Los amos lobos están entre nosotros

Publicado: 29.4.2016            steigan.no/noruego.today

jpmorgan_wide-866dfed5923630385fb1b605f8e8c763d9bfa0f5

 
A través de significativas participaciones en el consorcio mediático noruego ‘Schibsted‘ la ‘Wall Street’ ha ganado una posición clave en una de las compañías de medios de comunicación más grande de Escandinavia. Schibsted es grande además en Suecia y este grupo cuenta con operaciones en 30 países.
Schibsted posee cinco de los diez mayores periódicos noruegos. Los periódicos nacionales como el ‘Aftenposten’ y ‘VG’ y los periódicos regionales ‘Bergen Tidende’, ‘Stavanger Aftenblad’ y ‘Fædrelandsvennen’. Schibsted es el mayor dueño de periódicos y controlaba el 27 por ciento de la circulación de periódicos en el 2014. Esto también incluye algunos pequeños periódicos locales propiedad de los periódicos regionales. A través de la participación en Polaris Media Group es también el mayor accionista del ‘Adresseavisen’ y varios periódicos locales.
 
Como se demostró que algunos de los más famosos ‘tiburones financieros’ de Wall Street se adueñaron del 30% de las acciones de Schibsted. Un lector pregunta ¿porqué llamar a ésto ‘una posición de control’ si hace después de todo menos de un tercio del total de las acciones?
Pero no es así como funciona el capitalismo. Uno de los altos cargos de la familia sueca Wallenberg, que son los más grandes capitalistas en Suecia, dijo una vez que ‘ellos no necesitan más que el 7-8% de las acciones de una empresa para controlarla’.
En el caso de Schibsted debería entenderse que J P Morgan Chase tiene un control bastante bueno con su 7,66%. Porque cuando se combina con otros buitres financieros con acciones en la susodicha empresa reúnen un total del 30,4%. Entonces insisto que ellos sí tienen capacidad de control. Esto tiene naturalmente que ver con las finanzas. Supongamos que la dirección del grupo Schibsted tratara de revelar las jugadas de Wall Street y permitiera a los medios de comunicación sacar a flote los escándalos financieros de la Goldman Sachs, qué pasaria? Si alguien se pone problemático las compañías financieras podrían bloquear al consorcio en el mercado de préstamos. Pero siempre y cuando este consorcio actúe como Wall Street quiere, la financiación fluye sin problemas para realizar nuevas adquisiciones y promociones. Por ejemplo cuando Schibsted planifique nuevos proyectos mediáticos.
No habría director general en Schibsted que sobreviviera a un ataque contra Wall Street. No mientras Wall Street sea propietario del 30,4% de la empresa.
Complementaremos el artículo incluyendo una tabla para mostrar a lo que nos enfrentamos. He mirado quiénes son los propietarios de Schibsted y vemos algo muy interesante.

schibsteds-eiere

Estos son financistas americanos del consorcio mediático noruego Schibsted
Estas compañías financieras son propiedad a su vez de las mismas empresas como el Grupo State Street, Vanguard Group, FMR (Fidelity Management e Investigación) y BlackRock, quienes poseen todos los elementos de peso en todos los grandes bancos financieros de los Estados Unidos.
SMLXL

Siete gigantes financieros que forman parte de una red súper intrincada.

La revista financiera británica The Economist ilustra lo mismo de esta manera:
bancosUSA.png
Las siete principales instituciones financieras en los Estados Unidos son por lo tanto en realidad un cartel mutualista que es tan fuerte que emergen como una super red financiera.
Y es éste el cartel de super empresas que hoy tiene el 30,4% de las acciones de Schibsted. ¿Se puede decir que Schibsted es una compañía mediática noruega independiente? ¿O debe más bien ser percibida como una subalterno de Wall Street?
Y así vemos lo mismo que pasa en los Estados Unidos: el capital financiero necesita más y más control sobre la industria de los medios de comunicación, y así poder controlar lo que se escribe acerca de ellos – para no mencionar eso que NO se desea que se diga o escriba de ellos.

 

Deja un comentario