El sucio paso hacia la energía verde.

Videos y sucesos destacados.

Tierras raras, el lado oscuro de los metales para la tecnología “limpia”. De: Deutsche Welle (DW). Foto superior: Extracción del coltan en Africa que entre otros usos es el de generar y almacenar “energía limpia”, celulares, baterías, etc., etc…

Artículo publicado en : steigan.no -11. Junio ​​de 2021 – Traducción: noruego.today

El llamado “cambio verde” no es tan verde que digamos, muestra un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE). Han analizado lo que se requerirá de la extracción de minerales clave para pasar de la energía fósil a la llamada energía “renovable”. (Usamos comillas aquí, porque resulta que gran parte de lo que se vende como renovable no es renovable en absoluto). El informe de “The Role of Critical Minerals in Clean EnergyTransitions” (El rol de los minerales clave en la transición a la energía limpia) afirma:

Un sistema de energía impulsado por tecnología de energía pura o ‘limpia’ es muy diferente del suministrado por los tradicionales de hidrocarburos. La construcción de sistemas fotovoltaicos (panel solar), parques eólicos y vehículos eléctricos generalmente requiere más minerales que sus contrapartes de combustibles fósiles. Un automóvil eléctrico típico requiere seis veces más recursos minerales en comparación con un automóvil convencional, y una planta de energía eólica en tierra requiere nueve veces más recursos minerales que una planta de energía a gas. Desde 2010 la cantidad promedio de minerales necesarios por nueva unidad con capacidad de producción de energía ha aumentado en un 50% a medida que ha aumentado la proporción de energías renovables.

El tipo de recursos minerales necesarios varía según la tecnología. El litio, el níquel, el cobalto, el manganeso y el grafito son cruciales para el rendimiento, la longevidad y la densidad de energía de la batería. Los elementos de ‘tierra raros’ son esenciales para los imanes permanentes que son importantes para turbinas eólicas y motores en vehículos eléctricos (EV). Las redes eléctricas necesitan una gran cantidad de cobre y aluminio, con el cobre como piedra angular de toda la tecnología relacionada con la producción de energía. El cambio a un sistema de ‘energía limpia’ dará lugar a un enorme aumento de la necesidad de estos minerales, lo que significa que el sector energético está emergiendo como una fuerza importante en los mercados de minerales.

El rápido desarrollo y transición a “las energías limpias” implica una creciente demanda de los minerales en la gráfica arriba. No se incluyen el acero ni el aluminio. Los colores indican los elementos que conllevan.

Una gran cantidad de baterías usadas

El mayor uso de baterías conducirá a un gran aumento en la cantidad de baterías usadas y a un problema similar de basura y reciclaje, escribe IEA, y lo ilustra de la siguiente manera:

El aumento proyectado de baterías gastadas sugiere un enorme margen para el reciclaje.

La extracción de litio, por ejemplo, requiere grandes cantidades de agua, y aproximadamente la mitad de los recursos de litio del mundo se encuentran en áreas donde ya hay escasez de agua, afirma el informe. El aumento de la extracción de minerales también dará lugar a grandes cantidades de deshechos o emisiones. Además la disminución de la calidad del mineral con el tiempo aumentará tanto la necesidad de energía en la extracción dejando una profunda huella de la industria minera en la naturaleza. Por tanto, el precio de esta energía limpia también aumentará. Ver informe en la página 137.

La IEA se da cuenta de que se vuelve muy difícil obtener cantidades tan grandes de minerales, por lo que creen que el reciclaje es el camino a seguir. Pero el reciclaje no es un almuerzo gratis. Se necesita por ejemplo mucha energía y trabajo para obtener pequeñas cantidades de litio de una batería móvil. Y hoy, este reciclaje está muy sucio. Los niños pequeños queman desechos tecnológicos en África para extraer los minerales necesarios para el “cambio verde”.

La verdad ardiente detrás de un vertedero de desechos electrónicos en África. The Burning Truth Behind an E-Waste Dump in Africa.

El “cambio verde” es sucio

Los políticos noruegos nombran “el cambio verde” en casi todos los discursos que dan, como si estuvieran diciendo algo muy importante. Y el público se alimenta con hermosas visiones de cuán ecológico y hermoso debería ser todo. Pero este es el reclame. La realidad es mucho más brutal.

No estamos diciendo que las energías alternativas no tengan nada que ver con esto, o que no se deba hacer ningún esfuerzo para encontrar alternativas al sistema energético fósil. Lo que estamos haciendo es deshacernos de los trucos comerciales y señalar los costos, tanto económicos, humanos y ambientales a los que conducirá este llamado “cambio verde”. Y hasta ahora la conclusión es clara: es un cambio sucio, y ni una sola vez logrará en particular reducir el uso de la energía fósil.


Nos quieren vender la idea de que el paso hacia “la energía limpia” es el futuro ideal.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s