¿Por qué los multimillonarios se preocupan de la igualdad del género y la orientación sexual?

Publicado: 29.6.2016            steigan.no/noruego.today

davos16                               
¿Quiénes son los multimillonarios y es cierto que están preocupados por el género y la orientación sexual? ¿Es esta una pregunta extraña? Y si es así, ¿por qué les importa?
Screen-Shot-2015-07-15-at-9.39.56-AM
El ex-vicepresidente de EE.UU Joe Biden en el Foro Económico Mundial
Algunos críticos han alertado a los lectores conscientes de que deben familiarizarse con lo que viene del Foro Económico Mundial (FEM), (‘popularmente llamado club de los superricos’). La razón por lo dicho, es que el FEM es el congreso mundial de los multimillonarios, o sea un foro para las 1.000 empresas más ricas del mundo y los 0,00004% más ricos de la humanidad, que son los que tienen la riqueza que es mayor que el producto interno bruto de algunos países. Allí se reúnen varias de las 62 personas que poseen más de la mitad más pobre de la humanidad en conjunto. Si alguien o algo en este mundo se puede decir que sea representativo de los monopolios capitalistas como clase, entonces tiene que ser el WEF.
El filósofo militar chino Sun Tzu ha dicho con razón que “si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no necesitas temer el resultado de cien batallas”. Un punto de partida es conocer al enemigo, y el WEF es una parte importante de este enemigo.
La reunión del FEM del 2016 giró en mucho de lo que ellos llaman “la cuarta revolución tecnológica” y “sobre las perspectivas para el futuro”. Últimamente Erik Plahte escribió un análisis para steigan.no y lo vamos a traducir y repasar en noruego.today.
when-obama-and-joe-biden-ran-around-the-white-house-6376044                                                 Comprometidos por mejorar el mundo?
 
Se puede subrayar algo muy singular en esa reunión en Davos: los multimillonarios estaban muy preocupados de la igualdad de género y de lo relativo a las orientaciones sexuales, osea de lesbianas, gay, bisexuales y transgeneros. Sus siglas: (LGBT).
El ex vicepresidente estadounidense, Joe Biden estaba en Davos específicamente para hablar de los/las LGBT.  En conversación sobre esto con los jefes más altos de Coca Cola y Airbnb y les dijo:
“Cuando se trata de los derechos laborales de los LGBT el mundo les está observando. Ustedes impactan más que cualquier cosa que un gobierno federal haga”.
Por lo tanto, no cabe duda alguna de que los multimillonarios y sus políticos están preocupados de esto, y no hay que creer que el tema lo han puesto en la agenda porque se ve bonito en los medios de comunicación.
Del mismo modo pasa con la igualdad de genero. El club de los multimillonarios quiere altos directivos mujeres e igualdad entre los géneros. Se enfrentan eso si  a la oposición cultural de los políticos y capitalistas conservadores. Pero ellos, los de más peso, utilizan su posición y su poder para exigir que debe haber más altos directivos mujeres y más mujeres en posiciones de poder. Y que en el lugar de trabajo debe haber igualdad entre mujeres y hombres.
Nosotros en noruego.today decimos “no esperemos mucha lucha de liberación de las mujeres como las ministros de Defensa de la OTAN. Aquí en la foto la italiana Roberta Pinotti, Albania Mimi Kodheli, de Alemania, Ursula von der Leyen, Noruega Ine Marie Eriksen Søreide y Nederlands Jeanine Hennis-Plasshaert.
Ministras
                                           Mujeres con cargos de Ministros de Defensa
Nada de la lucha de clases
Algo que no estaba en la agenda de Davos fue la lucha de clases, y no es de extrañar, ya que hasta ahora los multimillonarios ganan cualquier lucha de clases que aparece. Aplastan a obreros/as y otras clases oprimidas en todo el mundo, y hasta ahora casi sin resistencia.
¿Cómo hemos de entender entonces el abrazo amigo y la preocupación de los multimillonarios por el tema de la igualdad LGBT y del género? Me refiero a que es bastante obvio. No hay ninguna razón de parte de los capitalistas para no explotar a las personas en igualdad de condiciones, independientemente de su sexo u orientación sexual.
Porque es de la clase trabajadora que se nutre el capitalismo. Estamos hablando de la explotación de la fuerza de trabajo y del valor añadido que producen los trabajadores en el sistema capitalista. Desde esta perspectiva, los multimillonarios no tienen ningún problema ni con la igualdad de géneros ni de eliminar la discriminación basada en la orientación sexual.
Los capitalistas, y en este caso los multimillonarios, no pueden vivir sin la explotación de la fuerza de trabajo. Si la clase obrera se levantara y les quitara a ellos esta oportunidad, su era terminaba.
Y observemos que es el feminismo burgués al que abrazan. Se trata de la igualdad y no de liberación de la mujer. Es el tipo de feminismo que se puede formular en la frase: ‘toda mujer tiene derecho a una criada con el fin de realizarse a sí misma’.
Esto es feminismo de Hillary Clinton y Michelle Obama, no feminismo de Clara Zetkin y Alexandra Kollontajs. Para el feminismo burgués sería la victoria final cuando la persona que pulse el botón nuclear para desencadenar la 3a. guerra mundial sea una mujer.
Donne
                                           El movimiento de mujeres revolucionarias
Divide y vencerás
Imaginese lo siguiente: usted está en un equipo de 100 personas. El equipo contrario se compone de 100.000, o sea mil veces más gente. El equipo menor no tiene ninguna posibilidad – a menos que se pueda dividir al oponente. Y eso es exactamente la posición en que están los multimillonarios. Es un 0,1% que se  beneficia del sistema tal como es. Pueden comprar vasallos para mantenerse a sí mismos a través de conceder privilegios y posiciones. Pero así y todo no podrán reclutar a más de 1%.
 
Para conservar el sistema y poder continuar explotando al mundo tienen que conseguir que el 99% no se unifique. Y especialmente deben evitar que los mas explotados -los trabajadores- se aglomeren en su lucha contra el capital.
Pues los pensadores vasallos del gran capital han ido a las mejores escuelas; ellos se saben su ‘Cesar‘ y ‘El Príncipe’ de Maquiavelo, es decir ‘divide y vence’.
Y aplican estos métodos de dividir y vencer con gran astucia y elegancia. Y por eso triunfan cada vez.
Bajo el neoliberalismo han logrado desmontar y exterminar a casi todo lo que era comunista y genuinos partidos socialistas. Han conseguido reducir al movimiento obrero de ser una fuerza importante en muchos países a ser una sombra impotente. Esto lo han logrado al mismo tiempo que la desigualdad social se ha disparado, si señores, mucho mayor y como no lo ha sido en los últimos 100 años.
La mayoría de los partidos llamados de izquierda en Occidente ya no conducen una lucha de clases o antiimperialista. Y ni siquiera comprenden la diferencia entre feminismo burgués y liberación de la mujer. Es por eso que usan de analogías y manejan la problemática con retórica difusa e incomprensible.
Tratan de mobilizar grupos dispersos de gente que se siente avasallada o algo parecido.
Esto es ni mas ni menos la resultante del programa y los acuerdos del Foro Económico Mundial (FEM). Es esta la izquierda política que los multiillonarios desean, y que necesitan para mantener la explotación de la fuerza laboral y de los recursos del planeta.
Son las dos caras de la misma moneda.
Fuente:
Pål Steigan
Erik Plahte
Traducción
-Claudio Milton/noruego.today

Deja un comentario