Talibán en los Estados Unidos

Publicado: 29.8.2017            steigan.no/noruego.today

 

taliban-usa

Los talibanes dinamitaron estatuas de Buda en Bayam. A la derecha la eliminación de una estatua controvertida en Baltimore, EE.UU.
En los Estados Unidos se está dando la batalla de las estatuas. En Charlottesville la batalla se trata de una estatua del general pro esclavista Robert E. Lee. Un monumento recordatorio de los estados del sur en Durham, Carolina del Norte, fue demolido por los manifestantes. Cuatro monumentos relacionados con los estados del sur fueron removidos en las tinieblas y la oscuridad en Baltimore. Este es un nuevo giro en un tema antiguo: la demolición de imágenes o iconoclasia. Y el tema pasa rápidamente a ser un paralelo a la voladura de los talibanes de la estatua de Buda en Bamiyán en Afganistán en 2001 y otras destrucciones similares. Y no somos los únicos que sacan la misma conclusión. Lo mismo hace el periódico estadounidense New York Times.
Demolición de imagenes a través de la historia
Una y otra vez en la historia la destrucción de estatuas y otros recuerdos históricos han jugado un papel político importante. Podemos leerlo en la Biblia. En Números 33: 50-52 dice: “El Señor habló a Moisés en las llanuras de Moab, cerca del Jordán, frente a Jericó. El dijo: ‘Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando paséis de Jordán a la tierra de Canaán expulsaréis a todos los habitantes de allí y destruiréis todos sus ídolos. Destruiréis todas las imágenes de barro y los altares de los sacrificios”.
En su tiempo los cristianos solían destruir templos paganos, estatuas y monumentos conmemorativos. Y hubo periodos donde el asaltar y destruir las imágenes han tenido gran poder en el cristianismo. Particularmente en el periodo bizantino en los años 700 hubo duras campañas contra el uso de imágenes y estatuas. Con la reformación europea se produjo una nueva ronda de demolición de imágenes. Los protestantes Calvino y Zwinglio agitaron reciamente por la prohibición de las imágenes de santos, y en el año 1500 hubo varios disturbios propiciados por los demoledores de estas obras icónicas.
SLXLM
 
 
SXLLMTomado de sffarkiv.no
En Noruega Olav Haraldson habla con los campesinos de la villa de Hundorp después de que Kolbein ‘el fuerte’ hubo demolido la estatua del dios pagano Thor.
Algún cronista en el ‘lugar del hecho’ escribió que del interior de esa estatua destruida por Kolbein ‘el fuerte’ “salieron ratas inmensas como gatos, además de lagartijas y culebras”.

El siguiente iconoclasta fue el obispo Jens Pedersen Schjelderup, quien fue el primer obispo protestante de Bergen, Noruega, y quién fue el que se encargó de eliminar las imágenes de santos en las iglesias de la ciudad.
Tanto la Biblia como el Corán tienen versículos que contienen prohibiciones de venerar imágenes, pero la prohibición de la imagen se percibe más estricta en el Islam. En la Biblia, la prohibición de la imagen existe incluso en una de las versiones de los diez mandamientos (2. libro de Moisés).
SMXLL

Pensamos también en el relato de cuando Moisés destruyó las tablas de los mandamientos y luego se lanzó contra el becerro de oro.
Los demoledores de imágenes en el Islam han tenido mejores condiciones de trabajo, ya que la prohibición de venerarlas también es más dura. Pasa de la remoción de imágenes en la Ka’aba sagrada en La Meca a una campaña en curso para destruir la temprana herencia cultural islámica en Arabia Saudita.
SLXLM
 
MXLLS
 
El Estado Islámico demuele estatuas de ruinas en el museo de Mosul, al norte de Irak.
El Talibán y el Estado Islámico
El Talibán explotó, como se mencionó, las estatuas de Buda en Bamyan en 2001. Esto fue, por supuesto, para erradicar importantes rastros de la cultura pre-islámica. El Movimiento Islámico Ansar ad-Dine destruyó monumentos del siglo XVI en Timbuctú en 2012.
Estado Islámico derrumbando la historiaSMLXL

Quizás la demolición más extrema de imágenes y la erradicación del patrimonio cultural ha sido hecha por el Estado Islámico. Han destruido los monumentos culturales en todas partes, la más famosa es su devastación en Mosul y Palmyra. Han destruido un patrimonio cultural insustituible de 3000 años atrás y han hecho el mundo mucho más pobre con sus acciones.
La Revolución Cultural China
También durante la Revolución Cultural China, muchos monumentos culturales religiosos y laicos fueron destruidos. Al igual que en los Estados Unidos de hoy, los motivos eran políticos. Se trataba de erradicar las huellas de los opresores y purgar la cultura de elementos no deseados. No hay ninguna diferencia fundamental entre los argumentos para la eliminación de las estatuas estatales en EE.UU. y los utilizados para eliminar imágenes y estatuas de los señores feudales chinos.
Por supuesto, también hay y habían imágenes y estatuas en la Unión Soviética, y en Polonia, Ucrania y otras partes de Europa Oriental.

SMLXL

                             Una estatua de Lenin es derrumbada en Kiev, Ucrania.
Un camino peligroso y arriesgado.
En la novela ‘1984’ de George Orwell describe lo que la eliminación del pasado hace con una sociedad:
“Cada registro ha sido destruido o falsificado, cada libro se ha reescrito, cada imagen ha sido repintada, cada edificio y calle ha cambiado de nombre, cada fecha se ha alterado. La historia se ha paralizado. Nada existe excepto el presente infinito en el que el ‘Partido’ siempre tiene la razón”.
Y ese es también el propósito. La erradicación de los recuerdos, como en épocas anteriores, coloca un tremendo poder en manos de las personas que quedan con el poder de la definición. O como dice Oliver Stone en un comentario:
“1984 está aquí. Si, ya llegamos allí. La única cosa que aún no se ha hecho es borrar la historia… pues todavía hay gente que recuerda cosas”, dijo. “Una semana es el terrorismo, que domina los titulares, la próxima semana Putin y la próxima Corea del Norte”.
Era, dijo Stone, “al igual que la Semana del Odio en 1984, donde el nombre del país y la cara del líder cambian repentinamente. Lo están haciendo ya ahora y salen con la suya”.
Estatua del grl. pro esclavista Robert G. LeeSMXLL

        Consignas en la estatua del grl. pro esclavista Robert E. Lee en Virginia USA
Y una vez que comienzan a purgar la historia, donde terminamos? Se derrumba  la estatua ecuestre del general Robert E. Lee, sí, pero ¿por qué no la de Thomas Jefferson? También él era “supremacista blanco” y propietario de esclavos. ¿Y por qué no George Washington y el resto de los padres fundadores? ¿Y en Noruega?
Primero tomemos al nazi Knut Hamsun. Pero ¿por qué no Fridtjof Nansen mientras estamos en el proceso? Era un hombre blanco de derecha que hizo posible que el traidor noruego Vidkun Quisling tomara el gobierno del país aliándose con los invasores alemanes nazis en 1939. O a  Henrik Ibsen, hombre blanco como era.
¿Una nueva guerra civil?
Muchos en los Estados Unidos hablan del peligro de “una nueva guerra civil”. Uno no debe rebuscar mucho para encontrar tales advertencias, como en los periódicos en línea Huffington Post y el Foreign Policy. Si hablamos de una nueva guerra civil, debemos recordar de lo terrible que fue la histórica guerra civil en EE.UU. Estamos hablando de una guerra que requirió como un millón de vidas humanas, y que llevó a una inmensa destrucción. Es difícil imaginar algo similar en nuestro tiempo. Pero es bastante serio para los Estados Unidos como estado.
Protegiendo la estatua del grl. pro esclavista Robert G. Lee en Virginia USASMLXL

        Protegiendo la estatua del grl. pro esclavista Robert E. Lee en Virginia USA.
Los estadounidenses viven de la historia de una nación que se volvió a unir después de la guerra civil y ha logrado construir puentes sobre los conflictos históricos. Estas estatuas y monumentos forman parte de este compromiso. Sin embargo, Estados Unidos ya no es la tierra de los libres, el hogar de los valientes, sino un país donde decenas de millones de personas viven en la pobreza de un nivel de Tercer Mundo, mientras que una pequeña clase de oligarcas usurpa la mayor y mejor parte.
Económicamente hablando la superpotencia Estados Unidos va rodando hacia abajo. Si además la identidad cultural estalla, como ahora parece estar sucediendo, podría llegar a ser muy grave. Ya hay proyectos de ley en California y otros estados sobre la ruptura de la federación. El Pentágono ya ha desarrollado nuevas normas de operación que permiten el uso de las fuerzas militares nacionales. La nueva norma establece que: “Los comandantes militares federales tienen autoridad en circunstancias extraordinarias, cuando no es posible asegurar la aprobación previa del presidente y cuando la autoridad local no es capaz de controlar la situación, para insertar fuerzas armadas en las actividades que sea necesarias para rechazar graves e inesperados disturbios civiles.
Capitol y Roma casi lo mismo...quizásSMLXL

Los Estados Unidos se parece cada vez más al Imperio Romano en su etapa final. Los bárbaros ganan guerras a lo largo de las fronteras, la economía falla, la deuda se está disparando y la moneda está en peligro. La infraestructura se derrumba y no se le da mantención; y los ciudadanos van perdiendo la fe en los valores nacionales.

Deja un comentario