Investigación industrial alemana: «Coches modernos de combustión interna más limpios que los eléctricos».

Videos y sucesos destacados.


Por: steigan.no 23. noviembre 2020 – Trad.: noruego.today – (Algunos enlaces en otros idiomas).

Verein Deutscher Ingenieure (VDI) (Trad.: Asociación Alemana de Ingenieros) es una organización con más de 150.000 ingenieros y científicos. Más de 12.000 expertos procesan los últimos hallazgos cada año para promover la ubicación tecnológica. Establecida en 1856, la VDI es hoy la asociación de ingenieros más grande de Europa Occidental. El VDI no es un sindicato. La asociación promueve el avance de la tecnología y representa los intereses de los ingenieros y de las empresas de ingeniería en Alemania.

La Asociación Alemana de Ingenieros (Verein Deutscher Ingenieure) han realizado un gran estudio en el que comparan diferentes tipos de sistemas de energía para automóviles para ver qué tan amigables son con el medio ambiente. El estudio se titula en español «Informe ecológico para autos con diferentes tipos de motor». El estudio completo se puede descargar aquí. (en alemán).

La Comisión Europea y los gobiernos han invertido miles de millones de euros en cambiar a autos eléctricos y el gobierno noruego se encuentra entre los que han gastado más dineros fiscales en subsidiar los autos eléctricos, porque se supone que son amigables con el clima. Sin embargo, el estudio de ingeniería alemán muestra algo más. A continuación se muestra un resumen de las conclusiones:

  • Las baterías, las celdas de combustible y los motores de combustión interna todavía tienen un gran potencial para hacer una contribución significativa a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono. Si observamos las cualidades de los vehículos modernos con motores de combustión interna a menudo son incluso menos contaminantes que los vehículos eléctricos, concluye el estudio.
  • El problema de los motores eléctricos con baterías son los altos costos de energía y materiales en la producción. Según el resultado de este estudio, las medidas políticas radicales para apoyar la movilidad eléctrica parecen muy extrañas. Esto se debe a que tanto el gobierno alemán como la Comisión Europea establecieron un balance de dióxido de carbono de cero para los autos eléctricos, aunque tanto la construcción de las baterías y de la carrocería provocan emisiones de CO2.

El hecho de que el funcionamiento de las baterías en los coches eléctricos consuma mucha energía y en lo que respecta a la protección del medio ambiente sea también una tecnología muy problemática se demuestra habitualmente en accidentes con los coches eléctricos y el posterior desecho de las baterías usadas que deben tratarse como residuos muy tóxicos y peligrosos.

Solo cuando se realiza un análisis completo del ciclo de vida de las distintas alternativas motrices se puede evaluar cuan «limpias» son. Hoy en día, los motores de combustión interna modernos tienen una emisión total más baja que los autos eléctricos, pero ambas tecnologías pueden ser significativamente más limpias al medio ambiente, dice VDI.