Película “Para Sama”- montaje ‘a lo Goebbels’ para colonizar a Siria.

Videos y sucesos destacados.

La película “Para Sama” se presenta como documental, pero no es más que un montaje para desviar la atención a
crímenes de guerra. Joseph Goebbels, ministro de propaganda de Hitler no podría hacerlo mejor.

De: “Al-Nusra goes to Hollywood” en steigan.no 11. Marzo de 2021 – Autora: Eva Thomassen – Trad. y adenda: noruego.today

Konsentrasjonsleiren Øst-Aleppo og humanistene - Revolusjon

Eva Thomassen es socióloga y trabaja como asesora en el Servicio Psicológico Pedagógico de Oslo. Ha vivido en Siria y ha visitado el país cinco veces desde 2015.


“Para Sama”, nominada al Oscar, aclamada en el Festival de Cannes y la televisión noruega NRK.

“Esta película es tan fuerte que es difícil asimilarla”, “un documental de guerra apasionante e íntimo que aspira al estatus de clásico del film”.

Los críticos de cine de todo el mundo han quedado fascinados con el documental “Para Sama”, (Orig.:’For Sama’). realizado por la protagonista Waad al-Kateab y Edward Watts en la dirección.

Ella comenzó a filmar cuando era estudiante para documentar la revuelta de los estudiantes contra el presidente sirio Bashar al-Assad y continuó filmando mientras la ciudad de Alepo era atacada, mientras se enamoraba y tenía hijos con el Dr. Hamza, y luego era cuidar de su bebita en medio de una guerra.

-Da una impresión inolvidable, dice el director del festival Tor Fosse en el Festival Internacional de Cine de Bergen (BIFF) al periódico noruego VG.

“Tuve la suerte de recibir la visita de Edward Watts, uno de los directores. Es una obra cinematográfica íntima, increíblemente dolorosa y hermosa de madre e hija y un testimonio poco común de la guerra contado desde una perspectiva femenina”.

Máxima nota.

La película fue nominada al Oscar como mejor documental en 2019. Ganó el Oscar británico, es decir, BAFTA, y ha recibido otros 70 premios y otras 46 nominaciones.

Øyvor Dalan Vik en el periódoco noruego DN afirma que “Para Sama” es “la más fuerte entre todas las películas que no se pasaron en Noruega debido al cierre por el corona”.

“Creo que es uno de los documentos cinematográficos más importantes de la guerra en Siria porque nos muestra tanto la tragedia como la esperanza, le dice Vik a VG”.

El crítico del diario “Aftenposten” Kjetil Lismoen le da a la película una tirada de estrellas y la llama

“un documental de guerra apasionante e íntimo que aspira al estatus de un clásico del cine”.

El periódico británico “The Guardian” dice que la película es “imposible de ignorar” y le otorga la máxima de cinco estrellas.

El telón de fondo.

Han pasado 10 años desde que comenzó la guerra contra Siria. ¿Qué mejor entonces que difundir que el régimen de Assad aplastó un levantamiento pacífico haciendo una película sobre la tal “revolución”?

La película es mucho más fuerte de lo que VG anuncia aquí. VG y el resto de la audiencia occidental, los medios, Hollywood, los cineastas, nos presentan una película producida por terroristas sobre terroristas de Al-Nusra. Simplemente no lo entendemos … Todo lo que dicen y todo lo que hacen es reconocible. “Libertad, democracia y derechos humanos”. ¿Quién no lo quiere? Están hablando de la “revolución”. Obtienen premios y son entrevistados. Se han convertido simplemente en estrellas de cine de gran formato.

Pero, ¿para quién es difícil asimilar la película? Para una audiencia occidental con un cerebro dócil esta es una película que cae bien. Para la población civil siria en Alepo y en todo el resto de Siria la película es un recordatorio del terror que la población civil ha vivido durante 10 años. Y sobre todo los titulares de guerra de los medios occidentales que nos bombardean con mentiras. Pues “Para Sama” es una mentira de las grandes. Una larga lista de mentiras sobre la guerra contra Siria. El difundir las mentiras sobre Alepo ha sido para los productores lo más importantes de la película.

Al este de Aleppo en 2016.

Trad.: “Querido mundo, es mejor comenzar la 3a. guerra mundial en lugar de dejar que Rusia y Assad hagan un holocausto de Alepo”. ¿Quien cree que esto lo dice un infante de 7 años?

¿Se recuerdan de Bana? La niña de siete años que tuiteó mentiras transmitidas como gritos desesperados durante la “lluvia de bombas de los bombarderos rusos y sirios”. Después de que Alepo fue liberado o “cayó”, como decimos en Occidente, de repente vimos a la niña Bana en el regazo de Erdogan. También la vimos con Madeleine Albright cuando ambas recibieron premios del ‘Atlantic Council’. Y de pronto vimos a Bana en el escenario en Hollywwod durante la entrega de los Oscares. En resumen, en todas partes fue aclamada. Una niña de siete años que le pidió a Trump que iniciara una tercera guerra mundial para salvar al pueblo sirio. Ahora no escuchamos más de Bana. Ya pasó. Que el padre y la madre de Bana fueran parte del grupo terrorista Al-Nusra y usaran a Bana como mascota y fuerza motriz de Occidente para salvar la “revolución” en Siria de repente ya no supimos ni nos importaba más.

“Cae Alepo, cae la revolución” – El noruego Bendik Sørvik incluso escribió un libro cuyo título reflejaba dolor: “La revolución perdida”. El libro había comenzado antes de que Alepo fuera recuperada por las fuerzas sirias. Si Alepo no hubiera “caído” probablemente el título del libro sería otro.

Los ‘Cascos Blancos’.
Conocimos a los Cascos Blancos por primera vez en Alepo. Eran carpinteros, maestros, trabajadores de la limpieza y héroes cotidianos que cavaron en las ruinas por las bombas rusas. Siempre con cascos blancos. Era la marca registrada de ellos.

“Bajo los escombros”.
Los Cascos Blancos están ahora en Idlib y continúan filmando y corriendo hacia las cámaras y ambulancias que siempre están lejos. ¿Qué están haciendo los Cascos Blancos en estos días cuando los bombarderos rusos no están sobrevolando en Idlib? Como organización de cuidado civil de buen corazón que son ahora han reemplazado el ‘mono’ (overall blanco) por equipo contra infecciones. Siguen con cascos blancos por supuesto.

“Los últimos de Alepo”.

Por supuesto, una película premiada sobre los héroes de Alepo ha llegado a las salas de cine de occidente. Aquí podemos admirar con tranquilidad su esfuerzo “bajo los escombros” en Alepo. En todo momento atisbando al cielo por los bombarderos rusos. Siempre listos con cámara e iluminación adecuada. Los vemos alimentando gatos y pájaros cuando los bombarderos se han tomado un descanso. Aquí no debería haber ninguna duda sobre el espíritu de abnegación de nuestros héroes.

Otro “documental” sobre los buenos y los malos…

¿Por qué son héroe si solo están usando un disfraz? ¿Quién riega flores con el casco puesto? Uno casi puede preguntarse si es el MI6 el responsable de algo. No es improbable. El ex oficial de inteligencia británico James Le Mesurier fue el cerebro detrás de los Cascos Blancos. La película “Los últimos hombres de Alepo” es también un montaje. Los ‘Cascos Blancos’ (CB) se sentaron en el autobús a Idlib con Bana, su madre y su padre. Y todos los “actores” de Al-Nusra. Los pagos vienen del Reino Unido / EE. UU. Dejaron atrás un distrito minado donde incluso los juguetes estaban llenos de explosivos. Y James Le Mesurier, creador de los CB fue encontrado muerto en la acera frente a la casa donde vivía en Estambul en 2020. Al parecer ‘lo suicidaron’ del mismo modo que Jeffrey Epstein en N. York.

El niño Omran.

Fotos de Omran se utilizaron en las portadas de periódicos de todo el mundo. Prácticamente lo mismo y al mismo tiempo. Cuando Omran apareció más tarde de la mano con sus padres los medios ya no estaban interesados.

La foto del niño de la ambulancia naranja salió como “pan caliente” en los medios occidentales. Apareció en las portadas de absolutamente todos los periódicos. ¿Por qué se hizo este video y por qué se difundió sin que tuviéramos ninguna fuente fuera de la que venía de los Cascos Blancos? El captor de la imagen icónica fue “el fotógrafo” Mahmud Raslan quien tuvo la oportunidad de llorar y contar una historia sobre los bombarderos rusos y sirios en horario estelar en todos los principales canales de televisión de Occidente. Este “fotografo” había encontrado al chico Omran “bajo los escombros”. El “fotógrafo” incluso hizo llorar al entrevistador en CNN durante la transmisión. Pero, ¿quién era exactamente el “fotógrafo” que se hace llamar Mahmud Raslan?

Raslan se tomó unas selfie que publicó en Facebook donde se encuentra con terroristas que le cortaron la cabeza al niño refugiado palestino Abullah Issa y lo filmaron y lo publicaron en la red. Esa historia no llegó a las redacciones de los medios de Occidente.

Este “fotógrafo” formó parte de la red terrorista Al-Zinki.
Arriba con flechas blancas el terrorista Al-Nusra que decapitó a un niño de 12 años.

Después de la liberación de Alepo supimos la verdad sobre el chico Omran. Lo que nos presentaron fue una mentira. Otro montaje. Sin embargo, la verdad sobre Omran no se mostró en las portadas de los medios de comunicación en Occidente. Ni siquiera como una pequeña nota.

“Para Sama”.

Esta película no puede ser más elogiada en la lista de los filmes famosos. Es casi lo último que la industria cinematográfica puede presentar. Se trata de una historia conmovedora sobre dos sirios “revolucionarios” que junto con otros sirios “revolucionarios” luchan por la “revolución” en Alepo. Es un drama que se desarrolla. Es una película de guerra real, pero también una película de amor. Se enamoran, se casan, ella queda embarazada, son felices, el padre trabaja como médico, la esposa y madre filma la revolución. La película trata sobre Sama. La niñita Sama nacida en la revolución, en medio de la lucha. En resumen una película para sentirse bien. De “los buenos que pelean contra los malos” que son los que están en el poder.

La familia es entrevistada en todas partes. Antes de la película, después de la película y sobre la película. Se trata de la “revolución” siria. Y, con ella viene el “régimen de Assad” que debe ser derrocado “bajo los escombros”. De eso se trata esta “revolución”. Un levantamiento popular. Hablan en nombre de la lucha del pueblo sirio por la “democracia y los derechos humanos”. (Típico, sobre todo cuando en la región hay recursos como el petróleo y otras cosas).

La película recibe premios en todas partes. Apenas quedan premios. ¿Quizás el premio Nobel?

Hora estelar: «El último médico».

¿Qué hacía “el último médico” en su tiempo libre?

Cuando ves grandes estrellas siempre sientes un poco de curiosidad por saber quiénes son estas personas. Un poco de “chismocidad” si se quiere. Echemos un vistazo a quiénes son estas estrellas tanto delante como detrás de la cámara. Veamos cómo vivían en Alepo. Cómo se desarrolló el día a día la revolución, por así decirlo. Estas son personas reales que se están filmando a sí mismas. Se presentan como luchando por Siria y para el pueblo sirio en una revolución real. Una revolución que recibe un enorme apoyo de Occidente. Tan grande que uno piensa que estas películas son reales y no pensamos en comprobar su autenticidad.

Estamos hablando de Siria. Estamos hablando de terror. Estamos hablando de Alepo. Estamos hablando de equipos de filmación. Estamos hablando de auspiciadores. Estamos hablando de quien financia una película así hecha en un área que estaba gobernada por un grupo terrorista que corta la cabezas a la gente. Estamos hablando de una zona de guerra. ¿Quién transportó el equipo de filmación dentro y fuera de Siria? ¿Quién estuvo detrás y quién financió a la comunidad cinematográfica allí en Alepo? Pues era nada menos que el grupo terrorista Al-Nusra el que tenía el control allí en Alepo y eran los terroristas los que controlaban los cruces fronterizos con Turquía. Entonces, ¿cómo podría la gente común que quería filmar una revolución confiar en estos grupos terroristas? ¿Cómo podían los grupos terroristas confiar en que lo filmado era lo que realmente sucedía en Alepo?

Hemos escuchado que el padre era médico. Un médico trabajador que salvó vidas de los que estaban “bajo los escombros” que causaron los bombarderos rusos.

Veamos lo que hacía papá en su tiempo libre cuando no era «médico».

Aquí está con Sama en brazos como una mascota. Junto a los terroristas de Al-Nusra y otros grupos afiliados a Al-Qaeda. Sama está envuelta en la bandera del grupo terrorista “Ejército Sirio Libre”. Ese grupo terrorista que nos han dicho son rebeldes “moderados”. Que se consideran el ejército “legítimo” de Siria. Y la bandera de la “oposición” o “revolución” es la que cubre a la niña Sama.

Foto a la izq.: La beba Sama está en el escenario con el terrorista Abdel-Basset al-Sarout asesinado en 2019 y descrito por ellos como un “icono de la revolución”, un héroe y un “luchador por la libertad”.

Foto a la der.: En colaboración con el grupo terrorista Fastaqim Union / Al-Quaida, donde estudian el mapa de una zona residencial en el este de Alepo contra la que planean ataques.

Propaganda barata.

Siria se enfrenta a la mayor guerra de propaganda de la historia.

Los piratas informáticos (jakeros) de “Anonymous” han penetrado los sistemas informáticos del ministerio de relaciones exteriores británico y se han llevado cientos de archivos que describen los programas de propaganda a usarse en Siria.

En una brecha de seguridad de enormes proporciones parece que los piratas informáticos han sacado archivos que indican las relaciones económicas y operativas entre la Oficina de Relaciones Exteriores del Commonwealth y Desarrollo (FCDO) y una red de contratistas privados que han tenido cooperadores ocultos en Siria en los últimos diez años de esta larga guerra. Los documentos filtrados contienen varios cientos de archivos adjuntos que revelan una red de propaganda de increíbles dimensiones.

Todos en la llamada ‘oposición’ siria fueron capacitados y apoyados por firmas de relaciones públicas respaldadas por gobiernos occidentales, desde narrativas políticas y montajes de difusión. Estos contratistas también organizaron entrevistas con algunos líderes de la oposición siria en los medios occidentales, como la BBC y Chanel 4. El objetivo es promover el apoyo occidental a los rebeldes “moderados”.

La película “Para Sama” está financiada y realizada en colaboración con Chanel 4. Todo, desde el equipo de cámaras que la madre de Sama usó en Alepo hasta el producto terminado. “El último Doctor” es utilizado como fuente de información por Chanel 4, CNN y la BBC donde él llega con un guión escrito de antemano pidiendo ayuda. Hillary Clinton necesitaba esa ayuda para cumplir su deseo de una zona de exclusión aérea sobre el este de Alepo. Lo que no se le dió.

Las agencias de relaciones públicas no solo influyeron en la forma que los medios cubrieron Siria, sino que, como revelan los documentos filtrados produjeron sus propias ‘pseudo’ noticias de propaganda para transmitirlas en las principales cadenas de televisión de Oriente Medio, incluidas BBC Arabic, Al Jazeera, Al Arabiya y Orient TV.

Se estableció contacto directo con algunas de las principales agencias de noticias regionales e internacionales. Se estableció contacto con más de 1600 periodistas occidentales. Así como con “expertos en Siria”. Se capacitó a un pequeño grupo de portavoces civiles de la “oposición” para actuar como intermediarios creíbles entre agencias de telegramas regionales e internacionales, como Al-Jazeera, Al Arabia, Orient, Sky News Arabic y CNN, BBC, BBC Arabic, The Times, The Guardian, FT, NYT, Reuters y otros.

Esto escribe Ben Norton en The Grayzone sobre las agencias infiltradas en Siria para socavar su gobierno.

El contratista occidental “ARK” aparentemente tenía operativos en el terreno dentro de Siria al comienzo del intento de cambio de régimen en 2011 informando al Foreign Commonwealth and Development Office (FCO) del Reino Unido que “el personal de otro ARK está en contacto regular con activistas y actores de la sociedad civil con quienes se reunieron inicialmente durante el estallido de protestas en la primavera de 2011″.

Hay motivos para creer que estos contratistas ya estaban en Siria cuando comenzó el levantamiento de marzo de 2011. Y habían establecido una red en toda Siria. Entre otras cosas en colaboración con el Observatorio Sirio de derechos humanos (SOHR). Usado diligentemente como fuente informativa. SOHR ya estableció en 2006 una red en Siria con más de 100 informantes repartidos por todo el país. ¿Objetivo? Preparar la guerra contra Siria en 2011.

El objetivo era tan simple como obtener el apoyo y aprobación de la población siria. En Noruega el blanco era la población noruega. El modelo ha funcionado según el plan desde la guerra que comenzó en 2011 hasta hoy 10 años después.

Video publicado en 2013 sobre la filtración de documentos que comprometen a empresas británicas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s