Asalto a la embajada de Venezuela en Washington.

Videos destacados.

Nuevamente los EE.UU. se salta los acuerdos internacionales.

La Convención de Viena, del 18 de abril de 1961, es clara y categórica en este aspecto. En su artículo 45 señala que “En caso de ruptura de las relaciones diplomáticas entre dos Estados, o si se pone término a una misión de modo definitivo o temporal: el Estado receptor estará obligado a respetar y a proteger, aún en caso de conflicto armado, los locales de la misión así como sus bienes y archivos”.

El artículo 22 es tajante: “Los locales de la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento”.

Debe señalarse que la Convención de Viena es un tratado internacional, por lo que resulta una norma jurídica vinculante y de obligatorio cumplimiento para los Estados que lo firman. Estados Unidos forma parte de las 190 naciones que están suscritas a este pacto.

Acorde al propio Derecho Internacional, el Colectivo de Protectores de la embajada venezolana proponen también en su memorándum que “La salida de la embajada que mejor resuelve los problemas en beneficio de los Estados Unidos y Venezuela es un Acuerdo de poder de protección mutuo. Estados Unidos quiere una Potencia Protectora para su embajada en Caracas. Venezuela quiere una Potencia Protectora para su embajada en DC. Tales acuerdos no son infrecuentes cuando se cortan las relaciones diplomáticas.”

Y no dejan de tener razón. Recordemos que cuando Estados Unidos decide romper relaciones diplomáticas con Cuba, en el año 1961, los edificios de las respectivas embajadas quedaron a cargo de Checoslovaquia en el caso de la sede cubana, y de Suiza para la estadounidense en La Habana.

Así estuvieron hasta 1977, cuando durante el gobierno de Carter se dio un paso en la normalización de las relaciones entre los dos países y se establecieron las Oficinas de Intereses en cada una de las capitales, bajo la operatoria de las mismas naciones. Para el 2015, con el restablecimiento de relaciones diplomáticas, ambos edificios restablecerían sus funciones como Embajadas.

Pero a pesar de que todo está muy bien estructurado en el orden mundial para la resolución pacífica de las diferencias entre los Estados, el estilo marcado por Donald Trump desde que asumió la presidencia en enero del 2017 indica que poco le importan a él los compromisos internacionales.

En casi dos años y medio de mandato, Trump se ha desvinculado de varios e importantes tratados internacionales. Sus acciones revelan un desprecio por el multilateralismo y el consenso internacional, apostando siempre por imponer los intereses de su país.

Al final ese fue el lema de su campaña “América Primero”, el cual está decidido a cumplir aunque para ello tenga que desalojar el Derecho Internacional y matonear a todo el mundo.

Ver nuestros artículos anteriores de “Como entender lo que pasa en Venezuela”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s