Colapso del petróleo y caída bursátil. ¡Prepararse para la gran tormenta!

Videos y sucesos destacados.

Illustrasjon: Shutterstock


Tomado de steigan.no. Traducción: noruego.today . (Algunos enlaces en otros idiomas).

Pánico en los mercados financieros: “Los inversores quieren hundirse en la tierra. El cielo se está cayendo. Vete mientras puedas”. Esto es lo que escribe el periódico noruego de comercio y finanzas “Dagens Næringsliv”. Los precios del petróleo cayeron en USD 15, como más del 30 por ciento. La bolsa de valores japonesa Nikkei cayó un 5,7%, la bolsa de Hongkong un 4,3%. La corona noruega está en su punto más débil contra el dólar y el euro.
No pasaba desde principios de la década de 1930 que la combinación de precios y pesimismo ha sido como es ahora. “El colapso de los precios acaba de comenzar” dice el analista de Rapidan Energy Group Bob McNally al Financial Times. Leer lo que dice El País.

Crisis sistémica, no coronavirus.

Es obvio culpar al virus corona por este repentino estancamiento. Y está claro que cuando China, que es la fábrica mundial ha cerrado muchas de las empresas manufactureras y puesto en cuarentena a más de 50 millones de personas, habrán efectos globales. Para Italia, la situación también es dramática.

Una cuarta parte del país está en cuarentena, y el centro económico del país, Milán, se encuentra en el centro de la zona de cuarentena. Al mismo tiempo, la industria turística, que es extremadamente importante se está deteniendo. Ya no se ven las largas colas frente al Coliseo y los museos y bares y restaurantes del Vaticano están vacíos. Pero no es culpa del coronavirus.

Es un tipo de ‘virus’ completamente diferente que ahora amenaza con llevar a la economía mundial derecho a la depresión.

La crisis financiera del 2008 nunca se resolvió, solo la barrieron bajo la alfombra.

La crisis financiera de 2008 fue la mayor depresión de los últimos tiempos. Se relacionó con un desajuste extremo entre un mercado financiero inflado y un mercado de valores y lo que se puede llamar la economía real.

El auge hasta 2007 fue financiado por préstamos y cada vez más préstamos. Los que estaban impulsando esta ola de especulación no eran otros que las grandes instituciones financieras, y cuando llegó la represión, buscaron protección de la Reserva Federal de EE.UU. (FED) y dejaron que los contribuyentes pagaran la cuenta.

La Fed introdujo la “flexibilización cuantitativa”, que no es otra cosa que la impresión de más dinero. El capital financiero aprovechó la situación para consolidarse. La cantidad de bancos en los Estados Unidos se redujo drásticamente, y los gigantes financieros que habían comenzado todo el espectáculo salieron triunfantes y más poderosos que antes. Pero esto no resolvió ninguno de los problemas básicos. El tarro fue pateado más ‘pa abajo’ en la calle, como decimos aquí. La deuda solo se incrementó:

Rendimiento alemán a 30 años versus rendimiento de bonos a 30 años.

En una serie de artículos en steigan.no, Tollef Hovig ha discutido los problemas del capitalismo actual. Él escribe, entre otras cosas:

“El gran cambio en nuestro tiempo es el aumento de las ganancias que provienen del entretenimiento, los bienes de estatus, el turismo, los juegos y el tipo de negocio donde las personas simplemente mueven el dinero entre ellos. Estos tipos de bienes que no son bienes necesarios, sino bienes y servicios que crecen cuando se satisfacen las necesidades, constituyen una proporción cada vez mayor del PIB de los países de altos ingresos. Las ganancias de este tipo de bienes resultan en un crecimiento económico escaso o nulo para la sociedad”.

Para contrarrestar el estancamiento, los bancos centrales han bajado las tasas de interés a algo cercano a cero. En un análisis del curioso año financiero 2019, Hovig escribe:

“Un evento notable que sucedió durante el año fue que más del 30% de los bonos gubernamentales negociables del mundo produjeron un rendimiento negativo. Algunos eventos quizás incluso más notables fueron que en marzo, Alemania subastó bonos del gobierno con un vencimiento a 10 años de 2.400 millones de euros a una tasa negativa del 0.05%, que se repitió en agosto cuando Alemania subastó bonos del gobierno con un vencimiento a 30 años. 2.000 millones de euros con un tipo de interés negativo del 0,11%. Por lo tanto, quienes compraron estos bonos del estado alemán tuvieron que pagarle al estado alemán, si o si, por prestarle ese dinero”.

En resumen, el año financiero 2019 fue el año en que la porción de la tasa de interés financiera constituida por los bonos estatales cayó por debajo del 0%.

Cuándo comienza la caída del capital?

Es solo cuestión de tiempo cuánto se puede aumentar la deuda antes de que estalle la burbuja. Y ahora parece que esto ha sucedido.

La guerra del petróleo.

Además, la caída de los precios del petróleo tiene mucho que ver con los principales conflictos de poder. Estados Unidos ha querido romper la economía de Rusia mediante sanciones a las exportaciones de petróleo y gas de Rusia, como Nord Stream 2.

A través de un esfuerzo masivo de fracking, en corto plazo Estados Unidos se ha vuelto relativamente independiente de las importaciones de hidrocarburos, y puede usar esta posición para forzar su gas de fracking a Europa.

Desde la crisis del dólar en 1973, Arabia Saudita ha sido el garante de un mercado petrolero basado en el dólar, y la dictadura petrolera todavía juega ese papel. Pero ahora Rusia ya no se unirá al juego. Bloomberg escribe que Rusia abandonó al Príncipe Heredero Mohammad Bin Salman y comenzó la guerra contra la industria del fracking estadounidense.

Para decirlo de manera menos dramática: Rusia se negó a frenar su producción para mantener altos los precios del petróleo. Pues si lo hace solo la industria del fracking de los Estados Unidos se beneficiaría. Cuando las negociaciones de la OPEP +, es decir, entre la OPEP y Rusia, colapsaron, el precio del petróleo cayó inmediatamente en un 10%. Desde entonces la caída continuó. Rusia decidió sacrificar la OPEP+ para detener a los frackers y castigar a los Estados Unidos por las sanciones.

Los analistas predicen el peor año para el sector petrolero desde la crisis financiera (2008). Y recordemos: la industria del fracking nunca ha obtenido ganancias, es puramente basada en préstamos.

Para Noruega, esto, por supuesto, tendrá consecuencias significativas. Seremos castigados porque no hemos utilizado los ingresos del petróleo para desarrollar otras industrias y negocios. Y seremos castigados por seguir con los políticos que han hecho su eslogan para distribuir miles de millones de impuestos fiscales noruegos al capital financiero, proyectos de ayuda cuestionables, terroristas en Siria, la Fundación Clinton y lo que sea, en lugar de asegurar negocios, vida laboral y producción casera.

Nos quedamos con una casta de estafadores políticos.
Una tormenta perfecta.

Esto significa que nos enfrentamos a algo que se asemeja cada vez más a una tormenta perfecta, donde todos los factores negativos de la economía mundial se unen para crear una tormenta gigante. Y en esa imagen, por supuesto, la epidemia del virus corona juega un papel, no como causa sino como factor contribuyente. Y también será explotado, ya que brinda a las autoridades la oportunidad de imponer virtualmente cualquier medida que deseen. Pueden prohibir lo que quieran. Pueden cerrar regiones y países enteros. La economía está por el suelo, y la culpa es del virus por supuesto.

Un comentario en “Colapso del petróleo y caída bursátil. ¡Prepararse para la gran tormenta!

  1. Pingback: Goldman Sachs: Estados Unidos va a su mayor caída en la historia. – noruego.today

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s