Se le cayeron las máscaras a los gobernantes de Australia.

Videos y sucesos destacados.

Por Terje Måløy (noruego en Australia) – 25. Noviembre de 2021 –
Publicado en steigan.no y Midt i fleisen – Trad.: noruego.today

En los últimos meses, las máscaras han caído y las acciones y declaraciones de los políticos son mucho menos disimuladas. Ahora se está abusando de los aborígenes para obligarlos a tomar drogas experimentales, algo con lo que ya tienen una larga experiencia. Puede que la brutalidad no sea un signo de fuerza sino de debilidad, ya que muchos en las ciudades han cerrado la boca y la resistencia crece semana tras semana.

Las numerosas manifestaciones alrededor de Australia el 20 de noviembre fueron las más grandes hasta ahora, y es un triunfo fantástico que se hayan llevado a cabo como demostraciones pacíficas de fuerza. La gente ahora se atreve a reunirse para dar su opinión en todas las capitales de los estados y en muchos lugares más pequeños. Está claro que muchos de los participantes no están acostumbrados a este tipo de cosas, pero eso les da más gusto.

Se ha convertido casi en un ritual de los sábados, los manifestantes llenan las calles de la ciudad de Melbourne para atacar los mandatos de vacunas y el proyecto de ley contra la pandemia. La controvertida legislación se debatirá esta semana.

La manifestación en Melbourne, en el estado de Victoria, se hace más grande semana tras semana, y la semana pasada fue una de las más grandes de la ciudad. Aunque los políticos aún no tienen la intención de rendirse, con un Partido Laborista (Labor) que debe haber vendido su alma al diablo, las manifestaciones son un enorme empujón psicológico para muchos en una sociedad que lleva casi 2 años aterrorizada y aislada. La resistencia ahora es más amplia y está mejor organizada y será mucho más difícil de romper que durante el bloqueo anterior.

Una nueva ley de emergencia pandémica que se está probando en Victoria está en juego en el parlamento. La ley significará el fin de toda oposición legal y, en realidad, proporcionará autoridad legal para la vacunación obligatoria. El caso aún no se ha decidido, pero las manifestaciones probablemente hayan convertido lo que de otro modo habría sido una decisión silenciosa dictatorial en una dramática votación.

Desde el inicio del covid, los medios dominantes han retratado deliberadamente a todos los disidentes como extremistas de derecha. Se sospecha que la estrategia fue ideada por Hill & Knowlton o empresas de relaciones públicas similares. También hay un cierto esnobismo detrás. El propósito de tacharlos de extremistas es evitar que los ciudadanos comunes participen en la protesta por asociación y limitar a pensar «ideas desviadas».

Aunque todavía se están esforzando, esta impresión creada artificialmente está empezando a deteriorarse, ya que la mayoría de los participantes son australianos común y corrientes. Ya no se ven muchas banderas de izquierda durante las manifestaciones, quizás no es tan extraño ya que gran parte de la izquierda se tragó las hermosas palabras dichas por la Big Pharma sobre la solidaridad.

Las últimas manifestaciones (¡las más grandes jamás realizadas en la ciudad!) Recibieron poca cobertura mediática de los medios dominantes, aunque eran demasiado grandes para omitirlas por completo. Además, parece haber una conciencia naciente en la gente de que algo anda mal, a pesar de que la línea editorial es unilateral.

Segregación racial

Desde el fin de semana pasada, hasta ahora se me ha negado el acceso a: la 1ª piscina, la 2ª biblioteca, la 3ª a una cafetería, 4ª a una zapatería, la 5ª a un centro comercial y la 6ª a un servicio de fotocopias. No estoy acostumbrado a eso, pero no es una tragedia. No se puede decir lo mismo de muchos otros, donde este sistema les ha arruinado la vida, que es también el propósito. La gente común respetuosa de la ley que ha trabajado durante 30 años, con hijos e hipotecas, a menudo en ocupaciones especializadas, muchos trabajadores de la salud, se encuentran ahora sumidos en la pobreza. Los ahorros están comenzando a agotarse y la falta de vivienda es la próxima parada. Para los hombres y mujeres jóvenes de la clase trabajadora, esto ya es una realidad. Ayuda un poco que el mercado laboral sea bueno, pero hay una fecha límite antes de que comience la inevitable recesión económica.

Aquellos que optaron por vacunarse ahora enfrentarán la misma opción cada seis meses: tomar el producto bendecido de Pfizer o perderán sus trabajos y hogares y no tendrán acceso a ninguna parte.

Abuso contra las comunidades aborígenes

Las autoridades pueden hacer cosas en el interior que aún no han sucedido en las ciudades. El ejército ahora rodea los asentamientos nativos y envía a los que viven allí a campos de cuarentena.

El gobernador de Northern Territory (200.000 habitantes, la mitad aborígenes) Michael Gunner, pronunció recientemente el discurso al estilo de George W. Bush de este año «o estás con nosotros o contra nosotros», en el que dijo:

«Si te opones a la vacunación obligatoria, estás absolutamente en contra de la vacuna. No me importa cuál sea tu estado personal de vacunación. Si apoyas, luchas por, da luz verde, consuela o apoya a alguien que argumenta en contra de la vacuna, tú eres un anti-vacunas. En absoluto. Tu estado de vacunación personal es completamente irrelevante «.

El enojo falso es el truco de un político mediocre para parecer sincero.

El territorio ha introducido leyes de apartheid similares a las de Victoria y Australia Occidental para todos los ciudadanos, donde la intención es que quienes no permitan ser «vacunados» perezcan de la pobreza. La mayoría de las profesiones tienen prohibido estar «no vacunadas», al igual que la mayoría de los servicios. Es casi el mismo estatus que tienen los aborígenes.

Se ha eliminado el derecho a decir que NO

Muchos aborígenes se han destacado en la lucha contra la vacunación obligatoria, ya que conocen por experiencia previa lo que implica el abuso en nombre de la salud pública. Podemos mencionar casos como las generaciones robadas y experimentos médicos cometidos y esterilización forzada. La lista continúa. Más recientemente, en 2007, el estado autraliano envió al ejército para administrar estas áreas en contra de la voluntad de los habitantes, sin que nada mejorara.

No ayudó al escepticismo de los aborígenes que las autoridades a principios de este año consiguiera que un anciano de la tribu, el «tío Bevan», promoviera la vacuna, donde la televisión mostró cómo le inyectaron valientemente el fármaco «seguro y eficaz». ¡Una semana después se murió «repentinamente»!

El territorio ahora ha requerido fuerzas del ejército para vacunar a comunidades remotas

Las áreas remotas ahora se declaran en bloqueo total. Binjari y Rockhole (población de 100 a 200 habitantes, a 18 horas en coche de Darwin) ya no tienen «las cinco razones aceptadas» para dejar sus hogares, dijo el ministro principal del Territorio del Norte, Michael Gunner, refiriéndose a las cosas que uno puede hacer durante el encierro ( comprar comida, hacer ejercicio hasta dos horas diarias, cuidados, trabajo o educación si no se puede hacer desde casa, y vacunarse en el lugar más cercano posible). Ahora los residentes, que están atrapados en sus hogares bajo un calor de 40 grados, «solo pueden viajar para recibir tratamiento médico, en emergencias o según lo requiera la ley». Las personas que huyen al monte reciben grandes multas.

38 aborígenes de estas dos comunidades fueron enviados recientemente al campo de cuarentena de Howard Springs. El sitio es uno de los muchos campamentos nuevos que se han construido en todo el país durante el año pasado, cerca de una base militar a cierta distancia de Darwin. Cuando se construyeron los campos, se dijo que estas áreas, que recuerdan sospechosamente a los campos de concentración, eran solo para viajeros del exterior, y que todo lo demás eran teorías de conspiración.

Los aborígenes no se adaptan bien al encarcelamiento y, en general, existe una alta tasa de mortalidad entre los aborígenes detenidos. No hay razón para creer que este aislamiento forzoso será diferente, especialmente con los ancianos que se trasladan en condiciones difíciles, pero ahora todos los muertos son convenientemente clasificados como covid-muertos, de la misma manera que los que fueron encerrados y murieron de pura negligencia en los hogares de ancianos en junio de 2020 y que fueron declarados personas muertas por el covid.

Los 38 fueron transportados allí en los camiones del ejército porque habían estado en «contacto cercano» con un «infectado», mientras esperan que más «pruebas» (con el PCR notoriamente poco confiable / ajustable) y encuentren más gente que pueda confinar. Dado que no es posible ponerse en contacto con los habitantes, todavía no se sabe qué es lo que realmente está sucediendo allí. La anciana de la tribu June Mills, que tiene contacto con personas de la zona, habla sobre los niños que son retenidos e inyectados en contra de su voluntad y sobre las personas que no tienen acceso a alimentos. Una señal de que se están produciendo abusos es que algunas comunidades en otros lugares deberán tener ahora una tasa de vacunación del 100%.

En los casi 2 años transcurridos desde que se introdujo el estado de emergencia, el Northern Territory no ha ampliado significativamente la capacidad sanitaria de cuidados intensivos, lo que demuestra que las autoridades saben muy bien cuál es la agenda principal, es decir, se trata de la vacuna, no de la salud.

Las autoridades sanitarias de Australia del Sur han emitido una licitación para organizar campamentos de cuarentena para los aborígenes que no pueden ser puestos en cuarentena en casa. Los planes incluyen «pruebas de covid» diarias.

Las personas de Australia Occidental que se niegan a ser vacunadas en «áreas remotas vulnerables» (aborígenes) también están sujetas a prohibiciones de viaje y otras restricciones. El jefe de vacunas del estado, Chris Dawson, anunció que las autoridades de salud aumentarán los esfuerzos para vacunar a los pueblos indígenas durante las próximas semanas, incluido ir de puerta en puerta en las comunidades para persuadir a la gente, tantas veces como sea necesario.

Protestas en Austria y varios países de Europa. Trad. del lienzo: «Controlen las fronteras NO a la gente»

Este informe se publicó por primera vez en Midt i fleisen.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s