Mujeres esclavizadas como resultado del bombardeo a Libia.

En este video muestra la historia de “Mariam”, cautiva sexual en Tripoli, luego de los bombardeos de EE.UU. y Europa, entre estos Noruega destruyeron uno de los países que mejor funcionaban en Africa.

Por Selam Gebrekidan – (Reuters) – Trad.: noruego.today – 8. marzo 2021.

En la noche del 2 de junio de 2015, hombres armados bloquearon una carretera en la costa norte de Libia y detuvieron un camión blanco que se dirigía a toda velocidad hacia Trípoli, la capital. Los hombres apuntaron con sus rifles de asalto al conductor. Tres subieron a bordo para registrar la carga.

Ruta Fisehaye, una eritrea de 24 años, estaba acostada en la caja del primer remolque del camión. Junto a ella yacían 85 hombres y mujeres eritreas, una de los cuales estaba embarazada. Algunas docenas de egipcios se escondieron en el segundo tráiler. Todos compartían un sueño: llegar a Europa.

Los pistoleros ordenaron a los migrantes que bajaran del camión. Separaron a los musulmanes de los cristianos y, luego, a los hombres de las mujeres. Pidieron a los que afirmaban ser musulmanes que recitaran la Shahada, una promesa de adorar solo a Alá. Todos los egipcios gritaron las palabras al unísono.

“No hay más Dios que Muhammad que es el Mensajero de Dios”.

“Allahu Akbar”, respondieron los hombres armados.

Fisehaye se dio cuenta entonces de que estaba en manos del Estado Islámico de Irak y Siria. Sus captores vestían túnicas con estampado de camuflaje beige, ropa que no había visto en otros hombres en Libia. La mayoría de ellos se escondieron detrás de pasamontañas negros. Una bandera negra ondeaba desde una de sus camionetas.

“Estábamos seguros de que nos llevaban a la muerte”, recordó Fisehaye, una cristiana que usa un collar de hilo negro para simbolizar su fe ortodoxa. “Lloramos de desesperación”.

Sus captores tenían otro fin en mente.

Mientras el Estado Islámico lucha por expandirse en Libia, está recompensando a sus guerreros explotando el gran éxodo de inmigrantes africanos con destino a Europa.

Desde que el grupo surgió en Libia a finales de 2014, unos 240.000 migrantes y refugiados han atravesado el país devastado por la guerra. En los últimos 18 meses, los combatientes del Estado Islámico han secuestrado al menos a 540 refugiados en seis emboscadas distintas, según 14 migrantes que presenciaron los secuestros y que desde entonces han escapado a Europa.

Luego, los combatientes esclavizaron, violaron, vendieron o intercambiaron al menos 63 mujeres cautivas, nueve de las cuales describieron su terrible experiencia en detalle a Reuters. Sus historias comprenden el primer relato corroborado de cómo el Estado Islámico convierte a las mujeres refugiadas en esclavas sexuales usándolas como moneda humana para atraer y recompensar a los combatientes en Libia. Es el mismo modelo de abuso que empleó contra las mujeres yazidi en Siria e Irak.

Debido a su proximidad al sur de Europa y sus fronteras compartidas con seis naciones africanas, Libia es el puesto de avanzada más importante del Estado Islámico fuera de Siria e Irak. Es un territorio que el grupo está luchando duro por defender.

En agosto, aviones de combate estadounidenses y europeos bombardearon Sirte, el bastión del Estado Islámico (EI) en Libia, en un intento de arrebatar la ciudad del control del grupo. Los ataques aéreos han revivido un asalto militar estancado que las brigadas libias lanzaron a principios de este verano. Actualmente se sabe que los EE.UU. se valió de los mismos del EI para derribar el gobierno de Gaddafi.

Sirte es estratégicamente importante para el Estado Islámico. La ciudad se encuentra en una carretera que conecta dos ejes del tráfico de personas de Libia: Ajdabiya en el noreste, donde los migrantes se detienen para liquidar las tarifas con los contrabandistas, y los puertos pesqueros en el oeste, de donde salen barcos hacia Europa todas las semanas.

Desde este bastión, el Estado Islámico ha encontrado numerosas formas de sacar provecho de la crisis de refugiados, a pesar de la declaración del grupo de que la migración es “un pecado grave y peligroso” en la edición de septiembre de su revista, “Dabiq”.

El grupo extremista ha cobrado impuestos a los contrabandistas a cambio de un paso seguro y ha utilizado rutas de contrabando bien transitadas para traer nuevos combatientes, según residentes libios entrevistados por teléfono, un alto funcionario estadounidense y un informe del Consejo de Seguridad de la ONU publicado en julio.

El brigadier Mohamed Gnaidy, un oficial de inteligencia de las fuerzas locales reunidas en la cercana ciudad de Misrata, dice que el Estado Islámico ha reclutado a migrantes para que se unan a sus filas, ofreciéndoles dinero y novias libias.

También ha extraído bienes humanos de la corriente de refugiados que atraviesa su territorio, según los relatos de Fisehaye y los demás supervivientes que fueron entrevistados. Cinco de los seis secuestros masivos verificados por Reuters tuvieron lugar en un tramo de 160 kilómetros cerca de Sirte en marzo, junio, julio, agosto y septiembre del año pasado. El sexto ocurrió cerca de la frontera de Libia con Sudán en enero.

Esta historia se basa en entrevistas con Fisehaye, otras ocho mujeres esclavizadas por el Estado Islámico y cinco hombres secuestrados por el grupo. Reuters habló con los refugiados en tres países europeos durante cuatro meses. Dos mujeres aceptaron hablar oficialmente, arriesgándose al estigma que acosa a las sobrevivientes de violencia sexual. Reuters no pudo comunicarse con los combatientes del Estado Islámico en Libia o corroborar de forma independiente ciertos aspectos de los relatos de las mujeres.

¡Mejor morir de un disparo que decapitado!

Antes de salir de Eritrea, Fisehaye (que rima con Miss-ha-day) se sintió atrapada en su trabajo como tendera de una granja del gobierno. Como la mayoría de los jóvenes eritreos, fue recluta en el servicio nacional a largo plazo del país, que dura mucho más de los 18 meses exigidos por la ley. Apenas podía arreglárselas con su magro salario de 36 dólares al mes. Pero también sintió que no podía renunciar y arriesgarse a enfurecer al estado, que a menudo es acusado de violaciones de derechos humanos.

Fisehaye, una mujer menuda cuya sonrisa se apodera fácilmente de todo su rostro, decidió arriesgarse. En enero de 2015, cruzó la frontera hacia Sudán con un primo y dos amigos, con el corazón puesto en Europa.

En Jartum, la capital de Sudán, Fisehaye pasó cuatro meses recaudando los 1.400 dólares que necesitaba para pagarle a un contrabandista un viaje a Libia. Intentó y no pudo encontrar un trabajo lucrativo. Así que, como miles de refugiados antes que ella, llamó a familiares en el extranjero para que colaboraran. Habló con emigrados recientes y encontró un contrabandista eritreo cuyos clientes le dieron una crítica entusiasta.

Antes de partir hacia el desierto, escuchó historias sobre forajidos armados que violaban a mujeres en Libia. Pagó a un médico por una inyección anticonceptiva que duraría tres meses.

“Una vez que dejas Eritrea, no hay vuelta atrás. Hice lo que haría cualquier mujer ”, dijo.

La primera etapa de su viaje transcurrió sin problemas. En mayo, su convoy cruzó el Sahara y llegó a Ajdabiya en el noreste de Libia. Fisehaye creía que lo peor había pasado. Aunque nadie cuenta a los migrantes que mueren por enfermedad, hambre y violencia en el desierto, los grupos de refugiados dicen que pueden morir más allí que ahogarse en el mar Mediterráneo.

“Nadie nos detuvo en el Sahara … y los contrabandistas nos dijeron que no deberíamos preocuparnos por Daesh”, dijo, utilizando un acrónimo árabe de Estado Islámico. “Nunca esperé ver un estado organizado como el de ellos en Libia”.

Ella estaba equivocada.

La noche del secuestro, los combatientes armados del Estado Islámico ordenaron a Fisehaye y a los otros cristianos que regresaran al camión. Los hombres subieron al remolque delantero y las mujeres, 22 en total, a la parte trasera. Condujeron hacia el este, siguiendo el mismo camino que habían recorrido horas antes. Una camioneta con una ametralladora montada le seguía de cerca.

Media hora más tarde, la camioneta giró a la derecha en un camino de tierra y el suave resplandor de las luces de una ciudad brilló delante. Algunos hombres cautivos habían visto videos de decapitaciones del Estado Islámico. Al darse cuenta de que los hombres armados pertenecían al grupo, los hombres saltaron y corrieron hacia el desierto llano. Estalló el fuego. Algunos cayeron muertos, otros fueron detenidos. Algunos se escaparon.

“Pensamos que sería mejor recibir un disparo que ser decapitado”, dijo Hagos Hadgu, uno de los hombres que saltó del camión, en una entrevista en Hållsta, Suecia. No lo atraparon esa noche y llegó a Europa dos meses después. “No queríamos morir con las manos y las piernas atadas. Incluso un animal necesita retorcerse en la hora de la muerte”.

Los combatientes depositaron a los migrantes en un hospital abandonado ubicado en un matorral cerca de una ciudad desértica llamada Nawfaliyah. Registraron a las mujeres en busca de joyas, les levantaron las mangas y el escote con una varilla y las llevaron a una pequeña habitación donde tenían a una mujer nigeriana.

A la mañana siguiente, uno de los líderes de los combatientes, un hombre de África Occidental, visitó a las mujeres. Trajo a un niño, uno de los al menos siete niños eritreos que el Estado Islámico había secuestrado en marzo, para que les sirviera de traductor.

“¿Sabes quiénes somos?” preguntó el hombre.

Las mujeres guardaron silencio.

“Somos al-dawla al-Islamiyyah”,

-explicó el hombre, usando el árabe del Estado Islámico.

Recordó a las mujeres que el Estado Islámico era el grupo que había asesinado a 30 cristianos eritreos y etíopes en abril, filmó la masacre y publicó el video en línea. El califato les perdonaría a ellas la vida porque eran mujeres, les aseguró, pero solo si se convertían al Islam.

“O dejaremos que te pudras aquí”,

advirtió.

Fisehaye encontró la conversión como un pensamiento loco. Junto con las otras mujeres, lanzó una andanada de preguntas al hombre: ¿Podemos llamar a nuestras familias y decirles dónde estamos? ¿Pueden pagarte un rescate por nuestra libertad? ¿Puedes decirnos qué les hiciste a nuestros hermanos? ¿Nuestros maridos?

El hombre ofreció pocas respuestas y ningún consuelo.

foto-articulo-Domingo

Tres semanas después, en la primera semana de Ramadán en junio, aviones de combate bombardearon el complejo hospitalario abandonado y algunos de los edificios se derrumbaron. Es difícil determinar quién estuvo detrás del ataque. Tanto el ejército estadounidense como los grupos libios occidentales han denunciado redadas en pueblos cercanos en esa época.

En el caos que siguió, Fisehaye y las otras mujeres corrieron más allá de los escombros y corrieron descalzas hacia el desierto. La tierra caliente les chamuscó los pies. Los hombres cautivos, que habían estado retenidos en el mismo recinto todo el tiempo, corrieron hacia adelante.

En poco tiempo, los cautivos que huían distinguieron las siluetas de una camioneta y hombres con rifles de asalto delante de ellos. Los hombres armados hicieron señas para que los migrantes se detuvieran y luego abrieron fuego. Las mujeres se detuvieron. La mayoría de los hombres migrantes escaparon, pero once fueron detenidos y azotados. Se desconoce su paradero.

Los ataques aéreos continuaron durante la semana. Finalmente, los combatientes del Estado Islámico trasladaron a las mujeres a los barrios abandonados de una empresa de construcción turca en Nawfaliyah a dos horas de distancia.

La prisión improvisada albergaba niveladoras y topadoras de proyectos de obras viales de mediados de la década de 2000, con sus cuerpos de metal oxidándose bajo el intenso calor. Los trabajadores itinerantes habían garabateado sus nombres y países en las paredes del complejo. Fisehaye y las otras mujeres se quedaron en una pequeña habitación donde los paneles de yeso sudaban cuando subían las temperaturas. Una familia coreana, un pediatra, su esposa y su hermano, fueron encarcelados en otra habitación.

Fisehaye y las otras mujeres solo tardaron una semana en intentar otra fuga. Nueve escaparon, pero no Fisehaye. En cambio, la llevaron de regreso a la prisión provisional y la azotaron durante días. El médico coreano atendió sus heridas.

Unas semanas más tarde, a principios de agosto, otras 21 mujeres eritreas se unieron al grupo de Fisehaye. Ellas también habían sido secuestradas a lo largo de un tramo de carretera en el centro de Libia. Una mujer vino con sus tres hijos, de cinco, siete y once años.

Conversión al Islam.

A lo largo del verano, el Estado Islámico consolidó su control en el centro de Libia. En Sirte, los combatientes del Estado Islámico aplastaron un levantamiento salafista ejecutando a los disidentes y colgando sus cuerpos de las farolas. En Nawfaliyah, desfilaron cabezas decapitadas para silenciar la disidencia.

Luego, en septiembre, el emir del grupo en Libia, Abul-Mughirah Al-Qahtani (más conocido como Abu Nabil), anunció la “gran necesidad en su dominio de todos los musulmanes que puedan venir. Convocó a combatientes, médicos, expertos legales y administradores que podrían ayudarlo a construir un estado funcional. Impuso fuertes impuestos a las empresas y confiscó propiedades enemigas, tal como lo había hecho su grupo en Siria e Irak.

Las filas de combatientes del Estado Islámico aumentaron. En su apogeo, el grupo pudo haber tenido 6.000 combatientes en Libia, según las estimaciones del Ejército de Estados Unidos, aunque el Pentágono redujo drásticamente esa estimación este mes a mil combatientes en Sirte.

Los hombres solteros, la mayoría de los cuales provenían de otras partes de África, necesitaban compañeras, y el Estado Islámico reclutó a mujeres mayores en Sirte para ayudar. Las mujeres, llamadas ‘cuervos’ porque vestían de negro, visitaron las casas de los habitantes y registraron a niñas solteras mayores de 15 años como posibles novias, dice el brigadier Gnaidy de las fuerzas de Misrata.

A medida que las ambiciones del grupo crecieron ese verano, también lo hizo su necesidad de mujeres. La versión del Estado Islámico de la sharia permite a los hombres tomar esclavas sexuales. Las mujeres secuestradas, desprotegidas y lejos de casa, se convirtieron en blancos fáciles. A mediados de agosto, más de dos meses después del secuestro de Fisehaye, los combatientes del Estado Islámico trasladaron a las 36 mujeres bajo su custodia a Harawa, una pequeña ciudad que controlaban a unos 75 kilómetros (46 millas) de Sirte.

Como lo describen Fisehaye y las otras siete mujeres entrevistadas por Reuters, la vida en Harawa era casi cotidiana al principio.

No hubo ataques aéreos, golpizas ni amenazas de violencia sexual. Los cautivos, hombres y mujeres eritreos secuestrados en junio y agosto, incluidos Fisehaye, dos nigerianos y la pareja coreana y su pariente, vivían en un gran recinto junto a la presa de la ciudad. En las próximas semanas, se les unieron 10 trabajadores médicos filipinos secuestrados en un hospital en Sirte, un profesor bangladesí extraído de una universidad de Sirte, una ghanesa embarazada capturada en Sirte y una mujer eritrea capturada con su hijo de 4 años en la carretera a Trípoli.

Fue aquí donde Fisehaye se unió a Simret Kidane, una joven de 29 años que dejó a sus tres hijos con sus padres en Eritrea para buscar una vida mejor en Europa. Ella estaba entre las mujeres secuestradas en agosto.

Kidane se hizo amiga de uno de los guardias, Hafeezo, un mecánico tunecino convertido en yihadista de unos 30 años. Hafeezo ayudó a las mujeres a navegar su nueva vida en cautiverio. Les llevó víveres y transmitió sus demandas a sus superiores en Sirte. Las consoló cuando lloraron. Les aconsejó que olvidaran sus vidas pasadas y abrazaran el Islam. De esa manera, prometió, podrían ser liberadas para encontrar un marido entre los militantes. Incluso se les puede permitir llamar a casa.

Las mujeres pidieron lecciones religiosas y Hafeezo les trajo una copia del Corán traducida a su primer idioma, el tigrinya. También trajo una pequeña computadora portátil Dell y una memoria USB en la que había subido textos religiosos y lecciones sobre la vida de los yihadistas caídos.

Fisehaye cedió primero. En septiembre, después de tres meses de cautiverio, se convirtió al Islam y adoptó un nombre musulmán, Rima. Su conversión tuvo un efecto dominó en todo el recinto; Kidane y los demás hicieron lo mismo un mes después.

“No veía otra salida”, dijo Fisehaye. “El Islam fue un paso más hacia mi libertad. Nos dijeron que tendríamos algunos derechos como musulmanas”.

Después de su conversión, Hafeezo les trajo abayas y niqabs negros, prendas sueltas que algunas mujeres musulmanas usan para cubrirse. Mantuvo la distancia y se negó a hacer contacto visual. En cambio, supervisó sus maneras desde lejos.

Otro guardia, un combatiente sudanés mayor, les enseñó a rezar. Recitó versos del Corán e hizo que las mujeres escribieran y repitieran sus palabras. Cuando el guardia se mudó a un nuevo trabajo en Sirte, Hafeezo trajo un televisor de pantalla plana y les mostró videos de lecciones religiosas y misiones suicidas. Como prometió, Hafeezo permitió que las mujeres llamaran a sus familias.

En diciembre, los frecuentes disparos pincharon la vida relativamente tranquila en Harawa. La comida empezó a escasear. Hafeezo fue llamado a menudo al frente y desapareció durante días. Un día, se llevó a Kidane a un lado y le dijo que se preparara para lo que estaba por venir. El liderazgo había cambiado: el emir del Estado Islámico en Libia había muerto en un ataque aéreo de Estados Unidos un mes antes, y el destino de las mujeres junto con él.

“Ahora eres sabaya, le dijo Hafeezo a Kidane, usando el término arcaico para esclavo/a. Había cuatro posibles resultados para ella y las otras mujeres, explicó. Sus respectivos dueños podrían convertirlas en sus esclavas sexuales, regalarlas, venderlas a otras milicias o ponerlas en libertad.

“No te preocupes por lo que te sucederá en manos de los hombres”, dice Kidane que le dijo Hafeezo. “Preocúpate solo por tu posición con Allah”.

Kidane no compartió este detalle con Fisehaye ni con las otras mujeres, con la esperanza de salvarlas de la desesperación.

Más tarde, uno de los superiores de Hafeezo llegó al complejo para realizar un censo. Escribió los nombres y edades de las mujeres en un libro mayor. Les pidió que se quitaran los velos y les examinó la cara. Regresó una semana después y se llevó con él a dos de las mujeres más jóvenes, de 15 y 18 años. El 17 de diciembre envió a buscar a Kidane. Ese día, se la entregó a un miembro libio de una brigada del Estado Islámico en Sirte. A pesar de sus repetidas súplicas, su nuevo dueño se negó a reunirla con Fisehaye.

Kidane y las adolescentes escaparon y ahora buscan asilo en Alemania.

SABAYA.

A finales de enero, una úlcera de estómago confinó a Fisehaye en su cama. El estrés empeoró las cosas. Una tarde, al regresar de una visita al hospital, fue testigo de cómo un niño, no mayor de 9 años, disparaba a un hombre en la plaza del pueblo.

sirte-foer-og-etter
Sirtre antes y después bombardeada por la fuerzas aéreas de la OTAN.

Poco después, ella y las mujeres cautivas restantes se mudaron a un almacén en Sirte donde el Estado Islámico almacenaba electrodomésticos, combustible y esclavos. Un grupo de 15 mujeres eritreas, que habían sido secuestradas en julio, y tres mujeres etíopes secuestradas en enero, se unieron a ellos esa semana.

El almacén se convirtió, para las mujeres, en una última frontera de desafío. Como nuevas musulmanas, abogaron por una mejor atención médica y la abolición de su esclavitud. Absorbieron las palizas en respuesta.

La resistencia resultó inútil. Un combatiente eritreo llamado Mohamed, que solía pasar por allí para inspeccionar a las mujeres, compró Fisehaye en febrero. Nunca dijo cuánto pagó por ella. Pero al principio parecía amable, preguntando por su salud y su vida pasada en Eritrea.

“Estaba confundida. Pensé que me iba a ayudar. Quizás se había infiltrado en Daesh. Quizás él no era realmente uno de ellos. Empecé a albergar esperanzas”, dijo Fisehaye.

En cambio, la violó, repetidamente, durante semanas.

“Nadie nos mostró nunca qué parte del Corán dice que podrían convertirnos en esclavas”, dijo Fisehaye. “Querían destruirnos … tanta maldad en sus corazones”.

Ella planeó su escape pero no pudo encontrar una salida.

Luego, su dueño se la prestó a otro hombre, un luchador senegalés. Conocido por su nombre de guerra Abu Hamza, el senegalés había llevado a su esposa y tres hijos al frente libio. Fisehaye iba a trabajar, sin paga, en la cocina de Abu Hamza.

El trabajo era ajetreado pero soportable, hasta que una noche a mediados de febrero, Abu Hamza trajo a una mujer eritrea del almacén. Violó a la mujer toda la noche.

“Ella estaba gritando. Gritaba “me desgarró el corazón”, recordó Fisehaye. “Su esposa se paró junto a la puerta y lloró”.

A la mañana siguiente, Fisehaye convenció a la mujer maltratada de que se fuera con ella. Dejaron la ciudad atrás y corrieron hacia el desierto. Nadie se detuvo para ayudarlas y fueron capturadas por la policía religiosa mientras patrullaban en las afueras de la ciudad.

La policía devolvió a ambas mujeres al cautiverio. La mujer eritrea maltratada regresó a Abu Hamza. Mohamed llevó a Fisehaye a un edificio de tres pisos en Sirte que compartía con otros dos combatientes.

Fisehaye se mudó con una mujer eritrea de 22 años y su hijo de 4 años, ambos pertenecientes a un comandante tunecino llamado Saleh. Otra eritrea de 23 años vivía al final del pasillo con su hijo de 2 años y una hija a quien dio a luz mientras estaba bajo la custodia del Estado Islámico. Esa mujer y sus hijos pertenecían a un combatiente nigeriano que se hacía llamar al-Baghdadi.

Las compañeras de cuarto de Fisehaye dijeron que los hombres las violaron en múltiples ocasiones. Contaron sus historias bajo condición de anonimato.

“No había nadie allí para ayudarme. Así que me quedé callada y acepté el abuso”, dijo más tarde la eritrea, madre de dos hijos. “Dejé de resistirme. Hizo lo que quiso conmigo”.

El escape.

En abril de este año, el naciente gobierno de unidad de Libia se instaló en una base naval en Trípoli. Por separado, facciones rivales – la Guardia de Instalaciones Petroleras en el este y brigadas de ciudades en el oeste – conspiraron para atacar al Estado Islámico desde flancos opuestos.

En Sirte, mientras tanto, Fisehaye y sus compañeras de cuarto se enteraron de que una de ellas, la madre de los dos niños, pronto sería vendida a otro hombre.

La revelación las empujó a planear una fuga. Fingieron llamar a sus familiares, pero hablaron, en cambio, con contrabandistas eritreos en Trípoli. Estudiaron los horarios de sus captores. Inspeccionaban los alrededores cada vez que el comandante tunecino Saleh, en una cruel broma, dejaba las llaves de la casa a su esclava pero se llevaba a su hijo con él.

Finalmente, en la madrugada del 14 de abril, las mujeres tomaron 60 dinares libios, unos 40 dólares, del bolso de Saleh y salieron de la casa por una puerta trasera. Pero Sirte parecía inquietantemente desierto a primera hora de la mañana y, temiendo que las atraparan, las mujeres regresaron a la casa.

Se aventuraron de nuevo, horas después, cuando la ciudad cobró vida. Caminaron durante horas antes de que un taxi les detuviera. Fisehaye negoció con el conductor en un árabe entrecortado. Ella le dijo que eran sirvientas que habían sido estafadas por un empleador. Ella le dio un número de un contrabandista eritreo en Trípoli.

El conductor negoció con el contrabandista por teléfono. Aceptó llevarlas por 750 dinares (540 dólares), que el traficante cubrirá una vez que las mujeres lleguen a Bani Walid, a cinco horas de distancia.

Al final, las mujeres tardaron 12 horas en llegar a Bani Walid. Como prometieron, el contrabandista eritreo pagó por su fuga y las llevó a una celda de detención. Allí, se quitaron los niqabs y lloraron de alegría. Rezaron por las docenas de mujeres que habían dejado atrás.

Fisehaye tomó prestado el teléfono del contrabandista y llamó a su padre en Eritrea. Pronto, la noticia de su fuga se difundió entre sus amigos y familiares. Saldaron su deuda y le pagaron al contrabandista otros 2.000 dólares para que la subiera a un barco a Europa.

En mayo, durante un mes en el que 1.133 refugiados se ahogaron en el mar, Fisehaye cruzó el Mediterráneo. Sus 10 meses de cautiverio habían llegado a su fin.

Atravesó un camino recorrido por muchos refugiados, a través de Italia y Austria, y llegó a Alemania un mes después de su fuga. Ahora busca asilo allí.


Ver artículo sobre las cárceles de detención de esclavos a la venta.


"No tenemos responsabilidad de esto" dice Stoltenberg, ex ministro de estado noruego
“Recuerden que la operación de la OTAN era para proteger a la población civil de los embates del régimen allí. Eso fue lo que hicimos. Debería de haber habido más seguimiento y presencia de la comunidad internacional, pero eso ya no es solo responsabilidad nuestra en la OTAN”. (Jens Stoltenberg, ex ministro de estado noruego y actual secretario grl. de la OTAN).

Hillary visita Oslo el 8. marzo:¿Qué nos dices de las niñas y niños enjaulados?

Videos y sucesos destacados.

“Las imágenes de niños enjaulados son una mancha para EE.UU”.

Menores que afrontan un juez sin entender lo que pasa.

Trump: “yo no fui, fue Obama el que inventó esto de las jaulas”.

Escrito en noruego, pero se habla español:


La Casa Blanca niega que Biden…


El vídeo que muestra a los niños ‘enjaulados’ en la frontera de EE.UU.


El negocio de las cárceles para menores.

La gestión privada de centros de detención de inmigrantes en Estados Unidos no es nueva. Tampoco las protestas en su contra, como esta de 2008.
Los llamados “refugios” son centros de detención indefinidas, o sea cárceles para menores.

Turistas ricos pagan altas sumas por vacunas contra el covid-19.

Videos y sucesos destacados.


El turismo de vacunas está aumentando en varios países. En Dubai los turistas ricos están dispuestos a pagar miles de dólares por las vacunas covid.

“Te llevamos en avión de primera clase. Luego un conductor privado te recogerá en el aeropuerto y te llevará a un apartamento de lujo. Allí te recibirá el médico que tiene la vacuna covid para tí”.

Así es como la compañía Knightsbridge Circle anuncia un exclusivo club de servicios para los viajes de vacunas que organiza. La oferta se aplica a socios mayores de 65 años. Después de que el director de la compañía Stuart McNeill comentara sobre los viajes de vacunas a Dubai a principios de este año le llovieron las llamadas y los correos electrónicos.

Aura ofrece precios comerciales con la calidad de un jet privado | Aviones  privados de lujo, Aviones de lujo, Interior de avión privado
Sencillito, no más. Interior de primera clase a bordo de un avión de Emirates.
Puro lujo: Los miembros del club Knightsbridge Circle viajan en primera clase para recibir la vacuna contra el corona en Dubai. Precio:del paquetón: hasta unos 50.000 euros.

Stuart está totalmente abrumado por la cantidad de consultas de los medios y nuevos clientes.

-No podemos zafarnos de la gran demanda

escribe su asesor de comunicaciones.

Gran interés de la gente rica.

Para el New York Times el hombre que organiza las giras de vacunas de lujo afirma que ha recibido 2.000 solicitudes de personas que quieren convertirse en miembros. Quizás no tantos, pero cuando la cuota anual en el club es de más de unos 28.000 euros. lo que puede significar un buen atado de dinero en las arcas.

ESTAS BIZARRAS IMÁGENES SÓLO PUEDEN SER VISTAS EN DUBAI
Los jeques y los turistas se divierten en Dubai.

Si no tienes tanto dinero existen alternativas “más baratas” en Dubai según la compañía. Puedes obtener dos dosis de la vacuna china Sinopharm por 10.000 libras esterlinas, alrededor de 14.000 dólares. Pero tienes que costearte el billete de avión y la estancia de tres semanas que es el tiempo de espera entre las dos dosis.

Campeón mundial.

La vacunación en Dubai va viento en popa. Junto con Israel los Emiratos Árabes Unidos, de los que Dubai forma parte, lideran la carrera de la vacunación. Esta semana se comenzó allí a vacunar a los residentes permanentes hasta los 40 años.

Hasta ahora más de seis de los nueve millones de personas han sido vacunadas. En comparación Noruega ha vacunado a algo más de 344.000 personas. Dubai proporciona 70.000 dosis diarias a las personas que viven en la ciudad y son absolutamente gratis.

Vacunación en Dubai.

Noticias en español de Dubai y Abu Dhabi
De paseo por Dubai para un pinchacito…
Coronavirus: Israel sale de seis semanas de confinamiento con una alta tasa  de contagios pese a la vacunación masiva | Sociedad | EL PAÍS
Dubai, junto con Israel, es el campeón mundial en vacunación.

Compra de vacunas.

En el Líbano una estrella del pop escandalizó después de ser publicada en las redes sociales una foto de ella cuando la vacunaban.

Nelly Makdessy - Photos | Facebook
Estrella del pop libanesa compró la vacuna china de ‘pasadita’ en Dubai.

Muchos libaneses se preguntaron cómo Nelly Makdessy había obtenido la vacuna covid-19 en un país como Líbano donde hay tanta escasez. Más tarde explicó a un canal de televisión local que había comprado la vacuna china para ella y su familia en un ‘viajecito’ de compras a Dubai.

A Florida en jet privado.

El turismo de vacunas es un mercado en crecimiento, escribe el sitio web financiero Forbes. A principios de año personas de todo el continente americano viajaron a Florida. El estado norteamericano se había abierto para que cualquier persona mayor de 65 años se vacunara independientemente de si vivía allí o no.

Gente rica de otros países como México, Canadá, Argentina y Brasil volaron a Florida para vacunarse según Hosteltur.

El senador republicano por Florida Rick Scott escribió en Twitter que es “inmoral” que en un centro geriátrico se administren vacunas a quienes no trabajan ni residen allí.

Interrogado por los medios acerca de si Florida es en este momento la meca del “turismo de vacunas”, el gobernador Ron DeSantis indicó que es difícil impedir que quienes no residen permanentemente aquí se vacunen, dada la cantidad de personas de otras zonas de EE.UU. y de otros países que pasan temporadas en el estado o tienen viviendas de vacaciones.

-Nos han contactado clientes que estaban listos para volar a Florida si recibían garantías de vacunación y luego volar de regreso el mismo día, dice el gerente superior de una empresa que alquila aviones privados en Canadá.

-Esto creó fuertes reacciones y a finales de enero se terminó.

“El turismo de vacunas no es legal”, dijo el oficial civil de emergencias de Florida Jared Moskowtiz.

Desde entonces se han introducido requisitos de domicilio de al menos tres meses al año para obtener una vacuna. Sin embargo, más de 40.000 personas fueron vacunadas antes de que se introdujeran las medidas de austeridad.

«Playa, salsa, mojito y vacuna»

Publicidad de TeleSUR sobre Cuba.
Cuba espera llenar esas playas de turistas “vacunantes”.

Incluso Cuba tienta a los turistas extranjeros con vacunación contra el Covid. Con imágenes de hermosas playas cubanas ahora se están llevando a cabo campañas publicitarias en América del Sur. El mensaje no se debe malinterpretar:

“playa, caribe, mojitos y vacuna”,

dicen en este comercial que recientemente salió en la televisión en Venezuela.

La mano oculta.

Videos y sucesos destacados.

Breathing clean air: a challenging top priority | Shanghai Daily
Shangai Tower.

Por Terje Valen – Publicado en steigan.no – Trad.: noruego.today – 23. Feb. 2021

Terje Valen
Terje Valen

China está ocupando gradualmente el primer lugar en la economía mundial y Occidente está luchando desesperadamente por mantener su dominio.

Cómo China está luchando contra la dominación mundial de los estados “colombinos”.

Terje Valen usa el término “colombino” como referencia a los estados del Atlántico Norte que comenzaron su dominación mundial después de la llegada de Colón a América.

El diario noruego Klassekampen tiene hoy (22.2.20) un artículo titulado “El pedal de freno alemán” del periódico danés Información escrito por Matthias Sonne y Martin Gøttske. En el artículo de esta significativa entrevista utilizan a la experta alemana en política china Mareike Ohlberg. También se refieren a un libro donde ella es coautor.

Por lo tanto, veamos a esta experta en China, lo que sabe y representa. Junto con Clive Hamilton es autora del libro: “La mano oculta” -Trad.:Hidden Hand- que trata de Cómo el Partido Comunista Chino socava las democracias occidentales y transforma el mundo. En el libro leemos lo que piensa sobre la relación entre Estados Unidos y China y cómo todos deberíamos verla.

El libro tiene muchos ejemplos que probarán la afirmación del título. Estos ejemplos son una mezcla de una serie de cuestiones en las que China y el partido gobernante, el Partido Comunista Chino (PCCh), merecen críticas y una serie de actividades completamente normales del partido y el estado que se llevan a cabo en todas partes del mundo. Todo esto se interpretan en una narrativa que afirma que el PCCh y China buscan tomar el control de la democracia parlamentaria en otros estados y de los derechos humanos en todo el mundo.

Ejemplo nr. 1 de la ‘mano oculta’.

No es posible repasar todos los ejemplos en un corto escrito. Por lo tanto, recurro al azar a un par de capítulos del libro para ver lo que ellos ven como una influencia oculta de China para acabar con la democracia y los derechos humanos en el mundo. Voy a la página 166. “Esta es una ciudad” en el Capítulo 7 con el título “Movilización de la diáspora china” – Red.: (chinos que viven en el extranjero). Aquí se dirigen al Consejo de China para la Promoción de la Unificación Nacional Pacífica. Este consejo tiene sucursales locales en muchos países. Están trabajando para reunir a Taiwán que es territorio chino con el resto de China.

La historia es que en 1939 Taiwán fue ocupada por Chiang Kai-shek y su gente. Entonces, Chiang Kai-shek estaba más interesado en luchar contra Mao y sus fuerzas que en luchar contra los japoneses y su terrible ocupación. Mao simplemente tenía que capturarlo y obligarlo a unirse para salvar a China de la destrucción y la dominación japonesa. Cuando los japoneses fueron derrotados, Chiang Kai-shek, con ayuda estadounidense, continuó la lucha contra el ejército de liberación de los comunistas. Pero sus fuerzas fueron empujadas hacia el sur y finalmente él y su gente se trasladaron a la isla china de Taiwán y establecieron un gobierno allí.

Esta isla había sido ocupada por Japón después de una guerra en 1895. Cuando perdieron la guerra mundial, tuvieron que devolverla a China. En los días que siguieron los estadounidenses apoyaron al gobierno de Chiang Kai-sheks como representante de toda China. Por lo tanto, la República de China en Taiwán fue reconocida internacionalmente como el verdadero gobierno de China entre 1949 y 1971. Pero en 1971 la República Popular de China tomó su lugar en la ONU y en el Consejo de Seguridad de la ONU. El gobierno taiwanés ya no fue reconocido como representante del pueblo chino. La política a largo plazo de China es que Taiwán vuelva a estar bajo China tal como lo hacen con Hong Kong que fue robado por los ingleses. China está trabajando duro con esto en los foros que encuentra y ha creado grupos en diferentes países para promover esta política. Y Estados Unidos está trabajando para hacer de Taiwán un estado independiente que los apoye en la lucha contra el resto de China. El trabajo de China por la reunificación por el establecimiento completamente normal de organizaciones de amistad con otros países lo presentan los detractores como una especie de ataque encubierto al sistema parlamentario de gobierno y democracia en los países occidentales. Y la razón que exponen es que es el Partido Comunista Chino (PCCh) es el que está detrás de esto y no el gobierno de China que es elegido democráticamente.

Si revisamos las organizaciones de Estados Unidos en otros países, entonces también ellos impulsan y trabajan para promover sus intereses y así la gente tenga una visión positiva de ellos y sus políticas. Podemos, por ejemplo, mirar la organización estadounidense más antigua en Inglaterra: The American Society in England que tiene la siguiente misión: “Fomentar sentimientos de respeto mutuo y afecto entre la gente de dos grandes naciones es una misión digna y relevante hoy como lo fue en 1895. Invitamos calurosamente a los estadounidenses y a otras personas con fuertes vínculos con los Estados Unidos a solicitar su membresía”. La organización tiene una gran red de contactos en Inglaterra y, por supuesto, tiene una gran influencia. Y al revés hay muchas organizaciones que trabajan por los intereses estadounidenses en Inglaterra y que tienen vínculos con la embajada estadounidense allí. El año pasado, también se reveló que una organización estadounidense contra el aborto en Belfast estaba realizando propaganda activa y engañosa contra el derecho al aborto de las mujeres.

Ejemplo nr. 2 de la ‘mano oculta’.

Luego, por casualidad, paso a la página 280. Encuentro una sección sobre los “laboratorios de ideas” del PCCh dentro de China. Aquí los autores escriben que China bajo Xi Jinping ha intensificado el trabajo de tales grupos de ideas chinos que trabajarán para fortalecer la credibilidad del sistema político y económico de China y que ya se han establecido entre 50 y 100 de ellos. Uno de los objetivos es fortalecer la voz de China a nivel internacional y difundir la posición de China. Luego, los autores enumeran varios de los ”laboratorios de ideas” y muestran que están afiliados al PCCh y trabajan a nivel internacional para obtener apoyo a las opiniones de China sobre diversas materias.

Pero ahora es el caso de que la visión del mundo de Estados Unidos que ha sido dominante al menos desde la Segunda Guerra Mundial y la voz de China ha sido muy baja. Con el enorme progreso económico y el comercio con todo el mundo es natural que el liderazgo chino también tenga una mayor voz en el mundo. Tampoco es el caso de que los medios mundiales dominados por Estados Unidos vayan a tener una información imparcial y veraz sobre China.

Si nos adentramos en todos los ”laboratorios de ideas” de EE.UU. que dominan el llamado discurso mundial, entonces vemos que el flujo de información se distribuye de manera muy desigual y a China no se le favorece tanto. Entonces es natural que quieran canales que puedan difundir sus propios puntos de vista sobre diversos temas. No tiene que haber nada encubierto o aterrador al respecto. Uno de estos ”laboratorios de ideas” es con el que trabaja la propia Mareika Ohlberg, por lo que está por decirlo así en una casita de vidrio.

Ejemplo nr. 3 de la ‘mano oculta’.

La lucha contra Huawei (páginas 206-211) es un ejemplo de lo mismo. Todo el mundo sabe que los servicios de seguridad estadounidenses han tenido una influencia decisiva en el desarrollo de servicios online basados ​​en tecnología desarrollada en Estados Unidos. Y todos saben que los servicios de seguridad escuchan a escondidas todo el tráfico en línea en todo el mundo. La queja contra Huawei es que la compañía ha hecho y hace algo de lo mismo. Por lo tanto es un riesgo de seguridad para otros países del mundo. No sabemos cuánto hay en esto. Los autores no aportan pruebas de ello. Hablan de sospechas de conexión con el servicio secreto chino y de que es muy probable que el robo de material de seguridad de la oficina de una Unión Africana en Addis Abeba fuera realizado por Huawei y que muchos empleados de Huawei creen que el régimen chino coloca agentes en la Red de oficinas de Huawei en el extranjero. Y se habla de quejarse de que Huawei tiene información confidencial de la competencia.

Pero esta no es la más importante victoria de los autores. Es obvio que “la expansión global de Huawei, por propio esfuerzo, sirva como una fuerza para la influencia de Beijing”. Porque si Huawei logra su objetivo de convertirse en el proveedor y diseñador dominante de la red de comunicaciones global en este siglo le dará a Beijing una gran influencia en todo el mundo.

Y luego hay una lista de todo lo que hace Huawei, al igual que todos los operadores de este mercado para promover su causa. Los autores a los que nos referimos arriba se quejan de que muchos defienden a Huawei de los reparos de Estados Unidos y que Huawei trabaja contra todo tipo de personas para acceder al mercado. Y de cómo patrocinan, por ejemplo a grandes equipos deportivos y deportistas. Por supuesto esta no es otra competencia económica que China use que no esté a la ofensiva y con tecnología superior, mientras que Estados Unidos, a la cabeza del grupo ‘colombino’ debe defender su inferior tecnología con medios políticos y fuerte presión.

Ejemplo nr. 4 de la ‘mano oculta’.

Por supuesto, también debemos mirar el caso de los uigures que están constantemente en los medios de comunicación occidentales. Adrian Zenz es la fuente de esta afirmación. La peor acusación al gobierno chino es ser responsable del genocidio de los uigures. Ahora está claro que estas acusaciones no son ciertas. El investigador Lyle Goldstein quien es profesor e investigador del Departamento de Investigación Estratégica y Operativa del Naval War College en los Estados Unidos le dijo a The Grayzone que las afirmaciones de “genocidio demográfico” y maltrato de los uigures es un cuento inventado por Zenz y también es insultante para quienes perdieron parientes en el Holocausto”. Goldstein dijo que el acercamiento chino a Xinjiang “es una actitud más opresiva de lo que nos gustaría, pero ciertamente no es un genocidio”.

Además, una revisión exhaustiva de la investigación de Zenz muestra que su afirmación de genocidio se ve socavada por el gran uso indebido de información digital con acusaciones falsas, selección selectiva de material de fuentes y tergiversaciones propagandísticas.

Leer: Las acusaciones de Estados Unidos contra China de “genocidio” se basan en datos falsos de un ideólogo de extrema derecha.

De hecho, resulta que el número de uigures en Xinjiang está aumentando y que la proporción de la población en la provincia en relación con los chinos de etnia Han también está aumentando significativamente. Esto se debe sobre todo al hecho de que los uigures han estado exentos de la política ‘de 1 niño’ al que los chinos se han impuesto durante varias décadas. Pero desde 2017 los uigures han tenido iguales limitaciones que los chinos Han en Xinjiang, es decir, que solo pueden tener dos hijos en las ciudades y tres en el campo. El uso de anticonceptivos también se ha vuelto más común. Para un fundamentalista religioso como Zenz, esto se convierte en genocidio.

En Xinjiang, donde viven los uigures, las condiciones de salud de las madres y los niños han mejorado significativamente, al igual que en el resto de China. Un estudio publicado por la reconocida revista médica The Lancet, que analizó todas las provincias de China, dijo que reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud de las madres en China es “una historia de éxito sensacional”.

Grayzone ha revisado todas las acusaciones del artículo de Zenz y ha demostrado que hace trucos con los números, inventa estadísticas y malinterpreta deliberadamente la información para que encaje en su propia agenda.

Y su agenda es la de un fanático religioso de extrema derecha que se opone al aborto, se opone a la planificación familiar y que es un predicador del ‘juicio final’. Él mismo dice que su campaña contra China está “gobernada por Dios”. Es un oponente fanático de los homosexuales y dice que aquellos judíos que no se conviertan al cristianismo evangélico antes del fin de los tiempos serán “exterminados o terminarán en el fuego de un horno”.

Zenz ha enseñado en ciudades educativas cristianas fundamentalistas y está contratado por la Fundación neoconservadora Jamestown, fundada por William J. Casey, director de la CIA de Ronald Reagan para financiar a los disidentes soviéticos.

Las acusaciones de genocidio son noticias falsas como las que siempre usa Estados Unidos contra países que quiere desprestigiar o atacar.

¿Qué representan los autores del libro?

Hidden hand

Siempre es importante saber qué tipo de fuerzas están detrás de tales escritos. Así que miremos eso. Clive Hamilton ha sido conocido como crítico del capitalismo y crítico de cómo el gobierno australiano pone un freno y dirige los debates públicos. Ha alquilado un grupo de expertos que se ha considerado políticamente progresista. Fue profesor de Ética Pública en el Centro de Filosofía Aplicada y Ética Pública que fue cerrado en 2016 y trasladado a la Universidad Charles Sturt donde Hamilton se convirtió en Vicerrector de Ética Pública. Recientemente esta universidad ha sido objeto de duras críticas por gastar dinero en cambiar nombres e imágenes en lugar de garantizar los estándares académicos. Lo habitual en estas auditorías públicas es que la universidad pasa a ser aprobada por siete nuevos años, pero la Universidad Charles Sturt obtuvo solo 4 años. Hamilton perdió el liderazgo en la lucha por cambiar el nombre de la universidad luego de una fuerte oposición de los estudiantes, ex alumnos y la comunidad local. Lo que ha sucedido indica que ha habido un cambio en el rumbo de la universidad en dirección a una mayor orientación al mercado.

Pero Mareike Ohlberg es la más notoria de los autores. Ha trabajado para el Instituto Mercator de Estudios de China (MERICS) y la Conferencia de Seguridad de Munich que es la conferencia más grande del mundo donde se reúnen los especialistas en seguridad de los estados. La tal conferencia fue fundada en 1963 por un oficial alemán que había estado involucrado en la conspiración para matar a Hitler. El objetivo de la conferencia fue desde el principio reunir a líderes y expertos diplomáticos para discutir el estado de la OTAN y la relación entre los estados de ambos lados del Atlántico. Posteriormente han ampliado el área de interés. Ohlberg fue empleada por The German Marshall Fund de los Estados Unidos para participar en la autoría del libro.

La 56a Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC 2020) se celebró del 14 al 16 de febrero de 2020 en el Bayerischer Hof de Múnich. Hubo más de 500 participantes y representantes de estados y gobiernos de 35 países. Se planteó un tema importante de debate entre EE.UU., China y la UE. Al Jazeera tenía un artículo sobre qué se planteó en la conferencia y sobre lo que se puede esperar. Aquí también encontramos comités relacionados con EE.UU., la Unión Europea, EE.UU. y el problema de que los estados occidentales están perdiendo su hegemonía en el mundo. No encuentro ningún resumen de la conferencia en línea.

La ‘mano oculta’ se corresponde exactamente con el último libro azul de los Estados Unidos en el área.

Pero un resultado de estas discusiones y la actitud del gobierno de EE.UU. se puede encontrar en el nuevo libro azul sobre la política estadounidense. El Libro Azul está escrito por el Director Peter Berkowitz de la Oficina del Secretario de Estado en la Oficina del Personal de Planificación de Políticas de los Estados Unidos y se publicó a fines de noviembre de 2020. El título es “Los elementos del desafío de China”. Aquí resume en 10 puntos lo que debe hacer Estados Unidos para que China no los supere internacionalmente. Se mencionan muchos medios y la guerra es uno de ellos si es necesario. Y si comparamos el contenido esencial de “La mano oculta” con este libro azul, vemos que las valoraciones y medidas básicas coinciden.

La esencia de la ‘mano oculta’ – una sólida teoría de la conspiración.

Con esto conocemos la historia de fondo de “La Mano Oculta”. Este libro es una campaña de propaganda para la visión de China que Estados Unidos difundirá para crear una opinión pública que perjudique a su “principal enemigo”. Para hacer frente a esto no basta con criticar a China de manera objetiva. Hacen una sólida teoría de la conspiración sobre los objetivos y políticas de China que no están probadas ni en documentos del partido ni del Congreso Popular y donde no encontramos evidencia en la práctica que China tenga una política sobre todo el mundo. De hecho, no hay evidencia de que China quiera destruir el sistema parlamentario de los países que lo tienen ni el sistema despótico de los países que lo tienen.

En defensa del colapso del sistema ‘colombino’.

Esta teoría de la conspiración sirve como defensa para la lucha desesperada por la supervivencia del colapso y espantoso sistema ‘colombino’. Encontramos esto reflejado en la página 39 del libro donde los autores escriben que China está comenzando a “desafiar el control del poder del mundo desarrollado”.

También aparece en la primera página del libro que establece que “las instituciones democráticas y el orden global establecido después de la Segunda Guerra Mundial han demostrado ser más frágiles de lo esperado y son vulnerables a las nuevas armas de guerra política que enfrentan ahora. El Partido Comunista Chino está explotando las debilidades de los sistemas democráticos para socavarlos y aunque muchos en Occidente todavía no quieren admitirlo las democracias necesitan urgentemente una mayor resistencia si quieren sobrevivir”. Si lees el mencionado libro azul, verás qué hará Estados Unidos para aumentar la “resiliencia” y si lees “La mano oculta” obtendrás más detalles con el mismo punto de partida.

Con este punto de partida también se da el caso de que todos los contactos habituales que China toma en todo el mundo en economía, educación, cultura y en todos los demás campos se consideran peligrosos. Y son peligrosos porque es el Partido Comunista de China el que gobierna el país y este partido quiere eliminar la democracia y los derechos humanos en todas partes. China, por supuesto, puede ser criticada de muchas cosas. ¿Qué potencias no pueden ser criticadas? Y todas esas críticas han sido rebuscadas por los autores. Pero también toda la actividad de contacto normal que todas las grandes potencias llevan a cabo con otros países, líderes, organizaciones, etc. se interpreta aquí como parte de un ataque colectivo a la democracia parlamentaria occidental que los autores Ohlberg y Hamilton llaman ‘tomar el control de la parte desarrollada del mundo’.

Qué esconden.

Ocultan la política declarada de China y el Partido Comunista que es no involucrarse en cómo se gobiernan otros países. Y esta es una política que podemos ver que se está siguiendo en la práctica. China tiene contacto con todos los que están abiertos al contacto. Por lo que no se trata de que China tome el control de la democracia parlamentaria en los países que tienen esta forma de gobierno ni del gobierno despótico en Arabia Saudita o en otros lugares. Tampoco se meten en las prácticas de los distintos países en materia de derechos humanos.

Los autores mencionados obviamente no entran en cómo el Partido Comunista de China puede realmente gobernar el gran país de China. Intentan que parezca que la vigilancia, la coerción y la alineación son los métodos principales. Todo esto se encuentra en China, pero ese no es el punto. Lo importante es que el PCCh sigue una política que ha brindado grandes beneficios a la mayoría de la población del país. Esto significa que la gente tiene una gran confianza en el partido y en todo el gobierno de China. Como en todos los países, también hay quienes no están satisfechos. Se les permite hablar sobre esto, pero no se les permite obtener apoyo que pueda amenazar al gobierno del país.

El PCCh tiene casi 100 millones de miembros.

El Partido Comunista de China tiene casi 100 millones de miembros, es decir, algo menos del 10% de la población. Esto significa que hay alrededor de 12-13 personas por cada miembro del partido. Los miembros del partido constituyen así un gran porcentaje de la población y la mayoría tiene una relación cercana con las personas que los rodean, porque forman parte de las muchas organizaciones que tienen los chinos. Ahí la gente aborda sus problemas y el partido obtiene un conocimiento de primera mano de lo que la gente piensa y quiere. Las discusiones importantes se elevan más allá en el partido. La información y la influencia no solo van en un sentido, sino que suben y bajan en la jerarquía. Una democracia de partido también funciona dentro del partido. Están representados diferentes intereses y direcciones políticas y hay votaciones en los casos y elecciones de personas para cargos en el partido en función del apoyo a sus políticas. Se puede decir que el sistema es tan democrático como la oligarquía rica que domina las elecciones en Estados Unidos.

Bajo las democracias parlamentarias del mundo occidental tenemos varios partidos. Pero si miramos más de cerca todos tienen, con algunas pequeñas excepciones, la misma base. Están a favor y quieren cuidar el sistema económico capitalista que tenemos. En este sentido son una verdadera coalición en la que los problemas van sobre cómo se debe administrar este sistema de la mejor manera posible. Por lo tanto, podemos decir que son un partido de coalición. Cambiar de gobierno no cambia fundamentalmente la política. Entonces, es posible en este sentido verlos como un solo partido, donde diferentes partes miran de manera un poco diferente a cómo se debe administrar el capitalismo. En países con un sistema formal de partido único encontramos estas diferencias dentro del partido y aquellos que obtienen mayorías por sus puntos de vista en los congresos del partido ascienden como líderes.

Leer: Atlantic Council publica un llamado anónimo para un cambio de régimen en China.

Informe del Atlantic Council

Resumen.

El “colombismo” es la dominación mundial que los estados blancos del Atlántico Norte construyeron después de la llegada de Colón a América y que está a punto de caer. Todo el sistema global de explotación de estos estados puede desmoronarse. Es un desastre para los grandes capitales asociados a las potencias ‘colombinas’ y para las clases dominantes en estos estados. Desde la Segunda Guerra Mundial EE.UU. ha sido la principal potencia ‘colombina’ y ha utilizado la OTAN y varias otras instituciones y acuerdos “internacionales” para unirlos a luchar por la dominación mundial estadounidense. Así que hoy es Estados Unidos quien lidera la lucha para mantener el control del poder en el mundo. Ha provocado y sigue provocando un rearme forzoso, guerras con y sin operadores, actividades subversivas, acciones de todo tipo para cambios de régimen, sanciones financieramente dañinas y letales y está creando las condiciones para desencadenar una gran guerra en el continente euroasiático. Algo que por supuesto sucederá basado en las mentiras como cuando aplastaron al estado iraquí y ordenaron a los pilotos noruegos que bombardearan y destruyeran Libia que era el estado mejor administrado de África. Esto con los terribles resultados que ha dado. Por no hablar de la guerra de poder en Siria y el golpe de estado respaldado por Estados Unidos en Ucrania que abrió una nueva primavera para el nazismo y donde los actores noruegos fueron muy activos.

Terje Valen, martes 22 de enero de 2021.

¡No se enamore nunca de un comunista!

Videos y sucesos destacados.

Amelia elige la libertad y el amor antes que una vida segura con un hombre al que no ama. Su destino se convierte en una historia del siglo XX. Foto superior: Alcoyinforma.

Madrid, 1934. Influenciada por su familia y tratando de salvar la fábrica de su padre Amelia Garayoa se casa con Santiago, un rico empresario. Todo cambia el día que conoce a Pierre, un joven comunista que la hará repensar su vida.

Esta magnífica película española está dispuesta en el sitio web de la Radio Televisión de Noruega NRK. Para los hispanos hablantes no es problema entender los diálogos. Si los quiere también en español pruebe de acoplar el traductor de Google o pinchar al pié de la pantalla de YouTube el rectángulo de los subtítulos.

“Dime quien soy” es GRATIS, tiene 9 episodios que se continúan automáticamente y los puede ver cuando quiera. Esperamos que lo disfrute, porque tiene todos los elementos para que piense, ría, llore, y se alegre de que la vida es apasionante, cruel, buena y mala y lo mejor: SORPRENDENTE!

Verla aquí.

¿Qué consecuencias dejó la invasión estadounidense a Panamá en 1989?

Videos y sucesos destacados.

La invasión tuvo lugar el 20 de diciembre de 1989. Se ha intentado dar cuenta de las fatales consecuencias de la invasión estadounidense, pero la escala de los hechos y la confusión de esos años hacen que sea una tarea difícil.

El 20 de diciembre de 1989 Estados Unidos invadió Panamá, en lo que luego se conocería como “Causa Justa”. En el operativo participaron 25.000 soldados estadounidenses, además de las tropas que solían estar estacionadas en bases cercanas al Canal de Panamá.

El supuesto objetivo era capturar al entonces presidente Manuel Antonio Noriega, un oficial y político que de ser uno de los socios más leales de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Administración de Control de Drogas (DEA) Noriega pasó a convertirse en uno de los enemigos de Washington.

El conflicto estalló cuando Noriega ordenó que la Escuela de las Américas de Estados Unidos, una academia militar que operaba en Panamá desde 1946, debía abandonar el país. La escuela fue descrita por los conocedores como la “escuela de asesinos y torturadores” en las fuerzas armadas latinoamericanas.
Noriega se opuso a la solicitud de EE.UU. de permitir que tropas estadounidenses y nacionales se entrenaran en dicha escuela para combatir a los sandinistas que habían tomado el poder en Nicaragua en 1979.

Después de liderar una campaña de operaciones encubiertas para desestabilizar la nación centroamericana el entonces presidente de Estados Unidos George Bush padre motivó la invasión por cuatro razones al público y prensa internacional : primero: la protección de la vida de los ciudadanos estadounidenses que viven allí; en segundo lugar, la restauración del sistema democrático; tercero, el deseo de asegurar que el canal funcione correctamente; además prometió capturar al general Noriega por sus actividades ilegales y llevarlo a la justicia estadounidense.

Cambio de régimen de panamá.
La invasión siguió luego de una extensa ofensiva mediática para calentar y confundir la opinión pública. Había que dar una dura lección para exhibirla al resto de Latinoamérica y el mundo. La anterior invasión ordenada por Reagan había sido a Granada en 1983 y tuvo motivos políticos.

¿Qué consecuencias tuvo la invasión?

Entre los primeros objetivos que apuntaron los invasores se encontraban las bases militares de las fuerzas de defensa de Panamá, pero los ataques contra estos objetivos tuvieron enormes consecuencias en las áreas civiles aledañas afectadas tanto por las acciones directas de las tropas estadounidenses como por el saqueo posterior. El número de muertos y heridos fue espectacular y varía según las fuentes.

Según datos proporcionados por la Iglesia Católica panameña 655 panameños fueron muertos de los cuales 314 fueron militares y 341 civiles. En cuanto a los heridos, el número asciende a 2007 y de ellos solo 124 militares.

En tanto, el Instituto Panameño de Medicina Legal (IMPL) registró 255 muertes y 93 desapariciones. De estos últimos 39 eran militares y el resto civiles.

El Comité de Derechos Humanos de Panamá, por su parte, contabilizó 556 muertes y 93 desapariciones. Otras organizaciones, como la Asociación de Familias de Caídos estimaron el número de víctimas en alrededor de 4.000 desde el 20 de diciembre de 1989.

En el lado estadounidense el Comando Sur de Estados Unidos informó de 26 muertos y 324 heridos. A pesar de la discrepancia todas las cifras mencionadas como referencia son altas.

Además de las pérdidas humanas esta invasión provocó la destrucción de gran parte de la infraestructura del país dejando a miles de personas sin hogar y obligadas a abandonar sus hogares y buscar refugio en otro lugar.

Aunque la ciudad de Panamá fue la más afectada por esta operación militar también hubo bajas en las ciudades de Colón y Río Hato. Estas áreas, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) fueron “arbitrariamente bombardeadas e incendiadas”. Otra de las zonas residenciales más afectadas fue El Chorrillo donde vivían más de 30.000 personas en una superficie de unos 20 acres.

-Aquella media noche que separó el 20 con el 21 de diciembre fue la noche más oscura para cualquier panameño. Justo a la medianoche mientras la gente dormía se comenzó a escuchar el ruido de los helicópteros de guerra que sobrevolaban la ciudad de Panamá. Los 26 mil soldados encargados de la invasión fueron atacando de manera estratégica y despiadada. La ciudad se quedo sin luz, fue una total confusión, la gente corría de un lado para otro sin saber que era lo que estaba sucediendo. Las ráfagas de metralla caían sobre las casas sin previo aviso, el cielo estaba rojo y prendieron fuego en diversos puntos de la capital. El barrio más afectado fue el El Chorrillo, donde se encontraba afincado el Cuartel General de la Guardia panameña, incendiado en su gran parte, y donde vivían los habitantes con orígenes afro-descendientes llegados en la época de construcción del Canal y grupos del interior del país que tenían el propósito de estudiar y trabajar.

El elevado número de viviendas y edificios afectados por la invasión muestra que las tropas estadounidenses no se esforzaron por limitarse a objetivos militares y evitar dañar la vida y propiedad de la población civil panameña.

El resultado fue que 18.000 civiles quedaron sin hogar, según denuncia enviada a la CIDH.

A pesar de las promesas de los invasores de compensar el daño causado a los afectados lo cierto es que no ha habido suficiente apoyo para ellos.

Un estudio del Instituto Noruego de Investigaciones Sociales y Empresariales (SNF) enfatizó que en el sector financiero panameño la gran mayoría del dinero es “de origen estadounidense, lo que convierte a Panamá en el mayor paraíso fiscal bajo el control de EE.UU”.

Posteriormente miles de empresas multinacionales se instalaron en el país.

Esta realidad contrasta con las cifras de pobreza en Panamá. En las ciudades panameñas de hoy existen grandes rascacielos propiedad de empresas inmobiliarias, pero las casas pobres son de los ciudadanos comunes.

En 1997 el 37,3% de la población vivía en la pobreza, incluido el 18,8% en pobreza extrema. En 2017, la situación no había cambiado mucho, pues según datos de la CEPAL la pobreza se mantuvo en 20,7% más 9,8% en pobreza extrema, es decir, una suma del 30,5%.

Aún hoy no se ha hecho justicia a las miles de víctimas de la invasión de EE.UU. y varios grupos panameños se pronuncian todos los años en esta fecha del 20 de diciembre para marcarlo y exigir justicia.

Desechos químicos y militares de EE.UU. en Panamá han causado muertes y daños a la naturaleza.
Imagen

Ver además: “Revelan documentos desclasificados de la invasión de EE.UU. a Panama hace 30-años”.

Uigures y las acusaciones de EE. UU. contra China de “genocidio” se basan en datos falsos de un ‘investigador’ alemán.

Videos y sucesos destacados.

El matrimonio Javier y Lele viven en China. El es sociólogo español y su esposa es maestra de idiomas. Ambos académicos dan otra versión de lo que es vivir en China y de cómo es la situación de los uigures.

Publicado en steigan.no / PSt – 21. Febrero 2021 – Traducción: noruego.today

Tanto el gobierno de Trump como el de Biden se han basado en las acusaciones de Adrian Zenz, ideólogo de extrema derecha y tramposo cuando los políticos de EE.UU. acusaron a China de llevar a cabo un “genocidio” contra los uigures en Xinjiang, escriben Gareth Porter y Max Blumenthal en The Grayzone.

Tanto el presidente Joe Biden como su secretario de Estado, Anthony Blinken, respaldaron la acusación de “genocidio” del exsecretario de estado Mike Pompeo contra la población musulmana uigur en la provincia china de Xinjiang. Pero una investigación sobre el trabajo publicado del ‘investigador’ en el que Pompeo se basó para hacer la acusación de genocidio revela un patrón de uso indebido de computación y acusaciones falsas que socava significativamente tal denuncia.

La acusación de genocidio del gobierno de los Estados Unidos contra China proviene de una sola fuente: un documento de junio de 2020 de Adrian Zenz, un investigador alemán de derecha afiliado a la Victims of Communism Memorial Foundation y la neoconservadora Jamestown Foundation en Washington, DC.

Adrian Zenz China propaganda false data
Artículo completo en el periódico online The Grayzone.

Artículos de Associated Press, CNN y BBC también citaron el artículo de Zenz para argumentar que la disminución de las tasas de natalidad uigur y el uso de anticonceptivos en las provincias uigur de la región de Xinjiang eran evidencia de una política de “genocidio demográfico”.

Pocos días después de la publicación del artículo de Zenz, Pompeo emitió una declaración condenando las supuestas políticas de China de “esterilización forzada, aborto forzado y planificación familiar forzada” y acreditando personalmente “las impactantes revelaciones de Adrian Zenz”.

Biden apoyó la acusación de genocidio en agosto del año pasado cuando apareció por primera vez en varios informes de los medios. Su portavoz de campaña dijo a ‘Politico’: “La represión indescriptible sufrida por los uigures y otras minorías étnicas bajo el gobierno autoritario de China es un genocidio y Joe Biden lo condena enérgicamente”. Blinken, por su parte, declaró en su primera conferencia de prensa como canciller que estaba de acuerdo en que se había cometido un genocidio contra los uigures.

Si bien los empleadores de Zenz lo describen como “uno de los principales investigadores del mundo en la política del gobierno de la República Popular China hacia las regiones occidentales del Tíbet y Xinjiang”, de hecho es un fundamentalista cristiano de extrema derecha que ha dicho que está “dirigido por Dios” contra el gobierno chino, condenando la homosexualidad y la igualdad y ha enseñado exclusivamente en instituciones teológicas evangélicas”.

Lyle Goldstein, que es un especialista chino, profesor e investigador en el Departamento de Investigación Estratégica y Operativa de la Escuela de Guerra Naval, dijo a The Grayzone que las acusaciones de Zenz de que el trato chino a los uigures fue “genocidio demográfico” eran “ridículas e insultantes para aquellos que perdieron parientes en el Holocausto”. Goldstein dijo que el acercamiento chino a Xinjiang “es una actitud algo más opresiva de lo que nos gusta, pero ciertamente no es un genocidio”.

Además, una revisión exhaustiva de la investigación de Zenz muestra que su afirmación de genocidio se ve socavada por el mal uso de computación, las acusaciones falsas, la selección selectiva del material de origen y las tergiversaciones propagandísticas.

De hecho, resulta que el número de uigures en Xinjiang está aumentando y que su proporción de población en la provincia en relación con los chinos de la etnia han también está aumentando notablemente. Esto se debe sobre todo al hecho de que los uigures han estado exentos de la política del hijo único a la que se han impuesto a los chinos y chinas etnia han durante décadas. Sin embargo, desde 2017 los uigures han estado sujetos a las mismas restricciones que los chinos han en Xinjiang, a saber, dos niños en las ciudades y tres niños a los del campo. El uso de anticonceptivos también se ha generalizado.

En Xinjiang, las condiciones de salud de las madres y los niños han mejorado significativamente, al igual que en el resto de China. Un estudio publicado por The Lancet que analizó todas las provincias de China, dijo que la reducción de la mortalidad infantil en China y la mejora de la salud materna es “una historia de éxito notable”.

The Grayzone ha revisado todas las acusaciones en el artículo de Zenz y ha demostrado que hace trucos con los números, inventa estadísticas y malinterpreta deliberadamente la información para que encaje en su propia agenda.

Y su agenda es la de un fanático religioso de extrema derecha que se opone al aborto, se opone a la planificación familiar, y que es un predicador de los últimos tiempos. Él mismo dice que su campaña contra China está “dirigida por Dios”. Es un fanático oponente de los homosexuales y dice que aquellos judíos que no se conviertan al cristianismo evangélico antes del fin de los tiempos serán “exterminados o terminarán en un horno ardiente”.

Zenz ha enseñado en instituciones educativas cristianas fundamentalistas y está contratado por la Fundación neoconservadora Jamestown, fundada por William J. Casey, director de la CIA de Ronald Reagan, para financiar a los disidentes soviéticos.

El capitalismo salvaje apunta al petróleo y el gas de Guyana.

Foto: Eco Atlantic.

Publicado: 28 de febrero de 2019 – Autor: Julian Lahai Samboma – Traducción: noruego.today

Julian Lahai Samboma “Acérrimo panafricanista, antiimperialista y revolutionary -Dr. Walter Rodney
El descubrimiento de petróleo frente a las aguas costeras de Guyana provocó especulaciones generalizadas sobre la pequeña nación sudamericana que se enfrentaría a un auge que podría financiar los esfuerzos de desarrollo. Sin embargo, es posible que sea necesario moderar ese optimismo si los detalles del acuerdo entre el gobierno de Georgetown y los gigantes petroleros son un indicio de lo que vendrá.

Ese fue el mensaje de Amanda Latimer, una activista contra el acuerdo energético de 2016 entre el gobierno y un consorcio multinacional encabezado por ExxonMobil. La activista canadiense, profesora de economía política en la Universidad de Kingston de Gran Bretaña, habló en el Foro Comunitario de la Sociedad Pan Afrikan (PASCF) en Brixton, al sur de Londres.

Esta antigua colonia británica se encuentra en la costa noreste de América del Sur. Limita al oeste con Venezuela y al este y al sur con Surinam y Brasil, respectivamente. También se la conoce como la “Tierra de los Seis Pueblos”, un tributo a su diversa mezcla de pueblos y culturas, incluidos amerindios, africanos, indios, chinos, portugueses y personas de herencia mixta. También es uno de los países más pobres de la región, con un ingreso per cápita promedio de US $ 4.000.

Es por eso que los grandes titulares sobre un “boom petrolero” que se acerca rápidamente son suficientes para hacer que el guyanés promedio se erice desde ya. Elija: “Exxon pone a Guyana en el mapa”, “¿Está Guyana preparada para un auge del petróleo?”, “Es probable que los descubrimientos de petróleo traigan cambios rápidos a Guyana” y, por último, pero no menos importante, “Guyana en crecimiento: “El auge de la energía costa afuera” (The Boom of Offshore Energy).

La producción comercial a gran escala está programada para comenzar el próximo año en el campo petrolero Liza, el primero de los 12 sitios de este tipo que se han descubierto y el primero en entrar en desarrollo. Está ubicado en un bloque costa afuera rico en petróleo de 6.6 acres conocido como los campos petroleros de Stabroek. Se espera que Liza produzca un promedio de 120.000 barriles por día (bpd) para 2020. Para 2025, cuando las fuentes dicen que se espera que cinco sitios estén en línea, se estima que la producción total alcanzará un máximo de 750.000 bpd.

Para cuando comience la producción, habrán pasado dos décadas después de que Guyana firmara un acuerdo de exploración con ExxonMobil y cinco años desde el descubrimiento inicial de petróleo en 2015. Los socios menores de Exxon en el consorcio de producción son la estadounidense Hess Corporation y Nexen Petroleum. , una subsidiaria de China National Offshore Oil Corporation. 

Superbeneficios para los gigantes petroleros, maní para la gente.

Los expertos dicen que puede haber hasta cuatro mil millones de barriles de petróleo recuperable bajo Stabroek, con ingresos de los depósitos combinados de petróleo y gas que ascienden a 200 mil millones de dólares. En comparación con las grandes cantidades que los principales productores de petróleo como Arabia Saudita o Rusia obtienen en ingresos petroleros, esas cifras pueden parecer modestas, pero representan una ganancia inesperada para un país pobre con una población de menos de un millón. 

La pregunta en boca de muchos es si Guyana realmente sacará provecho de esta bonanza predicha. Para los órganos imperialistas como el New York Times, lo hará, pero solo si los guyaneses dejan atrás su “larga historia de corrupción, rivalidad étnica, instituciones débiles y falta de innovación”. Esta es una referencia embellecida a los casos de corrupción y tensión racial en esta nación multiétnica.

Sin embargo, según muchos críticos, la razón principal por la que los guyaneses saldrán perdiendo en el contrato es que sus ganancias serán desviadas por Exxon y sus socios, a través de transacciones financieras raras y regulaciones de ganancias que las corporaciones multinacionales han negociado con los gobierno colonializado en Georgetown.

Como dijo Andy Higginbottom, también profesor de política de la Universidad de Kingston en su contribución:

“La cuestión es que es perfectamente legal, es parte del contrato que el gobierno firmó con Exxon y es un ejemplo típico de un acuerdo de producción compartida”. 

Latimer agregó:

“El desarrollo del sector petrolero de Stabroek hará que las grandes ganancias se destinen principalmente a las corporaciones, mientras que el pueblo de Guyana es el portador del riesgo real”.

Un acuerdo desvergonzado y explotador.

Exxon dice que destinó 500 millones de dólares iniciales, más 4.400 millones de dólares más para desarrollar el campo petrolífero de Liza. Pero muchos críticos acusan que estos altos costos son indefendibles, dado que los precios del petróleo se encuentran actualmente en niveles históricamente deprimidos. Sostienen que el consorcio liderado por Exxon está acumulando costos innecesarios, que luego se inflarán a través de los dispositivos de la “contabilidad creativa” y luego se “saldarán” contra los ingresos que deberían ir justamente al pueblo de Guyana.  

Esto es lo que dijo Latimer en relación con ese tema:

“El desarrollo tiene lugar en un momento de bajos precios del petróleo y la factura de los costos de exploración y desarrollo se cargan sobre el estado y el pueblo de Guyana”. 

“Este acuerdo de ExxonMobil con Guyana abre nuevos caminos descaradamente”

agregó el hermano Cecil Gutzmore del PASCF, quien presidió el evento.

Si bien el gigante petrolero ha prometido rendimientos a los accionistas del 20 por ciento, retendrá el 75 por ciento del valor del petróleo crudo producido y vendido cada mes. El 25 por ciento restante se repartirá a partes iguales entre el consorcio y el gobierno. Exxon y sus socios también disfrutarán de abundantes exenciones de impuestos, que incluyen cero aranceles aduaneros e impuesto al valor agregado sobre las materias primas, así como repatriación sin restricciones de capital, ganancias y dividendos.

La guinda de este delicioso pastel neocolonial es que Guyana solo recibirá pagos de regalías del 2 por ciento. Esta miserable cifra se compara muy desfavorablemente con, por ejemplo, la vecina Surinam, que recibe el 7 por ciento, y otros productores de petróleo neocolonialistas como Angola o Nigeria. 

El Dr. Higginbottom se hizo eco de las posiciones de Latimer sobre el tema durante su contribución al evento muy concurrido, y agregó que:

cualquiera en la audiencia que se preocupara por el bienestar del pueblo guyanés debería unirse a la campaña para forzar un replanteamiento de “este acuerdo petrolero explotador”.

Un índice elocuente de que el acuerdo es desastroso para los guyaneses es el hecho de que incluso el Fondo Monetario Internacional (FMI) instó al gobierno de Georgetown a adoptar una línea más dura. “Los acuerdos de producción compartida existentes parecen disfrutar de tasas de regalías muy por debajo de lo que se observa a nivel internacional”, dijo ‘el socio en el crimen’ del Banco Mundial en un comunicado. Usted sabe que este acuerdo debe apestar a las alturas cuando incluso la principal agencia neocolonial encargada del deber de desviar la riqueza de los pobres a los países ricos puede plantear tal objeción.

Como se informó en los medios internacionales en ese momento, fue el FMI el que obligó al gobierno guyanés en 2017 a revelar detalles del acuerdo, después de que se negaran a publicarlos, escondiéndose detrás de la hoja de parra de las “preocupaciones de seguridad nacional”. Esto debe ser parte de lo que aludía el New York Times cuando mencionaba la “larga historia de corrupción” del país. Pero, dado que este caso particular de corrupción involucró a funcionarios locales en connivencia con los gigantes petroleros para ocultar los turbios detalles de la explotación neocolonial de las masas, el órgano imperialista burgués no vio ningún interés en indagar esta historia de una manera honesta.

Se invoca el legado de Walter Rodney.

Observaremos de pasada que este rayo de sinceridad inusual del FMI no es un ejemplo de que esta institución neocolonial se esté volviendo loca. ¡Prohibido pensar! Era un truco de prestidigitador tradicional y un ejercicio oportunista de relaciones públicas todo en uno. No quitó nada de su función central y su razón de ser un ente explotador. Esto se deduce fácilmente del hecho de que el organismo que yo llamo el “Fondo Monetario Imperialista” no ha considerado necesario condenar el aspecto de reparto de ingresos del acuerdo, según el cual Exxon expropiará cerca del 90 por ciento del valor del petróleo crudo succionado del fondo del mar. 

He basado esa conclusión en una hipótesis de la investigación del Dr. Higginbottom. Según sus proyecciones, si los socios se apegaran estrictamente a la letra del acuerdo, Exon se “llevaría a casa” US $ 3.460 millones de los primeros US $ 4.000 millones del valor del petróleo producido, dejando sólo US $ 540 millones para los guyaneses.

El acuerdo también carece de las salvaguardas ambientales adecuadas, advirtieron los críticos, por temor a que podamos ser testigos de desastres que rivalicen o incluso eclipsen el desastre minero de Omai. El incidente de Omai tuvo lugar en 1995 bajo el gobierno neoliberal de Cheddi Jagan, cuando las operaciones de extracción de oro derramaron miles de litros de cianuro en los ríos Esequibo y Omai.

Latimer dijo: “Guyana ha estado cerca de esto antes, y la gente de Guyana en el extranjero y en casa debería, con razón, desconfiar de otra astuta promesa de ‘desarrollo’ sobre la base de la riqueza natural del país”.

El activista concluyó con el mensaje de que la salvación económica para el país no llegará a través del capital brasileño, las empresas petroleras estatales chinas o las corporaciones multinacionales europeas o estadounidenses: “Deberíamos mirar los argumentos de Walter Rodney sobre el desarrollo capitalista en el neocolonialismo moderno y el contexto y las perspectivas de una alternativa que surge en el antiimperialismo revolucionario y la solidaridad”.

La presentación fue bien recibida por la animada audiencia. Posteriormente hubo una sesión de preguntas y respuestas y contribuciones. El título de la presentación fue “El capitalismo salvaje en el nuevo sector petrolero costa afuera de Guyana: Fatiga del desarrollo en el sistema imperialista”. Fue presidido por el hermano Cecil Gutzmore del PASCF.


NOTA de la redacción de noruego.today:
Guayana Esequiba, es zona en reclamación. Aproximadamente las tres cuartas partes del oeste del país son reclamadas por Venezuela, específicamente 159 542 km², lo que representa el 74,21 % del territorio. Fuente: Wikipedia.

Ver video referencial.

10. aniversario del genocidio africano en Libia.

Videos y sucesos destacados.

Fuimos, vimos y él murió…..ja ja ja ja ja….

Bilderesultater for bengasi en ruinas 2011
Libia todavía está sumida en el caos mientras las potencias extranjeras compiten por el botín de guerra y la gente allí pierde la esperanza de reconciliación, paz y justicia. Foto: eBeefs.com

Por Julian Lahai Samboma es panafricanista y autor de “La dialéctica y el detective”: la primavera árabe y el cambio de régimen en Libia, que está disponible en Amazon. Su sitio web es eBeefs.com

Este mes se conmemora el aniversario del levantamiento que culminó con el ataque imperialista a Libia por parte de las fuerzas de la OTAN y ocho meses después el asesinato del coronel Muammar Gaddafi.

El levantamiento comenzó a mediados de febrero de 2011 después de que los llamados activistas, a través de Facebook, Twitter y YouTube, pidieron un “día de ira” contra el gobierno de Gaddafi, que había gobernado el país desde al-Fateh. Fue en su revolución de 1969 cuando paró la monarquía pro imperialista títere del rey Idris.

Es dudoso que los medios de comunicación que deciden marcar esta nota al pie de página en la larga y sangrienta historia de las guerras de agresión imperialistas piensen siquiera en los cientos de africanos que fueron masacrados a sangre fría durante este incidente en escenas que recuerdan lo peor del linchamiento de africanos en los estados del sur de Estados Unidos que continuó hasta la década de 1950.

No hace falta ser un adivino para predecir que en este aniversario de la supuesta revolución gloriosa de Libia los medios imperialistas dominantes lamenten los errores de Occidente al no planificar un “acuerdo” después de Gaddafi. Ahora lamentan el caos y el gángsterismo político que caracteriza al estado que alguna vez fue estable y relativamente próspero, y quieren una conferencia nacional para llevar a las facciones en guerra a la mesa de negociaciones.

De hecho, se puede apostar a que lo último que quieren estos mercaderes de la muerte es llamar la atención sobre su horrible papel en las masacres de africanos inocentes en el país que es rico en petróleo. Así que no recordarán los pogromos antiafricanos animados por los informes de noticias falsas de que “mercenarios africanos negros” andaban matando a “inocentes manifestantes libios” por orden de Gaddafi.

Esta campaña de falsedades sobre la importación de un gran número de mercenarios de países africanos para aplastar brutalmente una supuesta revolución popular y pacífica contra el régimen de Gaddafi fue la base de sustento de las naciones imperialistas y su mensaje por los medios de que el coronel Gaddafi “asesinaba a su propio pueblo”. Tales acusaciones fueron la justificación para librar una guerra contra el país que se llamó una “intervención humanitaria”.

El hecho de que esta supuesta revolución no fue ni pacífica ni popular no fue revelado por los proveedores de noticias falsas. La prensa corrupta “olvidó” mencionar que los llamados manifestantes pacíficos incluían miembros armados de un grupo extremista financiado por los servicios secretos británicos: el ex grupo militante islámico libio y combatientes leales a un colaborador de la CIA y ex teniente coronel de Gaddafi: Khalifa Haftar, que los estadounidenses habían estado promoviendo durante décadas para reemplazar a Gaddafi.

Esta campaña concertada de noticias falsas fue fundamental para lograr que la opinión mundial aceptara la narrativa imperialista de que “había que hacer algo” en Libia. Aparentemente se estaba a solo un paso para aceptar que las potencias occidentales usaran todo su poder abrumador para aplastar a un país del tercer mundo que había sido una piedra en el zapato durante décadas y de paso matar a su líder a como fuera.

Así, cuando todas las mentiras no cuadran con la realidad la intervención imperialista en Libia dependió del cuento de que Gaddafi contrató mercenarios negros africanos para “matar a su propia gente”, como lo expresaron los traficantes de la muerte en los medios de comunicación y es frase común que usan en el vocabulario político para justificar la destitución de líderes en naciones más débiles que no se ajustan a los intereses del imperio.

El mito del mercenario africano negro sediento de sangre que mata a manifestantes inocentes en nombre de Gaddafi fue fundamental para el argumento de los medios y sus amos a favor de la “intervención humanitaria”.

Detenciones al por mayor a la población negra en Libia alentados por las “fake news” orquestadas de los medios occidentales.

Dado que esta campaña de desinformación fue la condición previa para el genocidio de africanos en Libia, la conclusión inevitable aquí es que las potencias imperialistas en Occidente lograron su objetivo de cambio de régimen en Libia desencadenando el asesinato de africanos negros en el país. Además, los medios imperialistas y burgueses fueron cómplices muy dispuestos y entusiastas del genocidio. De hecho, ¡cómo no podía ser de otra manera cuando ellos mismos eran los instigadores!

A young African on the conveyor belt to a mass grave, courtesy of Western media and politicians
Un joven africano en la cinta transportadora a una fosa común, cortesía de los medios y políticos occidentales

Algunos protestarán por mi uso de la palabra “genocidio” para describir las atrocidades cometidas por árabes blancos contra africanos negros con una discreta seña de los medios occidentales y sus amos políticos. De lo contrario. Encaja muy bien. La palabra “genocidio” no es “inexacta” o “demasiado pesada” para ser utilizada en este contexto. Los términos “asesinato en masa” y “masacre” también serían suficientes, pero “genocidio” es el más adecuado, porque como me informa mi diccionario, el genocidio es deliberado.

El genocidio es el “asesinato deliberado de un gran grupo de personas, especialmente las de una nación o grupo étnico en particular”. Y eso, querido lector, es exactamente lo que sucedió en el árido país del norte de África en 2011.

Foto: eBeefs.com

Grupos internacionales de derechos humanos documentaron innumerables incidentes de asesinatos en masa selectivos, incitación a la violencia, incendios provocados, agresión sexual, desalojos y deportaciones, perpetrados contra libios negros e inmigrantes africanos.

Como escribí en mi libro sobre el ataque imperialista en 2011: “Este genocidio negro culminó en agosto de 2011 cuando Tawergha, una ciudad de 30.000 negros libios en el oeste del país fue depurada étnicamente”. Según un informe de Human Rights Investigations, la ciudad fue “vaciada de toda la población: la gente ha sido asesinada o ha huido, según los informes, las personas que quedan en la zona mueren una a una mientras intentaban encontrar agua y comida.”

¡Esto no sucedió en la América del siglo XX, sino en el África del siglo XXI! De hecho, los africanos fueron linchados en la “Tierra de los Libres” (EE.UU.) por ser africanos en la década anterior a mi nacimiento, en la vida de mis padres. Y están siendo asesinados hoy por el crimen de ser negros, tanto en Libia como en Estados Unidos. En Libia por asesinos vestidos de verde, entrenados, armados y ungidos por el imperialismo, y en EE.UU. por asesinos vestidos de azul, entrenados, armados y ungidos por el capitalismo. ¿Que ha cambiado? ¡Todo es lo mismo!

Este genocidio contra el pueblo africano de Libia no podría haber sido posible sin la total convicción de los perpetradores de que contaban con la aprobación de los medios de comunicación occidentales y de sus amos políticos. Esto se debió a que el margen de maniobra en el que operaron fue creado deliberada, sádica y meticulosamente por estos titiriteros cuando declararon a los africanos libios a muerte por asesinar a “manifestantes pacíficos por orden de Gaddafi”.

En resumen, los perpetradores, los llamados “revolucionarios” del cuento de los medios occidentales, sabían que podían asesinar, quemar, violar y quitarle todo a tantas personas negras como quisieran y nadie los haría responsables de sus crímenes.

Desde entonces, varios grupos de derechos humanos y organizaciones no gubernamentales han negado rotundamente las acusaciones de que el régimen de Gaddafi desplegó a los llamados mercenarios africanos para aplastar la insurgencia. Pero incluso en los primeros meses del levantamiento hubo informes muy creíbles de organismos independientes de que el gobierno ni siquiera atacó a los manifestantes, como afirmaron líderes y periodistas occidentales. Uno de ellos fue un informe de British Civilians for Peace in Libia, que en abril de 2011 publicó un informe basado en su misión de investigación en el país. No vieron ninguna evidencia de violencia sistémica contra la población civil y expresaron su preocupación de que “los medios occidentales están incumpliendo su deber de informar la verdad sobre el conflicto”.

Contrariamente a los informes de las mayores empresas noticiosas, dijeron que el gobierno en los primeros meses del levantamiento había tratado de ganarse a los opositores. “En lugar de tratar de eliminar las amenazas al régimen en el este en Kyreneika, Gaddafi pasó seis meses tratando de hacer las paces con las tribus que estaban allí”, dijo uno de los autores del informe, George Joffe, del Kings College de la Universidad de Londres.

Como todas las mayores mentiras la campaña de desinformación contenía algo de verdad, por la sencilla razón de que había algunos inmigrantes africanos -una pequeña minoría- en el ejército y la policía del país. Si países europeos como Gran Bretaña y Francia tienen africanos en sus fuerzas armadas, ¿por qué no debería tenerlo un país del continente africano? Como he documentado en mi libro hay evidencia de que el régimen utilizó un número relativamente pequeño de mercenarios. Sin embargo, estos eran principalmente hombres de Europa y la ex Unión Soviética. También se reclutaron sudafricanos blancos. Sin embargo, estos hechos fueron ocultos por la Brigada de Propaganda Occidental en la División del Cuarto Gobierno.

Hubo algunos casos documentados de inmigrantes africanos pobres que fueron obligados a tomar las armas contra los rebeldes entrenados por Occidente o fueron golpeados o asesinados por los leales a Gadafi. Pero una abeja no forma un enjambre. La campaña de desinformación diabólicamente ingeniosa fue diseñada específicamente para explotar las actitudes racistas tradicionales de la mayoría de la población árabe y también el resentimiento latente por las creencias panafricanas de Gaddafi.

Hoy, ocho años después, después de que se logró el objetivo de cambio de régimen los políticos de Occidente fingen que ellos no tuvieron nada que ver con el genocidio africano en Libia, mientras que sus medios de comunicación corruptos y dependientes han destruido la evidencia de las noticias falsas tóxicas que solían incitar durante el genocidio. Si busca en Google, sería difícil encontrar un solo artículo de estos periodistas corruptos, lo que es prueba contundente de que legitimaron la violencia contra los llamados “mercenarios africanos”.

Todos estaban involucrados en el deporte mortal de incitar al genocidio para servir a la causa del imperialismo – BBC, America’s CNN, ABC, CNBC, UK Channel 4 News e ITN, Al-Jazeera, Al-Arabiya, Guardian, Washington Post, New York Times; nombre Ud. alguno de los “grandes” en el mundo de los medios de comunicación internacionales: todos fueron cómplices. Pero se pueden encontrar rastros de sus crímenes si Ud. mira detenidamente.

El precio real del cambio de régimen en Libia y el asesinato del coronel Gaddafi fue el genocidio de africanos en el país. No fueron tanto heridas involuntarias, sino la oveja negra que fue sacrificada en el altar de los intereses imperialistas. Las secuelas de este genocidio africano fue la escandalosa e increíble exhibición de africanos vendidos como “esclavos” en los mercados y bazares de Trípoli y Bengasi desde 2017.

Pero la parte más triste de toda esta saga es que el hombre que nominalmente lideró este nuevo genocidio africano es un supuesto africano llamado Barack Obama, un payaso que se creía el rey del Imperio Americano, pero no era más que su empleado a sueldo.

La ministro de defensa Grete Faremo agradece al personal militar que participó en el bombardeo a Libya en 2011.
Foto: Norges Fredsråd

El cosmos se convierte en la nueva pista de carreras de ‘los grandes’.

Videos y sucesos destacados.

Publicado en steigan.no -19. Febrero 2021 – Traducción: noruego.today

El júbilo estaba hasta el techo del centro espacial de la NASA en los Estados Unidos cuando se confirmó que la nave espacial Perserverance había hecho un aterrizaje suave en el cráter Jezero en el planeta Marte. Esto es parte del Programa de Exploración de de la NASA que tiene como objetivo investigar si existe o ha existido vida en el planeta.

Bilderesultater for Perserverance rover
Rover Perserverance. Ilustración: NASA

Una de las tareas es investigar la producción de oxígeno en la atmósfera de Marte con miras a prepararse para la futura colonización por terrestres.

Al mismo tiempo los expertos espaciales chinos se alegran de que su sonda espacial Tianwen-1 haya llegado a Marte y orbite alrededor del planeta. Todos los sistemas a bordo funcionan según lo planeado y la sonda está lista para realizar sus tareas. Es cierto que China ocupa el sexto lugar entre los países que han puesto una sonda hasta Marte. Los predecesores fueron la Unión Soviética, Estados Unidos, la Unión Europea, India y los Emiratos Arabes. Aquí hay imágenes del programa Tianwen.

Si todo va según lo planeado, China también dejará un carro que examinará la superficie de Marte y tomará muestras.

Impresión artística del vehículo de aterrizaje y rover de Marte de China, Tianwen-1
El rover a Marte de Tianwen-1, como el artista lo imagina en la superficie del planeta rojo. Imagen: CNSA

El rover estudiará también la geología y la atmósfera del planeta. Así que ahora los dos países más poderosos del mundo están en movimiento cada uno con su propio proyecto avanzado y ambos con el objetivo de facilitar la futura colonización.

Las ambiciones de China son crear bases tanto en la Luna como en Marte, inicialmente como instalaciones controladas por robots, pero el objetivo es la colonización con humanos y la utilización de los recursos allí. Estados Unidos tiene el mismo objetivo, por lo que ahora podemos afirmar que una nueva carrera de grandes potencias está en pleno apogeo. El peligro es que no solo hablaremos de investigación y explotación industrial, sino que también veremos una carrera militar contra nuestros vecinos más cercanos en el espacio. Es decir que es probable que los programas civiles también tengan o tendrán un lado militar.

En 2024, Estados Unidos está planeando un viaje tripulado a la luna en su llamado programa Artemis. Su objetivo es establecer un campamento base de Artemis en la luna para fines de esta década.

China enviará allí un buque no tripulado en 2023 como continuación del exitoso proyecto Chang’e-5. La nave espacial china Chang’e-5 aterrizó en la luna el 1 de diciembre de 2020. El aterrizaje suave fue filmado por la propia nave y todo parece haber ido según lo planeado. Este es el tercer aterrizaje lunar de China después de Chang’e 3 en 2013 y Chang’e 4 en 2019.

Estación Base 1 de China Mars en el desierto de Gobi
El futuro de China en Marte podría verse así: una maqueta de “Estación Base 1” en el desierto de Gobi.

Más adelante, el objetivo es construir bases de prueba robotizadas, algunas de las cuales se proyectarán en 3D en el sitio mismo. Pero probablemente sea solo el precursor de las estaciones espaciales tripuladas que podrían convertirse en realidad a principios de la década de 2030. China ya ha construido un prototipo para una estación como Yuegong-1 o Lunar Palace 1.

Tianwen-1 en marcha.