Papeles panameños que huelen mal

Publicado: 6.4.2016              noruego.today
generalstreik-argentina 
       Empresarios con negocios en paraísos fiscales dan hambre a sus conciudadanos
Las revelaciones sobre gente poderosa que han utilizado una oficina de abogados en Panamá para ocultar sus fortunas privadas y no pagar impuestos debería ser el sueño dorado de un periodismo de investigación. Estamos hablando de la divulgación de 11,5 millones de documentos filtrados de la empresa de abogados Mossack Fonseca, conocido como “los documentos de Panamá”. Pero aquí hay gato encerrado y hay mucho que huele mal.
Esto no es por el papel que algunos bancos noruegos han jugado llevando a sus clientes más ricos a la “gruta de Ali Baba” o también llamados ‘paraísos fiscales’ para esconder sus dineros del escrutinio del fisco.
 
Valores y revelaciones de Panamá 
Los documentos se filtraron el 3 de abril del 2016 y muestran que un gran número de gente rica y famosa han colocado sus fortunas en ‘paraísos fiscales’. Los documentos nombran más de 500 bancos, 214.000 empresas y varios jefes de estado, políticos y multimillonarios, incluyendo alrededor de 200 clientes noruegos.
Los que han iniciado el destape de estos documentos es el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ sigla en inglés) y algunas fuentes noticiosas como el periódico alemán ‘Süddeutsche Zeitung’.

Junto a la ICIJ el Süddeutsche Zeitung inició una gran cooperación internacional aliándose con al menos 378 periodistas de 78 países y más de 107 medios de comunicación como la BBC, Le Monde, The Guardian, Univisión, Fusion, La Nación,ABC-TV Sydney, NDR, Miami Herald, Expresso, L’Hebdo, Le Soir y El Universo. En España los dos medios involucrados en la investigación han sido El Confidencial y La Sexta.

Islandia
1.er ministro islandés con negocios escondidos
Lo primero que salió al aire fueron las revelaciones de que los amigos de Vladimir Putin aparecen en la lista de los pillos.
Pero lamentablemente, no encontraron nada del presidente ruso. Rusia es un país con una corrupción generalizada, y una clase de oligarcas que no se preocupan mucho por las leyes y reglamentos. Y como presidente de este país, se supone que Putin conoce a la mayoría de ellos. Y no habría sorprendido si él también estuviera  metido en el baile. Pero luego resulta que estas noticias acerca de Putin y los paraísos fiscales son noticias añejas. Los periodistas realmente han hecho un gran esfuerzo por encontrarle algo a Putin, y la única cosa que pueden afirmar es que “el nombre del presidente no se encuentra en ninguno de los documentos.” Por otro lado, algún amigote del presidente Putín sí debe tener alguna “ropa sucia escondida”.
Documentos de panamá
Resulta que, como lo explica el periódico alemán Süddeutsche Zeitung que los periodistas en particular, han ido a la caza de las personas que están en la lista de sancionadoss de la ONU, y el periódico británico The Guardian rellena que esto incluye a Corea del Norte, Siria, Rusia y Zimbabwe. En resumen los que son enemigos de los Estados Unidos.
Dinosaurio en la habitación
Lo que salta a primera vista y que a uno le parece muy extraño de lo revelado hasta hoy es la ausencia casi total de empresas e individuos de los Estados Unidos quien tiene el mayor número de multimillonarios. Muchas de las empresas más ricas del mundo se encuentran precisamente en los Estados Unidos. Estos millonarios son notorios en ocultar su fortuna e impulsar la planificación fiscal global para evadir impuestos. Es bien sabido que una empresa como Apple, Facebook, Google por ejemplo, esconden fortunas gigantes en paraísos fiscales. Y no son sólo éstos. ‘Ciudadanos por la Justicia Fiscal’ ha puesto de manifiesto que las 500 empresas más ricas de los Estados Unidos tiene más de 2.100 millones de dólares colocados en paraísos fiscales.
Pero hasta ahora la ICIJ y sus socios de la información no han ni mencionado a estas empresas. Esto no es un fallo. Si se va a escribir sobre el fraude fiscal internacional se debe comenzar a escribir sobre los mayores de ellos. Los bancos noruegos que han sido cuestionados son peces muy pequeños en este contexto.
Las revelaciones nada dicen de los políticos notoriamente corruptos como Tony Blair y la Hillary Clinton. Ni nada acerca de los oligarcas de América, ni de Rothschild, Rockefeller, Carnegie, Ford, Soros y así sucesivamente. ¿Tendrá algo que ver que la ICIJ está fundada y patrocinada por el Centro para la Integridad Pública, que está financiado por la Fundación Ford, la Fundación Carnegie, el Fondo de la Familia Rockefeller, la Fundación WK Kellogg y la Fundación de la Sociedad Abierta (Soros) – y de la USAID?
Y tampoco hay senadores de los EE.UU. en el material que ha sido publicado, ni políticos de la Unión Europea o de Israel. ¿Y por qué no han caído las grandes empresas propietarias de los medios de comunicación? Debería ser fácil, ya que hay sólo un puñado de ellos.¿Podría ser tan simple como que esta revelación la hacen precisamente éstos medios coorporativos y sus dueños por lo que el tema es “zona reservada” solo para ellos?
Medios de comunicación un arma poderosa en las guerras
Esto apesta. Cuando esos periodistas se han tomado la molestia de encontrar un primo de Bashar al Assad, que supuestamente han colocado algo de dinero negro en el extranjero y no han ido tras los grandes tiburones hay que ser bobo para creerles lo que rezan. Esto es parte de la guerra en los medios de comunicación y a través de fugas ‘necesarias y sensacionales’. Entonces los medios de comunicación juegan un papel importante en todas las guerras. Ver aquí.
No olvidar al periódico The Guardián quién destruyó las copias de los archivos de Snowden en el caso del ‘MI6’.
¿Y si mejor hicieran búsquedas en las bases de Mossack Fonseca de los propietarios de todos los medios de comunicación y sus empresas y también de todos los editores y periodistas ‘especiales’?  ¿Qué si buscaran donde Mossack Fonseca a todas las personas de más alto rango en la BBC? ¿Y qué si rebuscaran más en la Mossack Fonseca sobre cada donante al Centro para la Integridad Pública (ICIJ) y sus empresas?
¿Y si hicieran una búsqueda en la Mossack Fonseca buscando cada sociedad cotizada en las bolsas de valores occidentales y de todos los millonarios occidentales que pudieran investigar? ah?
Esto naturalmente no sucede. Y como ésto no sucede no podemos tener confianza ni en The Guardian, Süddeutsche Zeitung ni en la ICIJ de la veracidad de sus datos que son solo la cúspide del glaciar.
Y una cosa más: ésto sienta las bases para el chantaje por sumas elevadisimas. Hay sin duda alguna políticos y gobernantes corruptos obviamente en todo el mundo, que saben que aparecen en la lista, pero aún no se ha su publicado sus nombres. Éstos pueden ver cómo le fue al primer ministro islandés Sigmundur David Gunnlaugsson. Y ellos posiblemente podrían ser presa fácil la próxima vez que Estados Unidos requiera que voten en una cuestión política o que apoyen una guerra o engañen a su parlamento.
Se trata de ganar la narrativa
Aquellos que manipulan los medios de comunicación de todo el mundo para engañarnos y envolvernos con mentiras saben que se trata de controlar la narrativa. Tan pronto como una historia es aceptada en la mente de la gente, no puede ser borrada por la lógica, los hechos o los argumentos. Y para facilitar ésto tienen que actuar ojalá en el primer día, que es cuando la historia nace. Recordar al caso del derribo del avión MH17 sobre Ucrania. Pronto esta historia se apagará en la gran cantidad de otras noticias nuevas que se producirán. Y lo que a la gente le queda metido en la cabeza es que era ‘algo de Putin y Assad de evasión de impuestos’, cosa que ni siquiera se ha documentado. Y los tiburones realmente grandes se han salido con la suya una vez más – porque son ellos los dueños de los medios de comunicación y por lo tanto controlan el juego.

Deja un comentario