Obama a Cuba en marzo……. ¿y a qué?

Publicado: 20.3.2016            noruego/today

Vernacular-Typography_Revolucion-Cubana_003

Un poco de historia

Cuba luchaba desde hacía años por su independencia de España. En esa época existía ya una creciente exportación de azúcar en el cual los EE.UU. tenía varios intereses comerciales. Debido a la recia guerra de liberación en Cuba el ejército español iba camino a una derrota inminente y con eso la pérdida de la totalidad de sus colonias en America. Es ahí cuando los EE.UU. hace su aparición y se instalan en la isla para reforzar la independencia de Cuba. En febrero de 1898 el barco estadounidense USS Maine explota mientras se encuentra atracado en el puerto de La Habana. En EEUU se acusa a España de la explosión. La opinión pública. la clase política y el gobierno de Washington apoyan una intervención militar para poner fin al poder colonial de España en Cuba.

En lo que refiere a los sucesos posteriores, EE.UU. y España, las dos potencias se reúnen y firman un tratado en Paris donde España vende Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam a EE.UU. por 20 millones de dólares.

Ésto a espaldas de los representantes políticos de los países invadidos, entre ellos Cuba. El suceso abrió paso a la ocupación estadounidense de Cuba hasta 1902, lo que resulta en una continuada lucha del pueblo cubano sobre su nuevo ‘amo’.
EE.UU. se retira pero deja establecida una base naval (Guantánamo) y una extensa lista de exigencias en la llamada “enmienda Platt” en espera de lo que ellos denominan “caiga la fruta madura“.
Nadie podría describir mejor lo que significaba para Cuba la enmienda Platt que el propio Leonard Wood, quién fungió de gobernador de la isla de 1899 al 1901, en dos fragmentos de la carta confidencial, fechada el 28 de octubre de 1901, a su compañero de aventuras Theodore Roosevelt:
(…) Por supuesto que a Cuba se le ha dejado poca o ninguna independencia con la enmienda Platt y lo único indicado ahora es buscar la anexión. Esto, sin embargo, requerirá algún tiempo y durante el período en que Cuba mantenga su propio gobierno, es muy de desear que tenga uno que conduzca a su progreso y a su mejoramiento. No puede hacer ciertos tratados sin nuestro consentimiento, ni pedir prestado más allá de ciertos límites y debe mantener las condiciones sanitarias que se le han preceptuado, por todo lo cual es bien evidente que está en lo absoluto en nuestras manos y creo que no hay un gobierno europeo que la considere por un momento otra cosa sinó lo que es, una verdadera dependencia de Estados Unidos, y como tal es acreedora de nuestra consideración. Con el control que sin duda pronto se convertirá en posesión, en breve prácticamente controlaremos el comercio de azúcar en el mundo. La isla se americanizará gradualmente y, a su debido tiempo, contaremos con una de las más ricas y deseables posesiones que haya en el mundo.(…)
De modo que mientras esté en pié esta famosa declaración de esclavitud de EE.UU. sobre Cuba, más el indigno bloqueo y peor aún la fija y enfermiza idea de que Cuba tiene que ser una provincia más de USA, pues qué se espera entonces de la visita de Obama a Cuba en marzo venidero?

 

Deja un comentario