¿Quién es Emmanuel Macron y quiénes son sus compinches?

Publicado: 10.5.2017           steigan.no/noruego.today

 

macron

 

Emmanuel Macron ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas y de acuerdo al resultado de las urnas abre la via de ser en el próximo presidente de Francia, pero ¿quién es él y lo que él representa?
Macron es un ex banquero, que hizo una carrera relámpago en el negocio de la banca de Rothschild antes de hacer una carrera igual de rápida en la política. Se graduó en la universidad de élite francesa Escuela Nacional de Administración, ENA, que es la incubadora de políticos franceses, directores generales y burócratas.
Un producto artificial de la élite bancaria.
Fue ministro de finanzas del gobierno de Manuel Valls (Partido Socialista). Allí rápidamente fue detestado por el movimiento obrero por su ley Macron (2015), destinada a reducir drásticamente los servicios públicos y reemplazarlos con privados, y por rebajar las conquistas de los trabajadores en los convenios colectivos. Incluso en el muy burgés Partido Socialista su manera de proceder caía mal. Miles de trabajadores se manifestaron en contra de la ley impuesta que obviamente es considerada un acto indeseable para los trabajadores y empleados. Especialmente para los transportistas.
Una carrera de la nada
Los observadores dicen que la carrera de Macron es como sacada de la nada, al igual de como los bancos hacen dinero del mismo material. El biógrafo y periodista Patrick Marnham en la revista conservadora El Espectador, escribe que él es creado por “les enarques”, es decir, personas con educación superior en la ENA. (École Nationale d’Administration).
Está claro que Macron tiene poderosos partidarios detrás de las escenas, y una pista puede estar en la poco discutida verdad que hace algunos años le identificó como miembro de ‘les Gracques’ – un grupo de presión de centro-izquierda discreta formada por influyentes ejecutivos y ‘mandarines’ de la función pública. Estos son socialistas pro-mercado que hace tiempo desistieron del partido socialista. Muchos son compañeros ”enarques” (graduados de la ENA) y cada paso de la carrera de Macron podría haber sido dirigido por estos mentores.

Los Gracques

Esto de “centro-izquierda” es expresión del periodista Marnhams. El nombre ‘Les Gracques‘ viene de los hermanos y tribunos ‘populares’ Tiberio y Gaius Gracchus en la antigua república romana. Pero los ‘Gracques’ no eran tribunos populares. Ellos no querían ninguna reforma en beneficio del pueblo. Sus cambios eran para beneficiar a los acaudalados a expensas del vulgo.
Políticamente los ‘Gracques’ actuales se presentan como una versión francesa de la política de liberalización, privatización y “reformas” como temas principales del programa de Tony Blair. A pesar de esta política, el Partido Socialista dice que ‘los Gracques’ no representan nada.
En la red alrededor de ellos hay personas como Mathilde Lemoine, estratega del banco HSBC, también ella es una parte de la corporación ‘Groupe Edmond de Rothschild’.
Uno encuentra además a François Villeroy de Galhau, comandante de la Banque de France. Él defiende el euro y ama la Unión Europea, y pertenece naturalmente a la élite financiera más absoluta de Europa. Uno encuentra ahí también a Peter Mandelson, que jugó un papel clave en el New Labor de Tony Blair. Lo mismo el Barón Anthony Giddens, ministro consejero asesor de Blair.
En la escuela de verano estuvieron Macron, el trilateralista italiano, banquero y ex primer ministro Enrico Letta, y el omnipresente verdugo de  Libia, Daniel Cohn-Bendit, quienes ponían la última palabra al cierre del evento.
En otras palabras como se dice ‘dime con quien andas y te diré……..’ (ya tu sabes…)
El manifiesto neoliberal de los Gracos expone que:
“La izquierda moderna está en contra de la demagogia sobre el patriotismo económico y todas las formas de proteccionismo. Esto no trae nada más que decadencia y en el peor caso guerra. Por lo que exhortamos a la libre circulación de bienes, capitales, servicios y personas”.
El ex primer ministro italiano, Enrico Letta, ex Goldman Sachs y un miembro de la Comisión Trilateral, también pertenece a la red de Macron y declaró que estaba “contentissimo” y extremadamente satisfecho con los resultados de las elecciones en Francia. Letta es miembro ejecutivo de la llamada Comisión Trilateral y está sentado en el comité ejecutivo del Instituto Aspen, que es criticado por educar “a los tiburones del ambiente comercial.”
Un “movimiento” que surgió de la nada
¿Quiénes son ‘La juvendtud con Macron?” (‘Les Jeunes avec Macron’) que surgió de la nada? Estos se presentan como jóvenes y dinámicos. La prensa francesa les llama “europeister”, y varios periodistas han hecho la pregunta acerca de dónde provienen realmente. Su sitio web no es muy informativo cuando se trata de quién y qué son. Lo mismo se aplica al “movimiento” “En Marcha!” que es el nombre del partido de Macron. Aquí hay mucho de medios sociales como Facebook y poco movimiento popular real.
Macron de 39-años de edad, se vende como candidato juvenil pero sus votantes no son particularmente jóvenes. En las encuestas, ha tenido el 22% de apoyo entre los votantes mayores de 65 años y casi lo mismo  entre los menores de 35.
En lo social son los altos directivos y los intelectuales de alto nivel quienes son los mayores grupos que apoyan a Macron. Entre los trabajadores cuenta con un apoyo pésimo de solo el 9%. Comparando la base electoral de Marine Le Pen y Emmanuel Macron, se ve que el líder del partido Frente Nacional, tiene su apoyo exclusivo entre los personas con educación inferior (31% sin BAC (bachillerato) y 34% de aquellos con sólo BAC). Del mismo modo por Macron son 17% y 15%. Cuando se llega a los que tienen la más alta educación la relación se invierte. Para aquellos con dos o más años de educación más allá de BAC tiene Macron 29%, Le Pen 12%.  El partido ‘En Marche! de Macron es pues el partido favorito de la élite financiera de clase alta y mejor situada burguesía académica.
Macron abucheadoSMLXL

 
La política de Macron afecta a la clase obrera y demás asalariados y es un sueño húmedo de las compañías multinacionales y ‘malabaristas’ financieros. Los Gracques y Macron quieren reformar la izquierda francesa, pero lo que hasta ahora han tenido éxito es desmantelar el Partido Socialista francés y reducirlo a la insignificancia, al igual que sus partidos hermanos en Grecia, los Países Bajos y Bélgica. Ahora trazan rumbo para arrasar también con lo que queda de los sindicatos de trabajadores en Francia. No es extraño que los trabajadores enfurecidos de la fábrica Whirlpool, en la ciudad natal de Macron, Amiens, lo abuchearon cuando trató de calmar los ánimos en una reunión de la empresa que está amenazada con trasladarse a Polonia.
Vamos a ver qué efectos y consecuencias políticas traerá a Europa la entrada de Macron a la presidencia de Francia. Hasta ahora solo podemos adivinar un giro más
hacia la derecha que favorece al gran capital y menos a los trabajadores.

macron1

Deja un comentario