La policía sueca: – “Estamos a punto de perder el control”

Publicado: 22.5.2016            noruego.today

Trakass 
Más de 50 distritos en Suecia se destacan como áreas especialmente vulnerables, donde las redes criminales tienen mucho poder y donde prevalece la anarquía. Periodistas de la televisión Noruega (NRK) estaban presentes cuando personal de la policía sueca fueron atacados por bandas
de barrio.
”Nunca puedo ir a trabajar a estas áreas sin utilizar mi chaleco antibalas”, dijo la mujer policía Biljana Flyberg. La policía sueca calcula que en algunos de los suburbios de Estocolmo hay áreas en las que las bandas criminales son las que establecen las reglas.
https://youtu.be/2IAZ0nsIzfM
Grabación de la televisión noruega NRK.
La inspectora Biljana Flyberg ha sido notificada de la venta de drogas en un garaje en el barrio de Rinkeby de Estocolmo . Para no correr riesgos van en dos autobuses y dos coches del servicio policial.
“Nunca vamos solos a una misión de este tipo. No sería seguro, pues estaríamos en minoría y los jóvenes nos atacarían en masa”, dijo el policía Erik Kallur.
Las bandas juveniles se disuelven cuando ven a la policía entrar en el garaje. Pero en cuestión de segundos, la atmósfera se vuelve muy tensa.
– Váyanse! nos decían los de las bandas juveniles, que se pusieron muy bravos cuando la policía sueca y los reporteros de NRK entraron en el garaje después de la denuncia acerca de la venta de drogas.
“No queremos ser filmados, váyanse de aquí”! gritaban.
Sus compañeros se acercan. Se tapan la cabeza con sus capuchas y bufandas de modo que sólo sus ojos se ven, y tratan de rodear al fotógrafo de NRK.
– “Este es nuestro lugar, márchate de aquí”!
La policía sueca toma control de la situación.
– “Si no hubiésemos estado aquí les habría ido muy mal a los reporteros noruegos. Realmente. Ellos les habrían maltratado”, dijo el policía sueco Kallur.
AcosoSMLXL

 
– ¿Es que tratan de demostrar que poseen el control de la zona?
– “Ellos se lo quieren creer. Ciertamente venimos y les molesta, pero hay que tener muchos agentes de policía, de lo contrario no se puede. Muchas veces sólo tenemos que retirarnos”, dice Kallur.
A eso de las 01.10 horas, después de allanar grandes cantidades de drogas la policía se lleva a un joven. Ya en el coche alguien arroja una piedra que rompe la ventana trasera en uno de los coches de policía.
Los jóvenes querían imponer la última palabra.
El inspector de policía Biljana Flyberg de Estocolmo indica con el dedo el coche del vidrio roto. “Si esa roca hubiera tocado el parabrisas delantero, entonces de seguro le cae a mi colega que va sentada adelante”.
SMXLL

Mapa que muestra dónde están las ciudades particularmente vulnerables en Suecia
Los sectores más expuestos.
Son más de 50 áreas que la policía describe como particularmente vulnerables, distribuidas en un total de 22 ciudades suecas.
SMXLL

 
En Suecia se ha producido un rápido crecimiento de las denominadas ‘zonas de exclusión’, que son áreas con alto desempleo y deserciónes de la escuela secundaria.
Si bien en 1990 habían tres zonas de exclusión en Suecia, hoy de acuerdo con lo que afirma el Partido Popular Sueco y los últimos cálculos que realiza el investigador Tino Sanandaji en 2012 muestran que ese número ha aumentado de manera constante hasta haber 186 zonas de exclusión.
En un informe reservado que la policía sueca publicó en 2014 se enumeran solo 55 ‘zonas de exclusión’ en barrios especialmente vulnerables donde las redes criminales tienen una fuerte influencia. Se llaman “zonas de no ir.”
Hay zonas que se han desarrollado en una sociedad paralela, con un alto grado de justicia y control interno.
Todas estas áreas se encuentran en el sur y centro de Suecia.
Las 55 zonas oficialmente reconocidas se distribuyen entre un total de 22 ciudades:
Uppsala
Enkoping
Gävle
Koping
Orebro
Estocolmo
Södertälje
Eskilstuna
Norrköping
Linköping
Trollhattan
Boras
Gotemburgo
Falkenberg
Halmstad
Laholm
Landskrona
Malmö
Kristianstad
Alvesta
Vaxjo
Kalmar
– “Se registra mucha anarquía en partes de la región de Estocolmo ahora”, dijo el inspector de policía Lars Alvarsjø de la región de la policía de Estocolmo a la televisión noruega (NRK).
– “La situación es grave. Hay algunas áreas en las que parece perdimos el control. La policía no puede aceptar que los grupos criminales se tomen el control en algunas zonas residenciales, pero es lo que está pasando ahora en algunas de las áreas alrededor de Estocolmo.
Casi la mitad de las áreas expuestas, como Rinkeby y los barrios vecinos Tensta y Husby, están en el área de Estocolmo. En algunos sectores la relación de los inmigrantes es del 80 a 90% y el resto suecos.
Datos poblacionales acerca de los sectores Rinkeby, Tensta y Husby indican allí una alta deserción escolar en la secundaria.
Las tasas de desempleo de jóvenes de 20-25 años en estas zonas son de cerca  es del 40% a partir del 2010. Estas zonas se destacan además por ser centros de distribución de drogas y narcótica.
Los delincuentes cometen numerosos delitos para retener el poder en la zona, como atracos, incendiar autos y robos a residenciales son comunes, escribe el periódico sueco Aftonbladet.
Violencia en EstocolmoSMLXL

Muchos de los jóvenes muestran abierto apoyo al culto de la violencia, ‘también proveniente de extremistas religiosos’, como se describe en un informe policial.

En Husby, de acuerdo a otro informe de la policía de investigaciones el tráfico de drogas se realiza abiertamente. La violencia y el uso de las armas que se produce en lugares públicos ha aumentado, escribe el diario Aftonbladet. También ataques con armas, piedras y granadas de mano. Pocas mujeres se atreven a salir al centro de Husby por la tarde, según el informe.
A sólo media hora de distancia en carro del Palacio Real de Estocolmo ha surgido una sociedad donde las leyes y normas comunes no se aplican.
-“En esas zonas hay bandas criminales que son las que determinan las reglas del juego”, dice el inspector policial Alvarsjø.
– ¿Con qué se encuentra la policía en estas áreas?
– Nos encontramos con el lanzamiento de piedras cuando vamos a patrullar. Lo mismo ocurre con los servicios de rescate de los bomberos y de ambulancias. Ellos nunca salen sin que la policía esté primero allí. Si no han llegado se detienen a distancia hasta que la policía asegure el área aunque se trate de una emergencia real, dice Alvarsjø.
– La semana pasada se le disparó a una patrulla de la policía. También sucedió que alguien lanzó una granada de mano contra otra patrulla. El autobús de la policía que fue sometido al ataque con granada estaba menos mal blindado. Si no lo hubiera estado habría resultado un gran número de policías muertos en aquel autobús.
Los ataques hacen que la policía nunca salga sola en una patrulla, sino varias unidades a las zonas afectadas. Y deben estar muy bien preparados.
– “Los criminales tienen vigías que controlan cuando la policía entra. Por lo que han preparado almacenamiento de piedras y barras de hierro, las que nos tiran cuando llegamos. Incluso cócteles molotov nos han lanzado, dice Alvarsjø.
– ¿Por qué expulsan a la policía?
– Ellos quieren demarcar que tienen el control en estas áreas, dice Alvarsjø.
La guardias de seguridad explican que las bandas locales están tratando de echarlos del centro comercial de Rinkeby Torg en Estocolmo. Las bandas quieren controlar ellos el mismo sitio. Este día son ya dos las rocas lanzadas contra ellos.
Se trata de controlar la zona.
– Lanzan piedras para intimidar a las fuerzas del orden y poner en manifiesto que es su área. “Es del territorio que se trata”, dice uno de los guardias que fue alcanzado por una roca en la estación del metro en Husby.
Otro policía dice: -“Nunca se puede salir sin chaleco antibalas por las tardes en las afueras de Estocolmo”.
El inspector de policía Biljana Flyberg comprueba que el arma de servicio esta bien enfundada y se estira el uniforme.
“Nunca puedo ir a trabajar aquí sin el chaleco antibalas, dice ella.
Flyberg dirige el grupo de policía de barrios en el sector de Rinkeby, Tensta y Husby.
-“Hay muchas armas en circulación en ciertas partes de nuestros territorios. No puedo describirlo como una zona de guerra, pero los criminales están empezando a estar más y más equipados. Estamos trabajando muy activamente para allanarles las armas”, dice Flyberg.
Ella se asegura de que los cascos y otros equipos de seguridad estén a la mano en el coche de la policía antes de que ella y sus colegas inicien la patrulla nocturna en las zonas afectadas.
Así se prepara la patrulla nocturna:
Armados y equipados, la policía lleva armas de fuego, tienen chaleco antibalas y llevan un casco cuando patrullan en los suburbios bravos de Estocolmo.
“En las zonas afectadas hay una desconfianza generalizada en la sociedad, y se refleja en varios barrios donde la policía no es bienvenida en la zona. La policía experimenta todos los días actos de vandalismo a los coches de la policía. También atacan a otros trabajadores sociales. Cuando hay una acción policiaca se reúne una gran cantidad de personas que observan la situación, lo que causa gran inseguridad en los funcionarios”, señala el informe policial de alto nivel.
Policia contra bandasSMLXL

 
– Hay mucho lanzamiento de piedras, dice Flyberg.
– Y hay mucha “pesca de la policía”, cuando algunos llaman a la policía a que vengan a la zona y luego son emboscados y reciben una lluvia de piedras.
– ¿Por qué lo hacen?
– Ellos no están satisfechos con la sociedad. Y nosotros representamos a la sociedad, dice Flyberg.
Ahuyentados durante la entrevista
El economista sueco Tino Sanandaji, que ha completado el último recuento de las ‘zonas de exclusión’ las llama ‘una bomba de tiempo’.
– Si van mal en la escuela, lo que es una gran parte de una generación hoy, esto va a generar un gran eco en las estadísticas laborales en las próximas décadas, dice Sanandaji, quien es investigador de la Escuela de Economía de Estocolmo.
Alguien ha llamado a la comisaría denunciando el lanzamiento de piedras contra una escuela. Cuando la policía aparece los jóvenes corren lo que pueden.
Tres muchachos de 15 años de edad huyen de la policía de Estocolmo
– ¿Porqué corren:? La policía es notificada sobre un grupo de jóvenes lanzando piedras y vidrios contra una escuela. Cuando llega la policía se encuentra que todos son menores de 15 años.
Sanandaji cree que las áreas de peligro muestran que Suecia ha fallado en la política de integración.
Los reporteros de NRK preguntan a Sanandaji en un café en medio del suburbio de Husby, donde más del 80 por ciento de los residentes tienen origen extranjero, la mitad son de Asia y África, según el informe de la policia sueca ‘Rikspolisen’.
– “La Inmigración a Suecia ha tenido aspectos positivos, pero también otros negativos. Han habido consecuencias económicas y sociales negativas, ya que Suecia ha fracasado en la integración”, dice Sanandaji.
Él apunta a una espiral negativa: Cuando los inmigrantes vienen, no están adecuadamente integrados, tienen dificultades para encontrar un puesto de trabajo, caen de este modo a la parte inferior de la escala social y la fricción con la sociedad aumenta.
– Cuando la proporción de grupos de bajos ingresos aumenta, las diferencias y la frustración en la sociedad también aumenta. Suecia es el país donde la desigualdad ha aumentado más desde la década de 1980, dice Sanandaji.
En eso es interrumpido por un hombre joven enmascarado dentro de la cafetería gritando contra él. Sanandaji intenta calmarlo.
– ”Que no estoy hablando de Husby!. Estoy hablando de integración”, le dice al joven que le grita.
Pero el joven y sus compañeros no se dan por vencidos. Se vuelven más agresivos y tratan de arrebatar la cámara del fotógrafo de la televisión noruega NRK.
– ”Nosotros no los grabamos a ustedes, y ya nos vamos a ir ahora”, dice Sanandaji.
Los chicos enmascarados los corren a él y el equipo de NRK fuera de la cafetería.
– ”Nada de entrevistas aquí en Husby! No se puede ir a donde ustedes quieran”! gritan los agresores.
“Bang bang bang”, grita un grupo de jóvenes detrás de los reporteros de NRK y del economista Tino Sanandaji cuando salen del café. Los jóvenes no quieren saber nada de una entrevista sobre la mala integración en el barrio de Husby en Estocolmo.
-Es tabu señalar los problemas
NRK y el investigador deben salir de Husby y continuar la entrevista en una zona más tranquila fuera de ese barrio.
– Esto es solo un ejemplo de que son los grupos locales quienes aplican las reglas. El personal de la cafetería no tenía nada en contra de que estuviésemos allí, lo mismo para los otros huéspedes, pero esta pandilla juvenil ordenó que no debemos estar allí, dice Sanandaji sobre el incidente.
El opina que los problemas de las sociedades paralelas en Suecia ha aumentado en parte como resultado de que ha habido un debate poco limpio sobre la inmigración.
– Ha sido un tabú señalar los problemas. Los problemas se han barrido bajo de la alfombra y se ha tildado a los que están hablando de esto de racistas. Pero ¿quién es el que se queda con los problemas? Los jóvenes! dice Sanandaji.
Él cree que los políticos suecos no se atreven a reconocer que la política de inmigración e integración ha fracasado.
– Los resultados escolares en estas áreas son catastróficos y en el mercado laboral es aún peor. Hemos creado una sociedad enormemente polarizada. Casi todos los políticos del Parlamento (Riksdag) viven en áreas finas y blancas  – viven en una especie de burbuja, diciendo “de qué se queja la gente? Nunca ha sido mejor que ahora”. ”Es difícil revertir su política, porque entonces tienen que admitir que mucho de lo que se ha hecho ha sido un desastre”, nos dice Sanandaji.

Deja un comentario