Anders Breivik quién mató a 77: “Me dan mal trato en el penal”

Publicado: 2.3.2016

Breivik
Grabacion proceso comenzado en junio 2012.
Anders Breivik, el terrorista de extrema derecha noruego que mató a 77 personas en 2011 y que ahora pasa el tiempo jugando con su playstation en prisión, reclamó de trato “inhumano” y “degradante” lo cual fué rechazado por la justicia noruega.
En una audiencia a finales de este mes reclamó Breivik lo que vé como una violación a la Convención Europea de Derechos Humanos. A lo cual la Oficina del Fiscal General de Noruega ratificó sus condiciones de prisión.
“Las medidas que se han aplicado al demandante están bien dentro de los límites de lo permitido” y en virtud de la Convención, se afirma en un documento del gobierno publicado el miércoles.
El documento también describe las condiciones de reclusión de Breivik, que lo ve libre de moverse entre sus tres celdas – una para vivir, una para el estudio, y una tercera para el ejercicio.
Breivik tiene acceso a una televisión, juegos de video, y un ordenador que es “inhumano” pues no está conectado a Internet.
Breivik también pueda preparar su propia comida y lavar su ropa.
Si bien no se le permite estar junto con otros reclusos por motivos de seguridad, el abogado del estado Marius Emberland explicó que “no está totalmente excluido de todo contacto” pues se ve con los guardias y el personal profesional de la cárcel.
Al asesino de masas noruego Breivik, además se le admitió al curso (por correo) de ciencias políticas de la Universidad de Oslo. El abogado de Breivik, Oystein Storvik, que argumenta de manera diferente, señalaba que su cliente ha sido sometido “a aislamiento por casi cinco años” y está sufriendo “notorios daños por esa causa”.
Durante los primeros dos años de prisión de Breivik, su madre era el único no profesional que lo visitaba unos minutos. Ella murió de cáncer poco después.
Actualmente Breivk cumple una pena de 21 años, el plazo máximo según la ley noruega. su reclamo legal lo inició en octubre pasado.
Donde en una carta de noviembre del 2013 que envió a las autoridades de la prisión, incluía una lista de exigencias que quería se cumplieran sinó “iba a ir a una huelga de hambre a morir”.
Breivik cree que su morada en prisión y sus accesorios son un poco anticuados.  Una de sus demandas es el reemplazo de su anticuada consola Playstation 2  por la Playstation 3 que es más elegante.

Deja un comentario