de seguridad nacional de Vietnam del Sur, vendió a la CIA el derecho de organizar milicias privadas y construir centros secretos de interrogatorio en cada provincia, a cambio del control de un negocio de droga muy lucrativo. A través de su fuerte colega, el general Loan, Ky y sus compinches financiaron tanto el aparato político como sus fuerzas de seguridad a través de las ganancias del opio. Todo junto con la ayuda de la CIA.
La CIA y el opio en Afganistán
LS: ¿Está la CIA involucrada en el negocio del opio en Afganistán hoy?
DV: En Afganistán, los oficiales de la CIA controlan el tráfico de drogas desde sus hamacas en la sombra. La producción de opio ha aumentado desde que establecieron el gobierno de Karzai en 2001-2002 y establecieron una red de inteligencia en la resistencia afgana a través de “civiles amigos” mediante el nombramiento de comandante de guerra y tráfico de opio a Gul Agha Sherzai.
El público estadounidense es en gran parte inconsciente de que el Talibán depuso las armas después de la invasión de Estados Unidos, y que los civiles afganos se levantaron en armas de nuevo sólo después de que la CIA insertó a Sherzai en Kabul. En cooperación con los hermanos Karzai, Sherzai proporcionó a la CIA con una red de informantes que se concentró en sus competidores rivales, no contra Talibán. Como Anand Gopal revela en su libro ‘No hay hombres buenos entre los vivos’. Como resultado de los buenos consejos de Sherzai, fueron torturados y asesinados sistemáticamente por la CIA los líderes más respetados de Afganistán en una serie de redadas, que radicalizó a los afganos. La CIA inició la guerra como pretexto para prolongar la ocupación y la colonización de Afganistán.
A cambio de sus servicios, Sherzai recibió el contrato para construir la primera base militar estadounidense en Afganistán, junto con un importante negocio de drogas.
Programa Phoenix
LS: ¿Usa EE.UU los métodos del programa Phoenix en Afganistán? Pregunto en particular sobre el comienzo de la ‘Operación Libertad Duradera’ (Operation Enduring Freedom) cuando los líderes talibanes, básicamente, dejaron sus armas.
DV: Afganistán es un estudio de caso de un programa estándar de Phoenix de dos fases, como se desarrolló en Vietnam del Sur. Existe una guerra de guerrillas dirigida a “cuadros de alto valor”, tanto para su reclutamiento como para el asesinato. Ese es el nivel superior. También hay una guerra psicológica contra la población civil – para que todos sepan que van a ser secuestrados, encarcelados, torturados, chantajeados y/o muertos, si hay indicio que apoyan a la resistencia. Ese es el segundo nivel, aterrorizar al pueblo para que apoyen al gobierno títere de Estados Unidos.
El programa Phoenix fue diseñado durante la Guerra de Vietnam para identificar y “neutralizar” la infraestructura del Frente Nacional de Liberación de Vietnam del Sur a través de la infiltración, la detención, el interrogatorio y asesinato.
vnam
Crímenes de guerra en Vietnam
Fue entonces cuando la CIA empezó a infiltrarse en el cuerpo de oficiales jóvenes del ejército. Los agentes de la CIA Donald Gregg y Rudy Enders (entrevistados por mi en mi libro El Programa Phoenix), exportaron dicho programa Phoenix a El Salvador y Centroamérica en 1980, al mismo tiempo que la CIA y el Pentágono se unieron para crear la Fuerza Delta y Comando Conjunto de Operaciones de Comando para luchar contra el “terrorismo” en todo el mundo usando el modelo de Phoenix. Ya no existe ninguna guerra convencional, por lo que los militares, por razones económicas y políticas, se han mantenido en un grado subalterno y que fueron reclutados por la CIA hace muchos años, y son de hecho una fuerza policial del imperio estadounidense que opera en más de 700 bases en todo el mundo. usMil
 Los medios de comunicación y la CIA
LS: ¿Qué importancia tienen los mayores medios de comunicación en la percepción pública de la CIA?
DV: Es una función de lo más importante. Guy Debord, dijo que lo secreto domina el mundo, principalmente como encubridor de la dominación. Los medios de comunicación te impiden saber cómo te dominan al proteger y callar las maquinaciones de la CIA. Los medios de comunicación y la CIA son los mismos. Lo que el canal FOX y MSNBC tienen en común es que las noticias, en una sociedad capitalista, es una mercancía. Los medios de noticias apuntan a audiencias demográficas para vender un producto. Es todo noticia falsa, basada en cada canal de medios con presentación de aquellas noticias que satisfacen a sus clientes. Pero cuando se trata de la CIA, no es sólo falso, es veneno puro
 
La CIA socava las instituciones democráticas
La CIA necesita de los medios de comunicación para tener un control total. La necesidad principal de la CIA para el control total de la información requiere la participación de los medios de comunicación. Esta fue una de las grandes lecciones que nuestros líderes sacaron de Vietnam. Los líderes altamente adoctrinados y bien pagados que dirigen el gobierno y los medios de comunicación nunca volverán a permitir que el público vea el baño de sangre que infligen a los civiles extranjeros. Los estadounidenses nunca verán los niños afganos mutilados, iraquíes, libios y sirios asesinados por mercenarios estadounidenses y bombas de racimo. Por otro lado, los relatos falsificados de la CIA, secuestros, tortura y asesinatos son glorificados en la televisión y en las películas.
Exponer la verdadera historia es la clave
Gracias a la participación de los medios de comunicación, el programa Phoenix ya se ha convertido en el objetivo de proporcionar seguridad política interna a los líderes de EE.UU.
LS: ¿Es la CIA un enemigo del pueblo estadounidense? Ja, porque es un instrumento de la élite política rica que les hace su negocio sucio.

Deja un comentario