No estamos hechos para el distanciamiento social, porque daña nuestro sistema inmunológico.

Videos y sucesos destacados.

Por lector – 21 de enero de 2022 – Fuente: steigan.no – Trad.: noruego.today

Como los simios somos animales sociales. Nos desarrollamos en estrecha interacción con otras personas. Sin contacto social nos va mal, escribe Markham Heid en este artículo.

La activación de la parte ventral del nervio vago puede reducir significativamente el riesgo de Covid-19

Autor: Markham Heid, 25 de noviembre de 2020

Marcus Heid es un reportero de salud galardonado que ha contribuido con artículos para TIME, Mens Health y Everyday Health, entre otros.

Como los mamíferos en general, el hombre también es un ser social. Nos desarrollamos para poder vivir en una sociedad con dependencia mutua y por lo tanto no podemos prescindir del contacto humano.

Todos tenemos, cada uno para nosotros, un umbral para la interacción social. Y casi todos nos volvemos ansiosos cuando nos privamos del contacto con los demás. Nuestro sistema inmunológico responde a esto fortaleciendo nuestra autoprotección. Esto es una habilidad natural de defensa corporal.

Un nuevo estudio de la revista Neuroscience & Biobehavioral Reviews señala que el aislamiento social está asociado con un aumento en la producción de moléculas proinflamatorias. Esto también es cierto en casos graves de Covid-19. Investigaciones de hace un tiempo relacionan la soledad con una inmunidad celular debilitada y consecuentemente: aumento de la carga viral en caso de infección.

No estamos creados para el aislamiento social

Darse un abrazo y tener conversaciones cara a cara se ha vuelto difícil, y esto persistirá durante algún tiempo.

Los cambios celulares en nuestra inmunidad generan preocupación con respecto al SARS-CoV-2. La inflamación descontrolada es un sello distintivo de esta enfermedad y es común en los casos graves de Covid-19.

«Las personas con Covid-19 no mueren por la cantidad de virus en sus cuerpos, sino por la alta exposición a las citoquinas«, dijo Stephen Porges, PhD, un destacado investigador de la Universidad de Indiana. Las citocinas son células inmunitarias que pueden regular el grado de inflamación. En casos de Covid-19 grave, aumenta el número de citocinas proinflamatorias. Como resultado, la inflamación causa daño a los órganos y la consiguiente muerte.

«Nuestro sistema nervioso autónomo depende de la interacción social. Y los impulsos neuronales que nos da. Sin esa información, nuestro cuerpo no puede descansar».

Stephen Porges dice que ésta ahora infame «tormenta de citoquinas» puede acumularse como resultado de una serie de razones. Las condiciones médicas como la obesidad y la diabetes, que son factores de riesgo establecidos para el covid-19 grave, tienden a aumentar la carga de citoquinas de una persona, dice. Lo mismo ocurre con el trauma no resuelto (retención de reflejos como huida/lucha – inmovilización sostenida) y el aislamiento social.

«Nuestro sistema nervioso autónomo requiere interacción social», dice Porges. “Sin este tipo de aporte/información, nuestros cuerpos no podrán calmarse”.

En algunos de los trabajos que ha publicado durante la pandemia, ha afirmado que el acercamiento social a distancia seguro y confiable es un elemento subestimado en la prevención y el tratamiento del Covid-19. En un artículo publicado recientemente, él y sus coautores señalan que los corticoides -medicamentos desarrollados para reducir la producción del organismo de moléculas proinflamatorias- se han convertido en un elemento clave en el tratamiento de la covid-19. Sin embargo, las autoridades de salud pública en su mayoría han hecho poco para promover la interacción social segura como método para calmar el sistema inmunológico. Y con ello reducir la inflamación.

Aquí es donde entra en escena el nervio vago, y especialmente la parte del nervio que ejerce un efecto calmante a través de la interacción social positiva. Vago ventral.

El nervio vago y la interacción social

Cuando las personas experimentan ansiedad debido a la angustia, incluidos los tipos derivados del aislamiento social, experimentan una oleada de actividad en la parte simpática del sistema nervioso autónomo. Este sistema aumenta la actividad del corazón, ralentiza la digestión y provoca una amplia gama de cambios fisiológicos, también conocidos como respuesta del cuerpo al estrés (reflejos protectores).

El estrés y la actividad en la parte simpática del Sistema Nervioso Autónomo (ANS) son normales y, por lo tanto, también saludables en cantidades moderadas. Como experimentamos a diario. «Pero si el Sistema Nervioso Autonómico, por otro lado, está constantemente en modo vuelo/lucha, y no se calma, entonces se perderá el equilibrio», dice Peter Payne, investigador del Departamento de Microbiología e Inmunología del Dartmouth College. Esta pérdida de equilibrio es la base de la desregulación del sistema inmunitario y la inflamación persistente asociada con el estrés crónico. Esto parece jugar un papel en los casos de Covid-19 grave.

Payne dice que la parte parasimpática del sistema nervioso autónomo (SNP) proporciona el contrapeso a este estado de estrés. A veces llamado el sistema de descanso y digestión. Por lo tanto, la actividad del SNP se asocia con sentimientos de calma y relajación. «Es una condición muy positiva y reparadora», dice.

El nervio vago, que es una red de nervios que conecta el cerebro y el sistema inmunitario con el corazón, los intestinos y otros órganos, controla la actividad del SNP. Según Peter Payne, el nervio vago, cuando está activo, actuará como un freno contra el estrés y los subsiguientes efectos de estimulación inmunológica en el cuerpo.

Hay muchas formas de activar el nervio vago y las fuerzas reductoras del estrés. Payne menciona la respiración profunda, el yoga, la meditación y otras técnicas de relajación, que en conjunto implican «apagarse» y realizar un reinicio de los muchos factores estresantes de la vida. Pero el nervio vago tiene dos ramas principales: Dorsal y Ventral -de las cuales la última- y que además es la de desarrollo más reciente, se encuentran exclusivamente en mamíferos y humanos. Payne dice que esta rama, ahora en cuestión, funciona en conexión con un tipo de interacción social positiva y estimulante. Tendrá un efecto más robusto y calmante sobre el sistema nervioso.

«Desde el punto de vista evolutivo, activar esta rama es una forma mucho más avanzada de lidiar con el estrés causado por la angustia, equilibrando así el sistema nervioso», dice.

Cómo activamos el nervio vago cuando el contacto cercano supone un riesgo

Porges dice que esta rama del nervio vago, de la que aquí se trata, está conectada a los músculos de la cara, la cabeza y la garganta. Esto puede explicar por qué la interacción social -que sonreímos, reímos, hablamos, escuchamos y sentimos- parece activar el nervio vago y su efecto calmante.

«Lo que pensamos, como el hablar, es una forma de corregulación», dice. “Proyectas cuál es tu estado autónomo a través de tu tono de voz y lo recibes de la misma forma de la persona con la que estás hablando”.

Gran parte de la medicina moderna se centra en las intervenciones, ya sea que adopten la forma de un fármaco, una operación o el uso de un respirador. Cada una de estas medidas tiene su lugar. Pero Porges dice que también debemos usar «los propios recursos del cuerpo» para combatir el Covid-19, y eso incluye su capacidad para calmarse a sí mismo y su actividad inflamatoria a través de la interacción social.

En conclusión, Stephen Porges nos dice: “Lo que sacamos de esto es que nos buscamos y nos mantenemos en contacto, tanto como sea posible y de la manera que nos resulte más natural. Sin interacción social, la amenaza de la pandemia se intensificará».

Markham Heid, 25 de noviembre de 2020
Título original: «La activación del nervio vago podría reducir su riesgo de Covid-19».

Las contribuciones firmadas por los lectores corren por cuenta del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de nuestro portal.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s