El viento le está cambiando a Goliat.

Videos y sucesos destacados.

Siempre hay una respuesta a la fuerza bruta

Por Terje Valen -13. febrero 2022 – Fuente: steigan.no – Trad.: noruego.today

Grandes y rápidos cambios están ocurriendo en el mundo. Una señal de esto es que Rusia ha mandado parar una mayor expansión que los estrategas estadounidenses han llamado ‘la cabeza de puente europea de los Estados Unidos para poder conquistar todo el continente euroasiático’, es decir, el área bajo la OTAN y Unión Europea (UE).

No es casualidad que esto llegue ahora. En los últimos años, hemos visto un gran cambio en la fuerza que se aleja de la dominación mundial angloamericana. Hemos visto un fuerte fortalecimiento del movimiento de países no alineados, con un nuevo punto culminante durante la conferencia para celebrar el 60 aniversario del su fundación en Belgrado, donde el movimiento se inició a su debido tiempo. En un comunicado posterior a la reunión de los 105 estados que participaron, se señala que el movimiento de países no alineados ahora es más fuerte que nunca, y es especialmente el papel de China en el movimiento lo que lo ha llevado a esto. En el encuentro se resaltó que luchan por los cinco principios para la convivencia pacífica entre los estados y para que todos respeten el contenido de la Carta de la ONU. Y la crítica de quienes atacan a otros estados fue clara.

Esto ahora ha ido más lejos en la declaración posterior a la reunión entre Putin y Xi Jinping en relación con los Juegos Olímpicos cerca de Beijing. Esta declaración está siendo estudiada ahora por los líderes de todos los estados y movimientos políticos y sociales en todo el mundo. Todo el mundo debería leerla. ¿Qué surge de esta afirmación? Esta anuncia una nueva era en lo que respecta al desarrollo sostenible en el mundo. Los dos jefes de estado dejan en claro que la «Gran Estrategia» de los Estados Unidos para el dominio de todo el continente euroasiático es un capítulo cerrado y que el dominio mundial de los Estados Unidos también ha terminado. Proclaman que Estados Unidos ahora debe asumir las consecuencias de esto y abandonar el objetivo de su política exterior y dar fin a las guerras, socavar, engañar y mentir en su propaganda para crear una opinión pública que apoye un cambio de régimen que no le obedezca. Y afirman que hay una pequeña minoría de estados, con el mando angloamericano en el centro, que son responsables de esta política.

Con eso, enfatizan la nueva realidad en el mundo. Afirman que la alianza entre Inglaterra y sus afiliados de Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, que hasta ahora han seguido como estados vasallos de la OTAN y la UE, está muy aislada en el mundo. Algo que a nosotros, que llevamos décadas empapados de la propaganda estadounidense, nos cuesta un poco entender.

Putin y Xi Jinping saben que EE. UU. y la OTAN deben detener el avance en Europa, que Ucrania nunca estará bajo el dominio de EE. UU., a pesar de que estuvieron involucrados en la organización de un golpe allí en 2014, cuando instalaron un presidente vasallo con la ayuda de los EE. UU. y un movimiento nazi allí. E incluso si ahora preparan las armas y tratan de convencernos de que Rusia atacará. Algo que por supuesto no es una amenaza. Y todos en este juego realmente lo saben. El periódico noruego ‘Klassekampen’ habla hoy de «amenazas del este», por supuesto que están hablando de amenazas a la dominación mundial de los Estados Unidos. Todavía no han entendido que ahora también es hora de que los estados vasallos de esta superpotencia se rebelen contra el emperador si queremos ser capaces de crear la paz en Europa y el mundo.

Todos saben ya que los estados vasallos europeos sufren bajo el dominio de EE.UU. y en realidad anhelan que se vaya. Tienen importantes intereses económicos en aumentar los lazos con Rusia y China. También saben que estos dos países no son enemigos y de a poco les va quedando claro a todos que esa imagen de ‘enemigo’ la crea Estados Unidos para mantener a los vasallos continuamente bajo su control.

Al mismo tiempo, está ocurriendo un derrumbe del dominio estadounidense en gran parte del mundo. Ya han visto que este dominio se vale de la ayuda de organismos internacionales que han sido tomados bajo su control, la ONU, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, la OEA, las ONG, que han llevado a una gran miseria a los países que han sido expuestos a ellas. Además, todos ven que la llamada democracia por la que Estados Unidos dice luchar, en el país mismo es una pura oligarquía donde los políticos son comprados y pagados por las grandes empresas. Además, ven a los Estados Unidos colapsar con una pobreza creciente, contradicciones internas hostiles y la toma del propio Congreso. Estados Unidos ya no es algo a lo que aspirar.

Frente a esto, Putin y Xi Jinping exponen los cinco principios de convivencia pacífica y el contenido real de la Carta de la ONU que las alianzas en torno a Estados Unidos e Inglaterra han violado en un conjunto y en grado extremo después de que la OTAN «bombardeara por la paz» a Yugoslavia en 1999. Este bombardeo precedió a un país que no había atacado a ningún país de la OTAN. Por lo tanto, estaba fuera del objetivo mismo de la OTAN como una alianza de defensa y se estaba embarcando en la era en que la OTAN se convirtió en una fuerza agresiva contra los estados fuera de la propia alianza. Durante 72 horas, Estados Unidos y la OTAN bombardearon puentes, mercados, fábricas, instalaciones de televisión, hospitales y mucho más con el claro objetivo de desmoralizar a la gente allí. Fue una violación de la mayoría de los acuerdos y convenciones existentes e incluso de la constitución de varios países de la OTAN.

Fue la primera gran agresión para tomar el control de toda Eurasia de acuerdo con la «Gran Estrategia» de los Estados Unidos que fue formulada y escrita en el libro de Zbigniev Brzezinski «The Grand Cessboard» – (American Primacy and its Strategic Imperatives / Primacía estadounidense y sus imperativos estratégicos) de 1997 y consagrado en las leyes estadounidenses de 1999 y 2006. Una política que, lamentablemente, Obama trató de seguir, con terribles resultados para quienes fueron atacados. Y cuando Trump quiso acercarse a Rusia, fue atacado con todas sus fuerzas por los líderes del Partido Demócrata y tuvo que desistir. Al mismo tiempo, fue tan estúpido que se tiró a atacar económicamente a China. Ahora Biden intenta seguir en ambas pistas sin tener la oportunidad de lograr nada.

Ahora la continuación de la «Gran Estrategia» está bloqueada de manera decisiva, y la lucha para lograr que el imperialismo angloamericano liderado por Estados Unidos se adhiera a la Carta de la ONU con los cinco principios de coexistencia pacífica entre estados, se ha tomado en serio. Por lo tanto, el viento ha dado un giro de 180 grados. Si podemos seguir lo que Putin y Xi Jinping advierten en sus declaraciones, entonces, de hecho, se abre un gran espacio para el desarrollo pacífico del mundo. Estados Unidos, el enemigo número uno del mundo en la actualidad, debe volver a sí mismo y concentrarse en crear buenas condiciones para su propio pueblo en lugar de usar sus enormes recursos para ganar hegemonía sobre otros estados. También es importante que el pueblo noruego y el gobierno noruego observen este desarrollo. Y el primer paso ahora es evitar que Estados Unidos provoque una guerra en relación a Ucrania.

Del blog de Terje Valen, (en noruego) sábado 12 de febrero de 2022.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s